23 diciembre 2004


EL ENIGMA DE OTRO MUNDO, de Christian Nyby, bajo la atenta producción de Howard Hawks, es el último objeto de mi confeso frikismo. Se trata de una vieja peli de ciencia ficción, de su época gloriosa, la América del paroxismo anticomunista.
¡Bufff, qué más cabe decir! Con esa intro ya queda claro lo que hay:

-una amenaza exterior (un extraterrestre terrible/risible, que amenaza a los habitantes de una estación en el polo) que no tiene nada que ver (no, no, que va..) con el comunismo soviético.
-Unos científicos que, inocentes, sólo piensan en el bien de la ciencia y el conocimiento, tonterías que sólo nos traerán problemas.
-Unos soldados que ejemplifican el compañerismo, el sentido común (matémosle antes de que él nos mate), el humor, la galantería… son guapos, valientes y nos defienden.
- Y una señorita que no importa un pijo.

Cosas como ésta se suelen atribuir a un contexto, y si antes picábamos, hoy no. Porque nuevamente estamos en tiempos de paroxismo en los Estados Unidos (ayer eran los Rusos, hoy los moros), de presidentes reaccionarios, de censura pacata. Y ni nos gusta ni lo minimizamos por un contexto político determinado.
Se es o no se es. Y Esta peli es reaccionaria y facha. Supongo que si eres facha te gustará. Yo no lo soy, y me hincha las pelotas todo su discurso.
A su favor, no obstante, cabe señalar el ambiente claustrofóbico que se genera en la segunda mitad de la peli, y alguna escena bien conseguida, como esa en que, en medio de la nieve, el grupo traza un círculo para localizar al forma de la nave hundida en el hielo.
Tampoco soy inmune a ese encanto chapucero de aquel cine de los cincuenta, con un monstruo otrora terrible y que hoy nos recuerda, por sus andares, a un Chiquito de la Calzada bailando a Duran Duran, o esa música ululante y misteriosa que acompaña los títulos de crédito.
Sí, ser friki es divertido.
·····
Posted by Hello

No hay comentarios: