12 abril 2005

¡OLVIDATE DE MÍ! ........................................................................................................


¿Nos reconciliamos con Jim Carrey?. Pues a este paso, creo que sí. Vale que el actor ha perpetrado la mascarada más molesta para la sensibilidad Europea, pero no cabe duda de que su caricatura es del gusto de la masa yanky (no hace sino llevar al puro desfase el modelo Jerry Lewis), y sin embargo de pascuas en ramos se saca una delicatessen como "El show de Truman", o su fenomenal recreación de Andy Kaufman en "Mano On the Moon". Ahora le toca, otra vez, implicarse en una actuación modélica, ajustada, de un individuo gris, triste, apagado.
ETERNAL SUNSHINE OF THE SPOTLESS MIND ( "El amanecer eterno de la mente impoluta"...precioso título, olvidad el fiasco hispano) es una historia de pérdidas. Pérdida de la memoria, de la felicidad, del amor y del sentido final de esto que es vivir. Una historia que desde un planteamiento de ciencia ficción, de tecnología imposible, se salta todas las reglas del género (aquí una clínica médica puede borrar de la mente los recuerdos dolorosos, como un ser amado que ya no quiere estar a tu lado, pero los gadgets científicos resultan cutres, aplicados por gente mediocre y en escenarios vulgares) para mirar dentro de la cabeza sometida a dicha tecnología. De ésto resulta un despliegue de cine imaginativo, desbordante de situaciones imposibles, que renuevan la comedia desde, dicen, influencias del francés Alan Resnais, icono de la nouvelle vague.
El guión es de Charlie Kaufman (que yo sepa, nada que ver con Andy... ya sería casualidad), quien ya firmó personales historias como "Cómo ser John Malkovich". La dirección, que se lleva la parte más suculenta del pastel (repetimos: imaginación a raudales), es del frances Michel Gondry, clásico contemporáneo en renovar el ¿arte? del video-clip.
En fin, hay que verla (video-club más cercano). Ya me diréis.
·····
Posted by Hello

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡Bienvenido de nuevo!!! ya se te echaba de menos en esos ratos muertos en el trabajo. Solo anotar lo obvio, que la peli no la he visto porque Carrey me da mucho miedo y el cine es muy,muy caro, pero sabiendo que esta es de las actuaciones "normales"(sin toda su colección de muecas corporales varias) puessss... aun así me temo que esperaré a una emisión televisiva o a que alguien se la baje, me da demasiado miedo.

Ignacio dijo...

Preciosa película, sí señor. E interesante por lo inhabituales que son este tipo de películas de ciencia ficción (completamente dentro del género) pero que evitan el género de aventuras y la estética futurista. Como es el caso, por cierto, de otra película seria de JC: El Show de Truman.

¿Gadgets cutres? Ni de coña.