28 agosto 2005

Paredes de Coura 05: Pixies

A media hora de Vigo, cruzando la frontera, en medio de un bosque y cerca de una playa fluvial, tenemos en Galicia una de esas citas más o menos obligadas, un muy digno sustituto a los FIB o Primavera Sound que nos ponen los dientes largos desde el Cantábrico.
Y este año algunos cabezas de cartel eran de la enjundia Nick Cave o los que, por supuesto, no podía perderme: Pixies.
Los duendes bostonianos fueron la bomba en el cambio de década ochentena-noventas. Su música, dulce y afilada, pop y hardcore, según por donde soplara el viento, puso orden en la maraña de ideas del underground, dando un mini de debut sorprendente, dos Obras Maestras del rock y dos discos más, notables ambos.
Pero en 1991 el líder, Black Francis (voz, segunda guitarra y compositor) decidió que el invento le aburría. Fin.
El año pasado, chequera mediante, los cuatro se reunieron para girar y la cosa funcionó. Buena sintonía entre los cuatro Pixies, que se dedican a no ensuciar su legado con nuevas grabaciones y a interpretar una obra ya clásica, con maestría y la inteligencia de ser concretos (las canciones, breves en su origen, son igualmente breves latigazos sobre el escenario, no cede la banda a la tentación del virtuosismo onanista, manteniendo así la pureza, la magia).
En Paredes, antes que su show, nos entretuvieron Hot Hot Heat, con su pop rock de sabor añejo (new wave-post punk), nos aburrieron The Roots, cruce petardo de rap y (aquí sí) virtuosismo hendrixiano que levanta cabeza en las partes más funk, y nos marearon Queens of the Stone Age, que por mucho que cuenten entre sus filas con Mark Lannegan, no pasan de cruce coñazo de post-grunge y nu-metal.
Y llegan Pixies.
Si hace días hablaba de U2, de su sentido del espectáculo, ahora nos encontramos en el extremo opuesto: Pixies son cuatro estatuas que apenas se dirigen al público, que posiblemente se disfrute más en sala pequeña, y que basan todo su crédito en un set blindado, sin espacios entre temas (casi imposible aplaudir; como en sus discos, el alarido final de un tema engarza con la guitarra que abre una nueva canción en un suma y sigue absorbente), y en la música. Y qué música.
Comienzan acústicos y tranquilos, y van picoteando por toda su discografía caminando lentamente desde ese surf pop delicado (Wave of mutilation versión tranqui) pasando por rock robusto y cortante (Monkey gone to heaven) para terminar con las desatadas y tremendas Tame, Planet of Sound oBroken Face. Todo impregnado de esas melodías extrañas, como de niño malo o de (obvio) duende travieso, marca de la casa.
Los noventa no se entienden sin Pixies.
Y yo contento, al verlos en carne y hueso (otra vez).


PD: The Arcade Fire también tocaron, grandes, embriagadores, locos...de lo mejor, sin duda. ¿Cómo podía olvidarme de ellos?.

6 comentarios:

Daniel dijo...

Bueno muchacho no todos tenemos tiempo de escribir, por lo menos miramos lo que nos envías...

Por cierto no estaba yo enterado de tal festival conn gente tan buena y no tan buena en tierras vecinas, podrías poner en tu blogg los festivales que sean de interes, aunque no se pueda ir por el momento algún día podré a lo mejor acompañado por mis criaturitas...

Anónimo dijo...

HOLA, QUERIDOS ARTISTAS VARIOPINTOS....;

Además de enviaros un abrazo, recordaros que, lo mejor del festival (aparte de Pixies), fue el grupo ARCADE FIRE..; grupo formado en la encantadora localidad viguesa que presta su nombre al mismo (grandes ostras!!!). Comenzaron tocando en circulos pequeños, localidades como CESANTES, ARCADE, REDONDELA, TEIS...; Hoy están casi, casi en primer plano musical (Paredes de Coura!!!). MORALEJA; Queremos los Pixies en Castrelos!!! (A SER POSIBLE CON TELONEROS COMO DIRE STRAITS!!!).

UN FUERTE ABRAZO!

Señor Punch dijo...

Sin duda, misterioso Anónimo, Arcade Fire fueron buenísimos. Ay la neurona, qué olvido!!!!.
Ved que ya he añadido postdata al asunto para reparar el lapsus.
Los CANADIENSES me encantaron ;)

Señor Punch dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Señor Punch dijo...

Gracias por el esfuerzo, Dani.
Se que estáis, es lo que cuenta. :)

El Nota dijo...

U2, los Pixies... No paras tío. ¡Que a los Pixies ya los habías visto no más hace un año! Y mientras tanto yo cojito en mi casa. Aaaah... mala familia, dando envidias al personal. Pues yo me fui a ver a Purita Campos al Salón de Coruña, ea.