06 noviembre 2005

La torre de babel................



Curiosa velada la de ayer noche. En agradable cena, objeto, sin duda, de miradas huidizas y curiosidad circundante, allí nos mezclamos unos cuantos amigos con londinenses de raza hindú y granadinas angloparlantes. El resultado fue una fluida y animada conversación en spanglish (todos hablábamos algo del otro idioma), donde las barreras se difuminaron, donde al calor de un orujo gallego alguien, con verdadera guasa, escondía la cuenta de la cena en los pliegues de su turbante, y donde, merced a los siempre benefactores vapores de lo etílico, todo acabó como acaban estas cosas, con Ramón, gallegoparlante, y Tariq (si no se escribe así, corríjaseme), inglés de origen pakistaní, arreglando el mundo. Fantástico. Y sano.
Por cierto, nota cívica: quienes después habíamos de tomar un volante, optamos por la cafeína.

No hay comentarios: