14 diciembre 2005


Discos ocultos:350 obras maestras de la música contemporánea por descubrir , por Juan Vitoria



Comentaba el otro día Eduard aquí de este libro como alternativa a los 1001. Respondía yo que aún no lo había catado. Bien, ayer me volví a pasar por la librería y ya está visto. ¿Y?.
Hombre, es una selección menos discutible, por no decir llanamente acertada. Pero ésto es otra cosa. En primer lugar el juego aquí es de uno, no de una encuesta entre muchos. Y, como sospechaba, es un libro más elitista (lo cual, pozí, implica que es una selección mucho mejor que la ofrecida por 1001 discos, donde se mezclan churras con merinas de un modo insultante). Pero es recomendación, yo diría, para los gourmets de la música, para los que de esto ya saben.
Lo es en tanto que desatiende a toda referencia obvia (Beatles o Bowie, para entendernos) y se centra en tesoros ocultos (Spacemen 3, los Nirvana de los 60...)que pueden ir de lo verdaderamente imprescindible a notas al margen que vienen a completar panoramas. En este sentido es ilógico conocer de los mentados Nirvana y no saber ni por asomo de, por ejemplo, el primer disco de Pink Floyd, un inevitable punto de fuga para la psicodelia (mmm...suponiendo que no se mente este disco, claro...bueno, es un ejemplo, con él ya me entienden).
Por eso, y siempre desde la cautela del mero vistazo (más o menos atento), recomiendo Discos olvidados por su osadía y acierto, por el buen gusto y el enciclopedismo (hay ahí dentro nombres, no pocos, que me sonaron a chino mandarín), pero siempre y cuando ya te resulten familiares bandas y discos como T Rex,Surrealistic Pillow, Hüsker Dü, Screamadelica, Television, Evol o Tortoise. De lo contrario, estás empezando la casa por el tejado.
Eso sí, gran portada, que no se de qué me suena :)

No hay comentarios: