08 diciembre 2005



Listitas.......................................................................

Como se acerca Navidad, Estodigo Obra Social pone a su disposición dos posibilidades de regalo bonito, noble adorno bibliográfico de estantería y a la par de tamaño discreto. Bien es cierto que si no eres defensor de las listas pues este flash no es para tí.
El otro día estuve ojeando dos libros, de 21x16 cm, tapa dura con sobrecubiertas y casi mil páginas profusamente ilustradas, que responden a los ridículos nombres de Los 1001 discos/películas que hay que escuchar/ver antes de morir(Ed Grijalbo). Repasos cronológicos y hasta ayer mismo (sin exagerar, se comentan el disco de M.I.A., pronto en sus pantallas en Estodigo, y Million Dollar Baby)

Vale, pues ya se puede hacer uno una idea. A menda le divierten estos listados, son fuente de nuevos descubrimientos y azuzan la curiosidad o el recuerdo, sobre todo si las listas responden a un criterio defendible.
¿Y cuál es aquí el criterio?.¿es defendible? Pues resumiendo, ni son todos los que están, ni están todos los que son. Vamos, que vale que se comenten indiscutibles del calibre de Beatles,Billie Wilder, Miles Davis, Coppola, Dylan, Griffith o Bowie. También agrada que se sepa de Spiritualized, Jim Jarmus, Wilco, Yimou o Happy Mondays, que han dado obras importantes lejos del circuito del salchicherío comercialoide. Pero también se destacan esos Grandes Clásicos Mediocres ("jebi" marulo y rancio, blockbuster made in Hollywood de la peor ralea,progresivos infumbles...), obras menores como Get Behind me Satan de los White Stripes o Gladiator (dentro de la propia obra de sus autores) y bazofia impensable para aparecer en ningún listado de "Lo Mejor" como Britney Spears o Top Gun. Todo acompañado de ausencias lamentables (destacar a Sigur Ros y olvidarse de Mogwai, por ejemplo, es un agravio comparativo de primer orden, como lo es ni mentar Olvidate de mí pero reseñar El club de los cinco).
Así, digamos que son éstas dos listas donde lo comercial y lo artístico no se anulan. Digamos, mejor, que si uno está tan loco como para agenciarse esos 2002 trabajos, pues obviamente tendrá una idea muy fundamentada de lo que el cine y la música del siglo XX han dado de sí. Lo bueno y lo malo.
De todos modos,funcionan como regalo y fuente de muchas lecturas, dos simpáticos y atractivos objetos al módico precio de... 35 €.

2 comentarios:

Eduard dijo...

Mejor Discos ocultos, de Juan Vitoria. Vale que no escribe bien (usa los signos de puntuación sin ningún tipo de criterio, por ejemplo) y que una cierta cantidad de discos de la lista no tienen nada de ocultos (Loveless, sin ir más lejos, que vale que no es un disco popular però está suficientemente descubierto como para considerarlo una joya perdida, vamos, digo yo), pero, aún con esos defectos, puede dar a pie a buscar un buen puñado de discos bastante recomendables.

Otra recomendación, aunque quizás conozcas la página: www.acclaimedmusic.net, que es una especie de compilación y puesta al día de todas las listas de crítica musical habidas y por haber desde los primeros tiempos del rock.

Otra página web similar, pero para cine: www.theyshootpictures.com

Señor Punch dijo...

De Discos Ocultos he leído, pero aún no lo he visto ;)
de todas formas me huele a menos generalista, más para entendidillos.
Los enlaces serán consultados, los desconocía.