10 diciembre 2005

M.I.A.-"Arular" .............................................................................................
Tengo que reconocer que lo mío no es el Hip-Hop. Salvo sobre papel no conozco mucho más que lo inevitable (Public Enemy allá, Mala Rodriguez aquí) y poco más. Además cuando lo intento desde mi mejor predisposición, pues no suelo acabar demasiado convencido, supongo que son las cosas del hermetismo de ciertos códigos propios al género. Vamos, como los superhéroes, que como ya saben, sí que disfruto, pero entiendo que no son accesibles a todo el personal... que hay que conocer algunas cosas y romper algunos prejuicios para disfrutar su juego
Últimamente se habla mucho (bueno, en Esa revista...) de valores frescos en eso del rapeo, que si Common, que si Kayne West...pero a mí quien me ha atrapado es una chavala que ha conseguido que disfrute como un loco con el género.
Maya Arulprasagam, 27 años años, sangre hindú, M.I.A. (Missing In Action) para los foros musiqueros, firma un debut que es un bombazo. Desata su verbo afilado y comprometido, rapea de un modo fascinante y juguetón, borda himnos con facilidad pasmosa, samplea con imaginación (bueno, eso su novio Diplo), y nos brinda ese disco de Hip Hop que va a gustar a quien no guste del Hip Hop.
Porque "Arular" viene para triunfar; Es música victoriosa, ritmos incansables, sonido chispeante inteligentemente producido (imaginación, gusto), es una voz que no naufraga en el flow ni en el uso de sonidos propios de folklores orientales, es una llamada vitalista a bailar sin dejar de pensar (pensar en la explotación machista, en la guerra, en el turismo sexual, en...), y lo hace en inglés, en tamil, y en cockney y slang neoyorkino sin inmutarse, sabedora de que tiene la mano ganadora: más singles imbatibles por minuto que ningun otro LP del año. Y es rap, sí, pero también pop, y música étnica, y sampladelia, y...


Sólo escuchen Galang, el (falso) cierre de Arular; es suficiente para caer fascinado. Y sí, hay más como ésa en este disco que, abajo los prejuicios, merece ser tenido en cuenta aunque seas fan del rock más auténtico y ultrapose del universo. Porque es una granada de colores que te estalla en los morros.


Por cierto, el collage de la portada es obra de la propia Maya, que también se defiende en esto de las artes plásticas (ha expuesto su obra, la chica)
UUUUU

No hay comentarios: