30 noviembre 2005

las cosas bien hechas, y las mal hechas ...........................

El panorama tebeístico anda enojado. ¿Recuerdan esta noticia? Sí, qué alegría comprobar que una editorial como Anagrama incorpora el cómic como forma válida de narración adulta a su colección Panorama de narrativas.
Ese evento, claro, trajo su cola y algunos artículos. Enlazo dos para su deleite, éste y aquel. Uno de ambos ha cabreado bastante, adivinen cual.

Más cosas muy muy bien hechas, una recuperación. Reconozco que cada cierto tiempo he de volver a los bucles de ruido blanco de las guitarras de My Bloody Valentine: ayer opté por refrescar Glider EP y Tremolo EP, los maxis previos a Loveless, el disco más infinito de la historia del rock. Ambos maxis se concretan como un "work in progress" hacia la perfección de su último Lp, dos perlas fascinantes que buscan la belleza en el caos.

26 noviembre 2005

LA BELLA Y LA BESTIA, Jean Cocteau, 1946.
Hace unas semanas Garci nos regalaba esta cinta, y como siempre que media el vídeo, he tardado lo mío en recuperarla...pero más vale tarde que nunca, y la experiencia ha valido la pena. Mucho. Sólo espero que, si no la visteis, os tiente a buscarla... lo que no sé si es fácil, si se puede encontrar editada en DVD, o algo. Desde luego, vale la pena.
Comienza La Bella y la Bestia desde el artificio: Es el propio Cocteau quien, tiza en ristre y sobre un encerado de pizarra, va garabateando los títulos de crédito, con la complicidad de sus actores. Despues, claqueta y acción, y nuevamente la voz del director detiene el "rodaje" para insertar un texto, lírica invitación a abandonar la realidad, a dejar salir al niño interior, a embelesarnos por el cuento y su magia.
Esta premisa es fundamental para entender las intenciones poéticas y estilizadas de esta película, una de las más bellas puertas a lo maravilloso que he tenido oportunidad de ver en pantalla (o para el caso la tele). Todo en la Bella y la Bestia ronda esta suspensión de realidad, este estado de ensueño y duermevela tan afín a la querencia surrealista de Cocteau, autor total, renacentista, tan director como poeta, pintor, músico o escenógrafo, pero que en este film encuentra el vehículo que aúne en una todas las artes.
La fotografía, la maravillosa y onírica escenografía, la dirección de actores, la música...todo invita a cruzar el espejo, y en verdad que La Bella y la Bestia te obliga a hacerlo, a asombrarte y a empaparte de la sencilla moraleja del film, el tópico de la belleza interior (inciso: no he podido evitar acordarme, no pocas veces, de El Hombre Elefante de Lynch al ver la cinta de Cocteau, de larga sombra, ciertamente).

Para apreciar la maestría de la dirección sólo hay que contrastar la forma de entrar en el castillo de la Bestia de dos personajes diferentes, un mismo motivo argumental (el de la entrada en el mundo mágico) resueltas desde dos opuestos:
El padre de Bella ve en ese castillo un mundo de oscuras amenazas, los travellings, silenciosos y amenazantes, pasan del actor aterrado a los ominosos pasillos de mágicos candelabros, separa ambos en un elegante movimiento de cámara y con empleo de sonido diegético (la campana de un reloj suena amenazante).
La irrución de Bella, muy al contrario, es rodada en planos generales que la integran en ese mismo castillo, y todo, gobernado por una música de ensueño, se rueda al ralentí, a cámara lenta, lo que refuerza esa sensación de integrarse en un espacio de maravillas más que de horrores.
No es el único ejemplo de aciertos, del exquisito buen estilo de Cocteau, pero los demás los dejo a vuestro personal disfrute de este clásico del Fantastique europeo, porque merece la pena: Hay que ver esas interpretaciones levemente envaradas, estilizadas. Hay que asombrarse con su fotografía de contrastes lumínicos tan caros al expresionismo, con sus imágenes turbadoras, propias del subconsciente, con su sencilla forma de transportarnos a otra realidad tan ajena al vacío de los efectos digitales del cine de hoy.
Hay que ver La Bella y la Bestia.

·····

25 noviembre 2005

mensajes del futuro y ecos del pasado.............................

Vayamos primero con los mensajes de lo que vendrá. Hoy, sustituída la bola de cristal por la pantalla catódica, advertimos el futuro en las señales televisivas. Ayer, sin ir más lejos, he visto la luz. En los guiñoles del plus, digo de Cuatro. Ahí estaban los monigotes, hablando de la nueva religión, el pastafarismo. La verdad se extiende entre los hombres.

Alabado sea el Flying Spagetti Monster.

Hay más mensajes de lo venidero, como esta preciosaimagen de la próxima "De Profundis", película de animación del gran Miguelanxo Prado, un gigante de la historieta patria.


También ha habido ecos del ayer. La culpa pueden echársela al... de este noviembre que acaba, y al disco que inclye (recomendado sin reservas, peazo recopilatorio)... un recorrido por la historia del sello de indie-rock Everlasting, un paseo por temas de Pixies, Pavement, The Breeders, Mercury Rev, Yo la Tengo y Mogwai, entre otros, que me hace regresar, magia, a los primeros noventa, a mis veitipico. Ya la época post-rock me pilló con más canas, y aunque el entusiasmo musical sigue ahí, intacto, pues como decía el cantante...no es lo mismo.

24 noviembre 2005

DEPECHE MODE-Playing the Angel (2005)
Lo comentaba hace semanas: "Precious", nuevo single de los de Basildon, volvía a poner a los Depeche en el buen camino y abría la esperanza a una recuperación.
Y Playing the Angel no va a defraudar esa sensación. De acuerdo que estamos hablando de una banda dinosaurio, y por tanto a estas alturas del partido el bacalao ya está cortado. No nos podemos engañar, y pocos artistas con veinte años a sus espaldas van a dar un disco que se señale como uno de sus momentos clave (Patti Smith o Tom Waits serían la notable excepción). Por eso, lo que resta es esperar que un nuevo DM venga cargado de buenas melodías, texturas electrónicas, y esa música para las masas que no renuncie ni al buen gusto ni a un sano espíritu moderadamente investigador, no acomodaticio.
"Playing the angel" retoma los oscurantismos de su sonido tecnológico, a veces ciertamente espesos, y devuelve al trío que fue cuarteto su capacidad de crear himnos sórdidos para la FM. No escasean bombazos radiables ("John the relevator", "Precious" o "Lillian"), pero también, y es un pero, a veces se descuida la propia canción en favor de esas texturas opacas, oscuras. Si el cuidado melódico no decayese en algunos cortes estaríamos hablando de un retorno glorioso.
Por otro lado la aportación de Gahan, vocalista, en la composición de tres temas es correcta, ni desmerece ni brilla, y abre nuevas expectativas a la banda (¿irá en futuras obras tomando peso Gahan, aportando matices...o al contrario lastrando el buen hacer de Martin Gore, lider en la sombra?).Por ahora, en fin, contentémonos con este disco que cumple, devuelve (tras un Exciter -2001- nefasto) al mito a su puesto de clásico respetable, y no los desvela agotados como U2 o perdidos como R.E.M.
UUUUU

22 noviembre 2005

Efemérides del 22 de Noviembre...
Hace muchos años...

- Vasco da Gama dobla el Cabo de Buena Esperanza.
- Nace Edwin Hubble, astrónomo estadounidense.
- Nace Chester Gould, creador de la historieta Dick Tracy.
- Muere Jack London.
- Fallece Leon Tolstoi.
- Nace Jorge Negrete, cantante y actor mexicano.
- La URSS hace estallar en Siberia una bomba de hidrógeno.
- Asesinan al presidente de los EE.UU. John Fitzgerald Kennedy, en Dallas.
- Juan Carlos I de Borbón jura como Rey de España.
- Dimite Margaret Thatcher como primera ministra del Reino Unido.

Y el año pasado...

-Nace Estodigo... oh!.

21 noviembre 2005

Diario de Avisos..........................................................
Por un lado tenemos en el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles (MOCA) y en el Hammer Museum de la Universidad de California sendas exposiciones sobre el Cómic como Arte (y lo dicen desde ese ámbito, ojo, a ver quién les lleva la contra y con qué autoridad).


Por otro, Anagrama, en su colección Panorama de narrativas, nos publica ésto. Adaptación de una novela de Paul Auster, La ciudad de cristal es uno de los mejores tebeos de los noventa y una compra absolutamente recomendada desde aquí. Búsquenlo en librerías generalistas, en la misma colección que publica a Sebald, McEwan, o al propio Auster.

Parece que la culturilla oficial, poco a poco, se hace eco de algo llamado Historieta.
Fotos "robadas" a La carcel de papel.

20 noviembre 2005

HELLBLAZER, de Jaime Delano y John Ridgway
A mediados de los ochenta hubo una editorial de cómics que se cansó de ser vieja. DC era la casa de los superhéroes más añejos que el mercado tenía (tiene), con el inaugural Superman a la cabeza y seguido de Batman, Flash, Wonder Woman... incluso fue pionera con el primer gran supergrupo, la Liga de la Justicia. Pero desde la irrupción en los sesenta de la bomba Marvel (Spiderman y compañía) no había sabido renovarse. Que moría lentamente, vamos.
Hubo, por supuesto, buenos tebeos DC en los setenta, autores sobresalientes e ideas competentes, pero la vieja editorial necesitaba un revulsivo, y éste no se dió hasta bien entrados los años ochenta, cuando un golpe de timón propició una conveniente tábula rasa con sus colecciones clásicas, y sobre todo la búsqueda de nuevas voces más allá de su propio territorio... eso es, buscar inspiración en plumas curtidas en Inglaterra. Alan Moore renovó el panorama con varias obras, una, la Cosa del Pantano, reconvertida en serie de terror angustiante, psicológico y escatológico.
En sus páginas creó un mago atípico, un inglés cínico y rodeado de misterio y pasado por descubrir. Jon Constantine caló profundo y se ganó su propia cabecera, cedida la pluma al no menos británico Jaime Délano. De su larga etapa se nos ha privado hasta hoy, si bien tenemos posteriores aportaciones de guionistas diversos. Pero todos sabíamos (frikilandia es pequeño) que Delano era la madre del cordero. Así que la noticia de que Hellblazer ("el que trae el infierno", o así) se publicaba desde su número 1 en serie mensual, ha levantado algo más que expectación.
Pues chimpum, y ya lo tengo. Un primer número que les comento por ser un pequeño cuento autoconclusivo, unas 60 páginas al noble precio de 3,50 €. Una ganga, caramelo de cata obligada para satisfacer la curiosidad.
Bueno, estos primeros números sí que fueron publicados, hace años, y están descatalogados. Y en mi caso olvidadísimos, de modo que casi es nueva lectura.
¿Y?.
Pues Hellblazer es, cómo no, un relato de terror puro, bien entendido, que maneja los hilos de la desazón a través de imágenes tan perturbadoras como la de ese cura poseído que se abalanza a comer la figura del Cristo crucificado de su altar. Terror que es grima, que repta por la columna y pesa en el cacumen. No sustos o borbotones sanguinolentos, eso no vale para los tebeos.
Delano plantea a Constantine como lo que es, un enigmático hijo de puta, cínico, bebedor, fumador empedernido y metido en magia negra. Un tipo con un pasado rico que, quizá, nos será desvelado poco a poco, entre historias de terror malsano con trasfondo social, como esta primera, la de un Íncubo que proviene de Africa y posee a los cuerpos consumiéndolos en un hambre insaciable.
Por su parte, John Ridgway ilustra las pesadillas urbanas de Delano con un estilo turbio, con carencias académicas (anatomía, perspectiva) que no empañan su labor de planificación de página, perfecta, su dominio del encuadre dentro de la viñeta, su entintado expresivo, sucio, perfecto dando el tono del relato.
Así pues, si gustáis del terror, de ése que te hace pensar mientras te corta un poco la respiración por su poder perturbqador, dadle una oportunidad a Hellblazer (pero, eso sí, no te hagas amigo de Jon, acabarás mal). Número uno ya en tu librería especializada más cercana. Número dos a la venta este mismo mes.
(((((

19 noviembre 2005


rindiendo cuentas; una semana tranquila ...

Pues poco movimiento esta semana, la verdad, como para tirar de Flashes innecesarios...así mejor recopilo cuatro cosillas:
Que andamos con Cuatro, que no arranca pero no ofende, y en lo que a series, están ahí, a horas intempestivas (por tanto no vistas) cosas como la vitriólica South Park, el anime (fama tiene) Ghost in the Shell, o la clásica Pantera Rosa. También hay que contar con la trillada pero siempre agradable Friends o, a quien guste, la Buffy Cazavampiros. Yo por ahora y de lo nuevo me quedo con Anatomía de Grey,de la cadena ABC, casa que nos brindó Perdidos y la menos conseguida (pero con sus cosas) Mujeres Desesperadas, una nueva serie de Hospitales que, pese a no ser género de mi agrado, parece que me quiso gustar.

Y mejor que la tele, la mula, que me ha permitido el visionado de un corto de la Keystone, productora pionera de la comedia silente (ergo, tortazos y carreras). Se trata de The Knockout, protagonizada por el otrora famoso Fatty Arbukle,con la aparición de los caóticos "Keystone Cops" (la brigada policial más histérica e inepta de la historia del cine) y un cameo de Chaplin que, literalmente, se come la pantalla.

Hubo alguna cosa más, algún tebeo,como el maravilloso clásico de aventuras Terry y los piratas,auténtica joya de los diarios nosteamericanos de los treinta/cuarenta del que me he comprado el tomo 5º(buen precio, una apuesta segura). Lástima que no respeten el color para las páginas que lo tenían (las que se corresponde no a tiras diarias si no a la plancha de los Domingos).

También hay una novela que ya contaré, al término, algún día, y nueva música que ya espera una entrada futura.
Ah, y un tratado "Hª y teoría de la Conservación y restauración artística", pero con esto ya no les aburro más.

17 noviembre 2005

GALACTICA 2003..............................................
Al principio fue un lugar muy lejano, donde se libró una Guerra de las Galaxias que (nos) marcó a toda una generación de infantes. Luego vinieron las calcamonías baratas. De ellas destacó, es un decir, una patosa serie de televisón, de la que por aquí nos colaron en pantalla grande el capítulo piloto. Por supuesto, fue otro éxito de taquilla, pese a que aquella historia de tintes bíblicos y plagios evidentes no se sostenía ni por un reparto patético ni por unos efectos especiales de verguenza ajena.
Pero, poderosa industria, en 2003 alguien decidió, no sin tino, que aquella historia que mezclaba la huída de Egipto del pueblo judío con el arca de Noé tenía su aquel, y que podía hacerse tábula rasa para hacer una nueva Galáctica desde cero y bien hecha. Y mira, algo hemos ganado, porque no está mal, la criatura...
Galácica se beneficia de un presupuesto holgado, que revierte en efectos especiales excelentes y un diseño de producción impecable. También de una hitoria pensada, con ideas interesantes, con personajes bien urdidos. Y de una tradición (ya no un único referente inmediato y a exprimir) y toda la imaginería de la ciencia ficción: Aquí hay trazos de la saga de Lucas, sí, pero también de Terminator, Babylon 5, Dune (o al menos esa enrarecida malsana sexualidad que supuran ciertas escenas, tan sórdidas, tan Lynch), o Blade Runner. También se agradece un plantel de actores que va de lo meramente correcto al carisma innegable de Edward G. Olmos (sí, el teniente Castillo de Miami Vice). Por beneficiarse, hasta se beneficia de la presencia turbia e hipnótica de una dama de muy buen ver, personificación de la nueva generación de robots Cylon, que sin duda ha mejorado desde los setenta (¿recuerda alguien aquellas latas de conserva con luz a lo coche fantástico en el visor? -ver fotito- ).


Pesa, eso sí, una estructura evidentemente televisiva, en la profusión de escenas paralelas y en la construcción de nudos dramáticos de acuerdo con las pausas publicitarias (fundidos en negro de ¡varios segundos!).
Y se puede ver que de aquí a, pongamos, quince años, esta Galáctica va a quedar como claro ejemplo de una época, la crisis post 11-S, por su clara filiación militarista, por su forma de contemplar sin cortapisas la destrucción, la hecatombe, por ese gusto por representar la noblezqa del pueblo agredido (¿vencido?), por su patriotismo de raíz republicana (culto a la figura presidencial), por ser un claro producto bélico de una nación, los U.S.A., que de hecho han inventado para este siglo XXI una nueva forma de guerra, diferente a lo visto hasta el siglo XX (pero ésto es ya otro tema).
·····

15 noviembre 2005


Otra forma de leer tebeos.......................................
A estas alturas del partido, ya todos sabéis que una de las intenciones de montar esta bitácora es publicitar un poquito esto de los tebeos.
Ya son unos cuantos los cómics que he reseñado, y siempre intento contagiar o inculcar un interés por el medio, por sus posibilidades ya no digo como arte (que sí), simplemente como medio eficaz para contar buenas historias, que entretienen, que emocionan...
Bueno, pues ya no hay excusa, y además no sé cómo me he olvidado de hablaros de esta interesantísima opción (no excluyente a rascarse un poco el bolsillo y comprarte alguna de mis recomendaciones...u otro tebeo cualquiera): los webcomics.
Algunos, además, son completamente gratuitos, como Cooper o Ballad, lo que no se riñe con su enorme calidad (a veces, qué contras, mayor que mucha historieta que se vende en soporte papel).
Les dejo tres enlaces: los anteriores y, para los curiosos, una revista on-line sobre cómic digital...en inglés, por supuesto, que acá a esas cosas de niños no se le presta atención..., the Webcomic Examiner.
Un consejo, naveguen en este mundo, verán que es vasto y adictivo (¡hasta hay tebeos con banda sonora!!!)
Y como soy bueno, les dejo dos ejemplos de webcómic (los arriba citados) para que alucinen como la vecina.


Bonito es.


14 noviembre 2005


los domingos son así........................................


...sobre todo cuando vienen cargados de inestabilidades atmosféricas y modorra congénita.
Son tontorrones y proclives a hacer de la tarde una oda a la galvana y al encefalograma relajado. El de ayer, sin ir más lejos y con la excusa (verídica) de una severa afonía, transcurrió sin poner un pie en la calle, y con un menú televisivo impagable:
De primero, una cinta ciertamente insufrible, potable sólo a los efectos de prolongar esa pereza física e intelectual. Hablo de Harry Potter y nosequemás...la segunda, para que me entiendan.

Luego me incorporé a Cuatro, que estrenaba teleserie con la siempre rutilante Patricia Arquette, una de videntes, Medium, que se dejó ver bastante bien, si uno olvida la chorrada de "basada en hechos y caracteres reales".
Y por último, el espacio del misterio misterioso, Cuarto Milenio, de Iker Giménez, que investigará con criterio (jaja) y rigor (jajaja) el mundo de lo paranormal.
Yo es ver el careto de idiota de ese chaval y ya disfruto. Por otro lado el tono, serio y tal, me recuerda aquella gloriosa "Puerta del misterio", del malogrado Dr. Gimenez del Oso, un grande de lo catódico.
Pues la verdad que entre magos, mediums y misterios, me ha quedado una tarde temática sin proponérmelo... como la noche de los sábados, vamos... no, si al final uno va a ser intelectualoide hasta sin proponérselo...

13 noviembre 2005


un juego, una lista.............................................
....................................................

El compañero bloggero Dr. Gonzo me lanza este simpático reto/juego, que recibo encantado. Se trata de elaborar una lista de canciones, en estricto orden de abecedario. Se supone que tengo que reenviar el asunto a cinco blogs más, pero como no me muevvo por esos terrenos, declaro que este camino está cerrado (si algun lector quiere adjuntarme su lista en lo comentarios, es libre de ello).
Mi lista no es sesuda, por lo que no busquen excesivos eclecticismos: he buscado lo primero que me venía a la cabeza, y luego, eso sí, he optado por el título más simpático del autor, o el más sujerente...vamos, que diga algo, que sea coñero, o irónico... Por aquello de que por lo menos la lectura sea agradable, aprovechable.

"Ecce listita":

Alice Donut- The bigger ass.
Beatles, the- Everybody has something to hide except for me and my moonkey.
Carter U.S.M-Sheriff fatman.
Chucho-Ricardo ardiendo.
Depeche Mode-Enjoy the silence.
Experience-Too much love.
Fugazi-Cassavettes.
Girls vs. Boys- The kinda music you like.
Hüsker Dü-Mew day rising.
Jesus and Mary Chain, the-Everything is allright when you´re down.
Kiko Veneno- Superhéroes de barrio.
Lambchop- Is a woman.
My Bloody Valentine-Soft as snow but warm inside (toma metáfora sexual).
Nomeansno-Why do they call me Mr. Happy?
Ñ-sólo se me ocurre Ñu, y como que paso palabra.
Orbital-Halicon+on+on.
Planetas, los-Himno generacional #83.
Queen-Radio Gaga (no me gustan NADA, pero ¡que título, oigan!).
Royal Trux-The banana question.
Sonic Youth-Youth against fascism.
Third Eye Foundation-There is a fight at the end of the tunnel.
U2-Daddy´s gonna pay for your crashed car.
Velvet Underground, the-All tomorrow´s parties.
XTC-Your dictionary.
Yo la Tengo-We´re an American band.
Zappa, Frank-Flower punk.

espero sea de su agrado...o al menos les gusten los rítulos, que a mí me parecen bastante jugosos.





12 noviembre 2005

DEATH CAB FOR CUTTIE-"Transatlanticism" (2003)

Me está bien empleado, por no dejarme embelesar por los cantos de sirena, por no creer en el sabio refranero (cuando el río suena...), por fiarme de la propia experiencia, como un mal apóstol.
Gibbard, lider de DCFC, me había pasmado con "Such great hights", la canción de presentación de su grupo paralelo, The Postal Service, proyecto de indietrónica que con esa canción opta al podio de la mejor del nuevo siglo (¿exagero? escúchenla, embriáguense por su ambrosía pop, por su arquitectura perfecta).
Sin embargo, ni el LP del Servicio Postal ni "The Photo Album", disco del grupo madre, me parecían nada del otro jueves. Disfrutables, poco más.
Por eso hasta hoy no había escuchado este LP, penúltimo ya de la banda (acaban de editar "Plans", para una multinacional), desoyendo a todas las voces y plumas que daban la señal de alarma.
Porque Transatlanticism es un disco que deja a aquellos dos citados a ras de suelo. Porque estamos, aquí, ante un disco memorable, que no oculta unas raíces emo-core cada vez más emo-pop, sensible aunque brioso (el disco comiena potente y distorsionado y crece hacia la sensibilidad y la melancolía), y que se deja enriquecer por los filtreos de su cantante con la electrónica, tanto en arreglos como, no pocas veces, en el esqueleto formal de los temas.
Si a todo esto añadimos la maravillosa voz de Gibbons y unas composiciones a de altura memorable para un disco, no obstante, que pide una escucha como un todo, no como mera suma de singles (y de estos, a patadas en Transatlanticisn), sólo podemos concluír que, realmente, me estaba perdiendo un discazo. Menos mal que nunca es tarde si la dicha es buena.. Y a por el nuevo, claro.
UUUUU

11 noviembre 2005

tonturas (o lecturas)
...............................................................................................................


Seamos frikis por un día.
O mejor; reconozcamos al niño que hubo.
Que sí, que a mí Galactus me puede.
De todos los personajes de los tebeos de mi infancia, es mi favorito indiscutible: Un semidios, de poder casi ilimitado, pero que para sobrevivir debe comer...¡mundos!. Eso mola. Además, sus poderes y su verborrea ("Galactus es el poder, Galactus hace lo que debe para sobrevivir, ¿qué son unos insignificantes mundos comparados con la voluntad de Galactus?"...como véis, con esa cháchara era un enemigo invencible...por soporífero) lo convierten en una perfecta divinidad pop, con ese diseño, mezcla de tecno sesentero y alucinación hipy. Pues mola.

El clásico Galactus, por Kirby, años 60


Ahora, en estos dosmiles tan modernos que vivimos, la Marvel, en su línea Ultimate (donde recicla y comienza de cero sus iconos, de Spiderman a los X-men, en general con poca gracia), nos va a traer de nuevo al Come Mundos hasta la Tierra, pobrecita ella, en tres arcos argumentales. Y aunque lo leído no da muchas esperanzas (ramplón, soso, malo), este niño grande no se lo va a perder.

El muy "fashion" Ultimate GahLacTus (o "pintan bastos"), 2005


10 noviembre 2005

SNOOPY Y CARLITOS ...........................................................
Me ha costado lo suyo terminar este tebeo. Sus casi 350 páginas recopilan, en un bonito volumen 1, y cronológicamente, las primerísimas tiras de Charlie Brown y compañía. Ha sido una lectura lenta, no he saltado la introducción ni los apéndices, todos magníficos (incluyen extensa entrevista con Schultz), y me he deleitado en ese dibujo sencillo, escueto, básico y rudimentario, de trazo duro, aún lejos el suave acabado de años posteriores y que es el que, finalmente, todos conoceremos. También he saboreado con tranquilidad la amargura que palpitan esos niños, porque en Carlitos y Snoopy no hay adultos, sólo niños (la voz del subconsciente de los adultos) y un perro (ya saben...). Humor con sabor agrio. Morna y desazón, un retrato desencantado y al tiempo cariñoso. Complejo. Adulto. Y me he parado a contemplar la prodigiosa técnica de Schultz como autor de comics, de tiras diarias para la prensa. Diría que él solito borra de un plumazo lo hecho hasta entonces y crea una nueva manera de hacer. Penauts (título original de la serie, cacahuetes, o mejor en su sentido metafórico, insignificante) se revela un auténtico vademecum de soluciones para hacer tiras cómicas (comedia agria ), y se viene aplicando desde entonces. Porque desde Mafalda hasta Calvin & Hobbes, pasando por tiras menos populares (la simpática Mutts), y hasta el cómic independiente de Seth o no pocos nuevos nombres de la Bande Dessinée franchute, la sombra de este genio abarca más, mucho más, de lo que sospechaba. Impresionado por este descubrimiento (siempre, todos, hemos leído algo de Carlitos, desperdigado, aquí y allá...merece la pena sumergirse en este voluminoso y exquisito tomo... o en los que le sigan, que ya el 2º está a la venta), sólo puedo concluir puntuando.
(((((
Insuperable.

09 noviembre 2005

BATMAN BEGINS(2005), de Cristopher Nolan.........................................................

La historia fílmica del hombre murciélago es más antigua de lo que a primera vista pudiera parecer. Su primer trasvase a la pantalla data de un serial, en blanco y negro, de los años 40. Esta es la reseña de The Batman (1943), extractada de DivXClásico:

"En su primera aparición en las pantallas el enmascarado de la Ciudad de Gotham lucha contra el Dr. Daka, cerebro japonés de un grupo de espionaje-sabotaje en estos tiempos de guerra. ¡Daka tiene un rayo de muerte radio-impulsado que pulveriza las paredes, un truco clásico para eliminar a los enemigos, y puede convertir a los hombres en zombis electrónicos que obedecen sus órdenes y transmiten por video al laboratorio de Daka!"

Poco más puedo decir, pues desde luego no lo he catado. Acaso confesar mis sospechas de que se trate de un simpático bodriete de serie Z.
Luego llegó la famosa serie de los 60, con el actor Adam West., mucho más conocida por su recuperación televisiva y en DVD. Paródica, infantil, payasa y descacharrante. Difícilmente aguantable, si no es como curiosidad o para reírse del resultado (así somos los frikis).
Del penúltimo intento, ya como superproducción de la Warner, se responsabilizó primero Tim Burton, excelente y personal en su apropiación del personaje (que hizo uno más de su galería de rarezas), y la degeneración camp de Schumacher (de sus pelis, sólo sufrí una, y suficiente).
Batman Begins la intuía una versión interesante, que podía acercarse más al espíritu del personaje, desde la pureza, que las patochadas sesenteras o la genial personalización del director de Big Fish. Esperaba un producto digno, inteligente, pulcro en la dirección de Cristopher "Memento" Nolan. Pero va a ser que no. O que a medias.
A ver, partiendo de la base de que el diseño de producción es notable, con esa Gotham de claros ecos a Blade Runner, y que la calidad sobresaliente de los actores aguante el film, hay demasiados ecos, préstamos, por ser suaves.
Y si en principio agrada que el grueso del asunto lo calquen del Año Uno, posiblemente uno de los diez mejores tebeos de los 80, comprobar que todo en general remite a cómics varios, me hace torcer el gesto: La preparación del héroe recuerda de nuevo a Miller, pero el de Daredevil (Elektra). La ciudad en el caos, a una saga reciente, Tierra de Nadie, el rollito zombi total de varios pasajes, a un cine que aquí no viene a cuento (eso, de zombis) y a una historia del murciélago (The Cult) francamente olvidable. Los pasillos del psiquiátrico, otra vez, nos llevan a "Arkham Asylum" en su desasosiego. Supongo que podría seguir , pero bueno, por otro lado, veamos el asunto con mirada virginal, cual quien de esos tebeos lo desconoce todo: ¿qué me encuentro?. Pues, de nuevo, un diseño de producción apabullante, un arranque decente, que explica hasta los límites de lo plausible las motivaciones del héroe y la adquisición de sus habilidades, y, otra vez, una de buenos y malos. Más plana de lo que pretende ser (ergo, es pretenciosa), de desarrollo confuso y anticlimático, y con un par de persecuciones cansinas, de esas que tanto deben molar en los U.S.A.
Y secundarios poco desarrollados (no diré Planos, sería pasarse).
Y chica guapa que podría ser la Novia (algo fuera de tono en las historias de un chalado mortificado por una necesidad de hacer la justicia como penitencia redentora de no se muy bien qué)
¿Ofende? No

¿Entretiene? Según el día, supongo, y a ratos.

¿Es la versión definitiva del murciélago? Ni mucho menos. No se, quizá ésta haya que buscarla en los dibujos animados.

Y en los cómics, por supuesto.

·····

08 noviembre 2005


el matiz y el detalle...............

Hace unos días hablábamos aquí de V de Vendetta, a propósito de la nueva edición. De lo acertado o no del formato gigante, de que menda desearia ver esta obra en su original blanco y negro (como empezó en su día, en Inglaterra, a ser publicada).
Para el lego en estas cosas de las viñetas, podrá acaso parecerle tema anecdótico, chorras. "Sólo son tebeos".
Ya saben de lo que pienso de esa gente tan cerril. Pero enfocando el tema... ¿no se merece respeto el trabajo duro, el cariño que pone un dibujante en cada una de las páginas que se esfuerza en dibujar, entintar, colorear (cuando tal) y rotular (esto es, escribir cada letra de cada viñeta, a mano, con pulso firme y caligrafía estudiada)?. Pienso que el respeto, ya no diré al arte de los cómics, sólo al trabajo ímprobo, pasa por respetar los deseos del autor y mimar el resultado final de la reproducción. Cuelgo primero dos muestras de V de Vendetta, para que vean cómo la cosa cambia (a unos les gustará más en color, a mí en blanco y negro, donde queda evidente el estudio de sombras, el dominio del pincel, el gusto expresionista...)...pero no hay duda de que es otra cosa)


















Y otro ejemplo; contrastad el rotulado mecánico,de imprenta, de Asterix en la edición española (sólo en algunos álbumes) ... ...contrastadlo, digo, con el original, ¿no mejora la cosa en la versión gala?
Por no hablar del respeto en la reproducción de los tonos, el grueso de la línea del entintado... os pongo otro ejemplo más evidente de lo fácil que es destrozar un tebeo con una mala reproducción (y os aseguro, aunque los "retoques" son míos, que hubo una edición de Little Nemo que no desmerecía del estrago que yo he creado con las bellas viñetas de Mc Cay)

Ahora, comparen.

Pues bien...cosas así, digo, pasan no pocas veces.

Porque ni se respeta el trabajo de los autores de historieta, ni se cree en los valores de este arte (¿cuantos de ustedes, lectores, tuercen el gesto al ver ligadas la palabra Arte y Cómic?).

Aunque vamos mejorando, menos mal.

06 noviembre 2005

La torre de babel................



Curiosa velada la de ayer noche. En agradable cena, objeto, sin duda, de miradas huidizas y curiosidad circundante, allí nos mezclamos unos cuantos amigos con londinenses de raza hindú y granadinas angloparlantes. El resultado fue una fluida y animada conversación en spanglish (todos hablábamos algo del otro idioma), donde las barreras se difuminaron, donde al calor de un orujo gallego alguien, con verdadera guasa, escondía la cuenta de la cena en los pliegues de su turbante, y donde, merced a los siempre benefactores vapores de lo etílico, todo acabó como acaban estas cosas, con Ramón, gallegoparlante, y Tariq (si no se escribe así, corríjaseme), inglés de origen pakistaní, arreglando el mundo. Fantástico. Y sano.
Por cierto, nota cívica: quienes después habíamos de tomar un volante, optamos por la cafeína.

02 noviembre 2005

ANTONY AND THE JOHNSONS: I am a Bird Now.................
Joaquín Luqui diría que "tú lo sabías, yo lo sabía...será 3, 2 ó 1!!!!!!"
Vale, seamos serios y digamos que en una porra sobre quién se va a comer el mundo de aquí a unos meses, Antony and the Johnsons tiene las de ganar. Su impresionante voz ya se empieza a filtrar en el Nuevo Vehículo Cultural de los mass-media: la publi.
Sí, estos días se puede escuchar la música de Anthony en un anuncio de una película ("La Vida Secreta de las Palabras", de Isabel Coixet, con Tim Robbins..supongo que será su banda sonora), en cortinillas de radio, y auguro que en anuncios y, en un tiempo prudencial, en los 40 Principalísimos (sin prisas, que la radiofórmula va a su ritmo...quizá convenga reeditar su último disco, de este mismo 2005, con algún temita extra). Y no me extraña, dado el hipnótico efecto que puede tener su trémula voz de tenor (o castrati, según), y su androginia, tan del gusto de la escandalera "soft" (recordemos a Boy George, un antecedente políticamente correcto de Anthony), que este homosexual romántico y decadente termine llevandose el gato al agua.
Curtido en el submundo de la marginalidad neoyorkina, el inglés parece nacido para esta música afectada y ampulosa, tan deudora del cabaret europeo como del soul negro, tan exquisita en sus arreglos clasicistas como despendolada en la afectación de su interpretación.
Y por encima de todo, más allá de cualquier pero (en principio este estilo grandilocuente e impostado no tendría que convencerme), se impone su timbre excepcional que navega entre la ópera y Nina Simone, trémulo, fragil y doliente. Impresionante.
La primera vez que lo escuché fue como invitado en un tema de Rufus Wainright (ojo con él, recomendación sin reservas), y ya te noquea. Quieres más, quieres un disco entero, un disco de él. Y ese disco puede ser este "I am Bird Now", donde se deja arropar por invitados ilustres (Devendra Banhart, el mentado Rufus), famosos (Boy George) y legendarios (Lou Reed) para rematar un disco que responde a las espectativas: romántico, decadente, abarrotado y exquisito.
En fin, que se ve, se siente. Sólo necesita almibarar un poco su repertorio, bajar los octanos de dramatismo y reforzar su cancionero con melodías chispeantes... y que se hechen a temblar los cantantes melódicos del mundo entero, que se va a comer el mercado él solito. Y yo me alegraré.
UUUUU

01 noviembre 2005



onomástica..............................................

Por cierto que casi se me pasa, que hoy es un día a señalar...el día de todos los santos...pues habrá que recordar al Santo más plateado, psicotrópico descacharrante y cutre de la historia, digo yo.