04 enero 2006

ya vienen, ya............................................
... y yo, pues se imaginan: Paquetes, ideas para no gastar, regalos creativos... liados, andamos. Y participar el la blogosfera como señor punch, que me he tomado un día de relax puro.
Y lecturas sencillas, de coloridos pijamas (Wonder Woman, un número 1 de presentación del nuevo guionista que es poca cosa, sí, poco -nada- original, cierto, pero bien contada, no ofende y maneja tópicos con humor y criterio...a ver cómo sigue).


También suena el último Paul McCartney, que no reluce lo que las crónicas cuentan, pero se deja escuchar. Y se agradece ese cierto tono oscuro, tristón.Y la portada, potita.
Y ayer nos ojeamos la nueva de Telecinco,Vientos de agua, que el elenco de actores auguraba algo. No sé qué, pero algo. Y, sí, parece, por lo visto (ya saben cómo se ven ahora las teleseries:

Se empieza por la tele y a la 2ª tanda de anuncios le das al vídeo y a otra cosa), que puede haber chicha, ya que se aprecian, al menos, tres cosas a aplaudir: buenas interpretaciones, factura técnica impecable, y pequeñas osadías de espaldas a la galería como el uso de Bable subtitulado o la alternancia de dos tiempos distintos sin más aviso o aclaración. Tiempos, lugares...demasiado distintos como para que uno se pierda, diría yo... pero como los mass cada vez se esfuerzan menos, ésto ya parece una osadía. Vale, no es descubrir la pólvora, pero frente al aborregamiento general de la producción televisiva nacional, donde todo es mediocre y bien masticadito, no sea que el televidente zapée, por ahora lo aplaudo. Si evitan un poco el tópico argumental, puede ser una cita semanal. Si no, siempre nos quedará Hector Alterio. hay, no obstante, un poso de descreimiento. Pocas teleseries de las que se emiten aguantan el embite de lo novedoso, y terminan reiterativas y aburridas.

2 comentarios:

Eduard dijo...

Pues sí, vuelven los cómics de grapa de DC: le hace sentirse a uno casi niño, la verdad, recordando aquellos tiempos de Zinco. El de Wonder Woman, pues como dices tú, simplemente entretenido, bien contado, aunque los que se han leído la etapa de Rucka dicen que la serie no va a ningún sitio. Mejor, en cualquier caso, el Flash (aunque aquí la etapa por la que comienza la grapa es a mitad de trayectoria del guionista) o los Titanes de Geoff Johns, que tampoco inventa nada, que no es un cómic sobresaliente, pero que al menos justifica algo más el formato con algunos cliffhanger interesantes. Lástima que los cómics de SH de ahora cuenten tan pocas cosas: lo que ahora desarrollan en multitud de miniseries, crossovers, y demás, Lee y Kirby, por ejemplo, lo decían (y, a menudo, mejor y con más innovación), en un par de ejemplares a lo sumo.

Y el mes que viene, la bomba... el Príncipe Valiente. Esperemos que la edición merezca la pena.

En cuanto al último de McCartney, efectivamente, no es una joya como se ha dicho en algunos sitios, pero es un buen disco. Es algo repetitivo y flojea, a mi modo de ver, a medida que avanza pero contiene algunas canciones deliciosas como los cortes 2, 3 (aunque sea un refrito de Blackbird del White Album), 4 y 5 en la primera parte del disco y el 9 en la segunda. Lástima que el single de presentación fuera el primer corte, que, además de ser algo mediocre, no da indicios del tono general del disco.

Por cierto, para mí el mejor disco del año, el Want Two de Rufus Wainwright, y eso que me da la sensación de que este hombre todavía está creciendo.

Y bueno, aprovecho para felicitar el año que hacía unas semanas que no me pasaba por aquí. Saludos!

Señor Punch dijo...

Pues bienvenido tu repaso rápido por la grapa DC, que se agradece dado el nuevo estilo de Planeta (nada de correo ni de información de sus series, que aunque fuera publicitarse, pues algo ilustra siempre, un texto por algún lado)que alguien te comente algo.

"Want Two" es impresionante. Pero, bueno, no tanto como las tres guerreras... cuestión de gustos, o casi, puestos en estas alturas estratosféricas, es cuestión de matices o de cómo me pilles el día ;)

Y feliz año, claro.