12 febrero 2006

EL PRÍNCIPE VALIENTE 1: UN SERIAL EN ESTODIGO.

A raíz de la nueva edición por parte de Planeta de Agotini de la esencial obra de Harold Foster, “Príncipe Valiente”, se ha montado un fenomenal revuelo en la red que derivó en varias direcciones, todas ellas interesantes y de las que, pasada la tormenta, me apetece hablaros.
Como soy consciente de que mi nutrido club de fans no es en términos generales entendido en historieta, planteo, por aquello de no mazar al respetable con la palabra escrita, una serie de entregas más o menos breves pero concatenadas, donde poner cada cosa en su sitio, presentar la obra, su contexto, su importancia y sus polémicas, las que arrastra de un modo casi tradicional, y las surgidas a raíz de esta nueva edición.
Me permito, en el camino, citar, fusilar incluso, a fuentes de peso, no lo dudéis, muy superior al mío en lo que a conocimientos y dominio del medio se trata. Pos supuesto, esas fuentes se acreditarán y enlazarán, y en la medida de mis posibilidades serán avisadas de mi “expolio” de sus ideas, por si estiman conveniente puntualizarme algo (que yo encantado).

Aquí, pronto leerán análisis sesudos, disputas severas y construidas sobre razonamientos minuciosos, cartas de admiración y gratitud hacia un tebeo... Es normal que desde fuera se vean estos asuntos con asombro y condescendencia ("¿cómo se puede hablar de estos temas, si sólo son tebeos?" es la frase). Pues yo, aquí, tengo un objetivo: Ojalá quien esté "pez" en todas estas cosas guste de este pequeño intento por "abducirle" a un mundo maravilloso. Si le contagio el amor que unos cuantos pocos locos sentimos hacia las viñetas, si se impregnan de este sentido del respeto hacia el clásico que nos encamina hacia disputas (cordiales) y textos empapados en cariño verdadero, si entran en el mar de sensaciones que sólo la pulpa de unos papeles mancillada con narraciones dibujadas puede provocar... y si al final de este "serial" algo sacan en limpio, bien para darme la razón bien para quitármela, yo contento.

No hay comentarios: