17 febrero 2006

PRÍNCIPE VALIENTE 6:La edición de Planeta.
La editorial Planeta anunció, hace tiempo, que se disponía a recuperar la obra de Foster. Ésta sería la Gran Ocasión para hacerse con Príncipe Valiente en su edición definitiva en castellano. Se sabía que Adolfo García había estado trabajando, de modo altruísta, en la restauración del tebeo, de algunaas de sus planchas, y que sus resultados habían asombrado a Planeta. Planchas trabajadas por García fueron expuestas y alabadas. Era, parecía, la definitiva. Por fin.
Pues no. Porque esta nueva edición ha supuesto una revolución en el mundillo: Por todas partes los aficionados regurgitan sapos y y culebras, y los expertos tampoco parecen contentos.
Sí se defiende que la reproducción respeta como nunca la línea, el detalle de las tintas de Foster. Sí se supone una traducción cuidada y una rotulación (recuerden, la caligrafía) adecuada.
Pero el color… ese color…


El evidente uso del retoque infográfico, empleado desde una sensibilidad tan de hoy, tan dosmiles, ha sido criticado. Con saña.
Así, y al respecto, Rafa Marín comentó:
Parece haber un exceso de color: los cielos de muchas tonalidades inexistentes, cada detallito que se ilumina en demasía (lo que obliga, en ocasiones, a rotular en blanco). Casi podríamos decir que el color no parece al servicio de la historia, sino al contrario
Pepo Pérez, en la misma línea, critica en su blog:
El coloreado está hecho al gusto de ahora, y no respeta ni el espíritu ni la letra del color que aparecieron en las planchas originales de Foster. Cuando digo al gusto de ahora, lo digo peyorativamente, porque me estoy refiriendo a ese gusto por el color hortera y antinarrativo donde el Photoshop canta por alegrías con todos sus filtros, pinceles húmedos y acuarelados, degradados, efectos de aerógrafo y paletas de miles de tonalidades, todas ellas de colores saturados y utilizadas a ser posible en una misma viñeta.
Álvaro Pons, en su Cárcel, comenta, algo más benévolo pero igualmente severo:
Es cierto que Foster usaba las acuarelas para matizar levemente la iluminación que daba con las tintas y en las planchas de periódico se puede ver perfectamente como las cotas de malla se iluminaban con el color y como las sombras eran ligeramente resaltadas con el color. Pero en la edición de Planeta, el colorista, al intentar reproducir estos efectos, ha pecado de dos grandes errores: primero, exagerarlos en exceso, perdiendo esa elegancia inicial de Foster; segundo, y más grave, cometer errores de principiante en la iluminación. En la generación de volúmenes no se mantiene una uniformidad de la iluminación, de forma que, en una misma figura, parece que la iluminación es distinta en cada zona (…)Afortunadamente, este error no es sistemático en todas las páginas y se dan muchas planchas en las que apenas se intenta buscar este efecto, logrando una más que correcta coloración.

Resumiendo: Se defiende esta edición por sus virtudes (traducción, rotuación y sobre todo limpieza de la maravillosa línea de Foster...comparen las viñetas que Pons colgó en su blog, la primera de Ediciones B, la segunda de Planeta)

Aquí la de Ed. B:

Y la nueva de Planeta:...pero se evidencian fallos que la alejan de la ideal. Se cuenta de la francesa de la editorial Zenda, y a juzgar por la muestra que encontré, diría que, efectivamente, es por o menos muy buena… también he leído críticas, precisamente en los comentarios vertidos por Jose Pablo Vergara en el anterior enlace de Pons, así que lo mejor les dejo una foto de esta edición,para que comparen y saquen conclusiones).

(Página de la edición francesa -Zenda-)

Resumiendo: se ha criticado este nuevo coloreado de Planeta, se ha hablado de su restauración, de lo fallido del enfoque y de que ésta ha sido una oportundad perdida.
Quizás.
O quizás tengamos que matizar.
Porque, desde luego, ésto no es una restautración, ni muchísimo menos. Seguimos mañana, y les contaré algunas cosas de la restauracón de arte, tal como hoy se entiende (porque eso soy, restaurador, y si de algo entiendo, es de criterios de restauración, mucho o poco, pero algo).

2 comentarios:

Pedro Vecino dijo...

Yo utilicé mucha saña sobre el tema, quizás demasiada. Mea culpa. La verdad es que el coloreado me da mucha cosa. Tengo ganas de ver tu opinión sobre el tema.

Señor Punch dijo...

mñaana, Pedro, mi opinión como restaurador de todo el asunto (si eres habitual de conC, ya sabes.
Pasado, fin de fiesta, con mi posicionamiento ...que permíteme mantener el intríngulis sobre eso, que es lo que me queda para pillaros a los que no necesitáis que os expliquen nada sobre Foster y su obra ;)