31 mayo 2006

Mclusky- Mclusky Do Dallas (2002)

Qué pena llegar tarde a los restos de una banda recién fenecida, para comprobar que eran de las que me gustan, de las que devuelven a la palabra rock su sentido pleno. Como Shellac, Fugazi o Pixies, y quizás encontrando el punto medio de tan tremebundo triángulo de música angulosa, feroz y cerebral, aliñada con los ladridos del hardcore y servida muy cruda pero plagada de acierto melódico.
"...Do Dallas" es el segundo de sus tres discos. Una bomba de esas que enseño para que se me entienda cuando afirmo que la música Heavy (Jevi, el marulo, no el metal más extremo, que juega otra liga) es un flanín artificioso para adolescentes. Aquí no hay pose, no hay melenitas llongueras ni guardarropía robado en un cameino de Star Trek (convenientemente tuneado con pinchitos y teñido de negro). Ni musicuchos obsesionados con el virtuosismo: Estos tres escupían angustia y bilis, mordían e infectaban, con rabia, haciendo de sus tres instrumentos verdaderas metralletas de ira: Apártate de su camino, o báilalo hasta morder a su lado a todo lo que se te ponga delante.
“Mi amor es más grande que el tuyo, ¡cántalo!”. Sólo por ese estribillo herido e hiriente este disco mereció, en su día, más suerte.
Yo los descubro ahora, que se publicita un recopilatorio. Nunca es tarde si te la dan en los morros.
UUUUU


2 comentarios:

El Nota dijo...

Pues no sé, a mí siempre me funcionó. Per sí me extraño que no lo usases cuando murió Grant McLennand. ¿Será que han tenido que cerrar el servicio?

Señor Punch dijo...

no lo usé porque no era una crítica de un disco :)
Y no funciona, en el sentido de que este finde hablé con amigos que simplemente intentándolo, no consiguieron escuchar alguna de las canciones ofrecidas, así que...