01 junio 2006

de teles y moscas

Con todo el asunto de La Señora (descanse en paz, que no le tengo yo ninguna aversión... ni mayores simpatías, vamos...que no es ella el objeto de este asunto, en el fondo)me doy cuenta de cómo la caja-no-tan-tonta ha sufrido una terrible mutación:

De los viejos, lejanos tiempos, cuando ¿se acuerdan? una mosca, La Mosca de la Tele, se cruzaba por aquí y por allá, simpática, en un concurso sano donde había que localizar en qué momento o corte publicitario nos saludaba cordial y bailarina (y algún premio se ganaba en ello, pero no recuerdo)...
hemos pasado, mutado, a una auténtica Telemosca, sucia, carroñera, capaz de revolotear impúdica alrededor del presunto finado, para hacer su espectáculo pasándose por el forro principios básicos como el derecho a la intimidad o a la dignidad.
Sí, La Telemosca, años dándole caña a La Señora, husmea desvergonzada y ruidosa, y relame sus patitas velludas y negras al olor de La Parca, sabedora de que es caudal de audiencias mezquinas.
Qué asco, la telemosca... es un bicho sucio, mejor no se acerquen o les manchará.

2 comentarios:

Rafa T. dijo...

Acaba de salir en la radio una abanderada de la llamada prensa rosa, que ante la acusación de la perversión de este tipo de prensa se defiende diciendo "bueno, no fue un canal rosa, sino la CNN, el que dio anticipada y equivocadamente el luctuoso anuncio" ... y por tanto ya no es tan escandaloso esos 100 periodistas en la puerta de la chipionera esperando a que pasase la guadaña ... Así de mal están las cosas.
Un saludo.

laputalavirgen dijo...

la televisión es asquerosa, pero bueno... tranquilos,

ya pasó con franco, la diñó y entonces llegó el depravado del almodovar y toda la movida madrileña, llegaron los yonquis, las putas se volvieron policromáticas, etc,

con la televisión pasa igual, dejó de ser pública y se volvió privada, ahora mismo tenemos chulapos y putas a espuertas, es parte del proceso natural evolutivo, no sé porqué siempre lo hacemos así, desevolucionamos y luego... damos el salto, es como si cogiéramos carrerilla, supongo que en vista a nuestro acomodado existir nos imponemos obstáculos virtuales a superar, no hay necesidad de una televisión basura o no debiera, pero como somos tan burros... necesitamos de espolearnos para arrancar el paso,

tranquilos que pasará,

aysss... si franco levantara la cabeza...

Saludos membrales.

Slt.