25 junio 2006

LOS COMBATES COTIDIANOS,de Manu Larcenet


Manu Larcenet era uno de esos autores que, tarde o temprano, debía caer en mis manos y engrosar mi librería. Francés protagonista, o al menos integrante, de esa Nouvelle Bd que, ya saben, tanto me suele gustar, hace ya unos años que se publica en España.
Este Los combates cotidianos inauguraba una serie de corte intimista, o directamente biográfica o semibiográfica, que puede (debería) ser conocida y disfrutada más allá del reducido círculo de lectores de tebeos: en su tema, introspectivo, existencial y afable, están escondidas sus armas de seducción, en una cotidianidad amable y a la vez angustiada, la de ese fotógrafo de guerra que decide dejar de trabajar y retirarse al campo, suerte de joven Woody Allen rural que tendrá que lidiar con sus padres, con su nuevo y rústico vecindario y, no podía ser menos, con el amor encontrado y su plena asunción.
Sorprende la calidad del dibujo, que diría impresionista a la hora de reflejar la atmósfera campestre, plácida, orgánica, pero sin usar técnicas pictóricas si no un trazo sencillo y un colorido infográfico acertadísimo (una delicia, la distribución de tonalidades en cada página).
Si a ello sumamos una buena caracterización de sus personajes, su habilidad como dialoguista, y le restamos como leve "pero" un cierto exceso en el uso del silencio, del “angel que pasa” con intenciones expresivas (abusa, reconozcámoslo), tenemos un muy buen tebeo, de los que no defrauda, de los que emociona.
(((((

3 comentarios:

Alec Holland dijo...

Estupendo tebeo, a mi me emocionó muchísimo y me resultó muy cercano. La semana pasada leí el segundo tomo y no me defraudó nada, así que... a por él!

Señor Punch dijo...

sí, pero va a tardar...
me han regalado los dos editados de las "aventuras rocambolescas", también de Larcenet, y tengo una pila de tebeos con retraso (¡alguno desde Enero!) así que por ahora, en la cola :)

Elisabetta dijo...

Me encantaron los dos tomos de 'Los Combates Cotidianos'. Me gustaron aún más las aventuras de Van Gogh y Freud...
Pruebe a añadir a su pila de lecturas pendientes (aún a riesgo de desmoronamiento!) 'El retorno a la tierra'. Desde mi punto de vista (y aunque las tiras cómicas se consideren generalmente 'de segunda') no tiene nada que envidiar a los anteriores. Pero quizá se aporque siempre he pensado que el humor es mucho más complicado que cualquier otro género...
No sé, en cualquier caso, a mí este tebeo me dejó muy buen sabor de boca. Un saludo.