17 julio 2006

YO LA TENGO Is Murdering the Classics

Éste seguramente no sea tu disco, y te lo desaconsejo. Salvo, y entonces hablamos el mismo idioma, que seas un fan de los de Hoboken.
Vamos por partes, primero la banda: Yo La Tengo es un trío en activo desde el 85 y que, paso a paso, sobre todo desde los noventa, ha cimentado una trayectoria sin mácula, perfecta, envidiable, partiendo de la Velvet Underground para crear una música propia, cercana, sencilla, que bascula de las caricias de terciopelo al arañazo más incómodo, siempre con un pie en la psicodelia y el resto del cuerpo en el indie rock (que ellos han casi moldeado, por cierto: cuántas bandas les deben todo a Ira y compañía).
Luego, el detalle. Yo La tengo llevan diez años pasándose un día por una emisora neoyorkina, para una acción benéfica: a cambio de un dinerillo por parte del oyente, ellos se prestan, en vivo y en directo, a cantar la versión de cualquier (cualquier, repito) tema que esos oyentes les propongan. Sin trampa ni cartón, llama si quieres.

¿Los resultados de tal disparate? Pues eso lo podéis comprobar en Yo La Tengo Is Murdering the classics, explícito título (y genial portada de Adrian Tomine) para un cd genial, no por resultados (patateros muchas veces) sino por todo lo que lo rodea. Hay, claro, versiones decentes, esas que tocan a LouReed, The Stooges y otras vacas sagradas afines al grupo.

Pero… ¿qué se puede hacer cuando te piden el himno de los Niks, el equipo de baseball de Nueva York? ¿O un tema de los…Eurythmics, o cualquier otra cosa totalmente opuesta a la filosofía de Yo La Tengo? Pues divertirte, tomarlo a chirigota y salir del paso como puedes, aguantando la risa (o no aguantándola, a veces) y yendo rapidito.Y lo mejor, ese Route 66 que les canta una niña, se diría chuleta en mano, a toda leche, sin ton ni son, lo que hace imposible llevar un ritmo lógico (ya de la melodía ni hablamos). Un desastre ante el que sólo cabe quitarse el sombrero.

UUUUU

En fin, es éste un recopilatorio divertidísimo…pero eso sí, sólo apto para fans (sonido pobre, instrumentación precaria, voces desafinadas no pocas veces…). Si no conocen al grupo, les remito, mejor, a su discografía oficial, por ejemplo el I can hear the heart beating as one, o esperar al próximo Septiembre, cuando salga su nuevo trabajo (de previsible título, “I’m not afraid of ou and I will beat your ass". Pero si quieren éste y sólo éste, sepan que no se vende en tiendas, se vende aquí.

Y como este es un disco de versiones en directo, aquí, Yo LA Tengo, en directo, versionean a sus satánicas majestades:


2 comentarios:

fnaranjo dijo...

:-D

Alfonso dijo...

me baje el cd y suena amateur pero con encanto, como todo lo que hacen YLT. No sabia a próposito de qué habían sacado el cd asi que me sirvio tu comentario.