16 agosto 2006

...din que chove...

Ésto se acabó.

Hoy la cosa está así


que llueve, vamos...y a base de bien.

Y va a seguir lloviendo.
Yo, hombre prevenido, y para su tranquilidad, por si la cosa va a más, ya he conseguido los planos, así que no problemo, amigos...
Ahora, y en serio, sí que hay problemas: el agua arrastrará las cenizas a los ríos, a los mares, y causará daños, ecológicos y económicos (simplenente piensen en las bateas, los mejillones...). Al menos éso nos cuentan los grupos ecologistas, y temo que con razón. No es por ser catastrofista, "siempre negativa", es por hacerles ver, a quienes desde otros lugares me leen (gracias), la magnitud de lo ocurrido, y que es mucho mayor de lo que se puede pensar en principio. Un ejemplo personal: ayer, por la tarde, una paloma se nos coló por la ventana en el salón. Cayó, casi... estaba medio quemada, moribunda... la sacamos, apenas podía volar, y se quedó ahí fuera, en una cornisa, cansada, seguramente perdiendo la vida...¿cuántos animales se habrán perdido en esta catástrofe?

2 comentarios:

Urbs dijo...

Es una catástrofe. Pero lo peor no es que la lluvia arrastre la ceniza (algo ya de por si desastroso) sino que la vegetación muerta ya no realizará su función de fijar el suelo. Si esta cubierta vegetal no se renueva, la acción erosiva de la lluvia arrastrará el suelo fértil del bosque

Eduardo dijo...

Animo desde Bilbao,todo acabará bien,por lo menos a corto plazo,pero estamos dejando un Planeta y una sociedad a los que vienen por detras,que a veces hasta me alegro de ser un cuarentom.