11 octubre 2006

en serie

He visto varias series, y no quiero dejar de comentar mi impresión de que vivimos una época dorada para el género (al menos fuera de España, donde seguimos anclados en la mediocridad -vean el bodrio de Latre, sin ir más lejos-). Así, les comento rápidamente algunas cosas vistas:

Anatomía de Grey. Destaca su grupo de actores, brillante, y fluctúa entre lo muy bueno y trucos facilones, culebroneros y sensibliodes. Aún con todo, enormemente disfrutable.

Prision Break. Su primer capítulo apunta a lo mejor. Tono de serie negra con espíritu de cine de seie B, buena ambientación, dosificado misterio y galería de personajes-tipo muy atractiva.

Perdidos 2. Imbatible. Como si un demiurgo te permite entrar en su propio juego: Ves el tablero, las fichas, sus evoluciones en la partida... pero no te dejan conocer las reglas del asunto. Absorbe, si aceptas la premisa.

Queer as Folk. Una lástima que sus pretensiones de verismo choquen con una imposible (autoimpuesta) burbuja donde lo heterosexual desaparece. Quiero decir, en la vida real los homos y los heteros interactúan, y en Queer sólo vemos homos, homos y homos. Y sexo (valiente, aplaudible aunque desproporcionado -hablo de ritmo, de guión, de "demasiado y sin sentido"-), y buenos actores, gran fotografía... una pena, podría ser mejor, siendo ya buena.

Invasión. Aparatoso quién es quién, donde unos alienígenas están entre nosotros. Sí, suena a viejo y lo es. La única gracia es que desconocemos cuáles son marcianos y cuáles humanos. Me basta para pasar un buen rato.

Friends. La veo a trompicones (ya la he visto en su día) y pese a todo el cartón piedra (el guión desinflándose tenporada a temporada, los actores con demasiados ticks,etc.) uno le tiene cariño (y se ríe, aún, con muchas cosas en cada capítulo).


En fin, que con lo caro que va hoy el cine, con lo mejores que son cada vez las teles, lo rápido que llega al videoclub la versión DVD (con sus numerosas prestaciones extras) y esta parrilla de series con una calidad más que digna, los que somos adictos a la imagen en movimiento cada vez optamos más por estas cosas:


...es decir: hogar dulce hogar, buena compañía (familia, amigos...), algún aperitivo convenientemente regado con cervezita fresca, y tele a la carta (esa serie nocturna para la que se programa el vídeo, aquella peli que se pilla en el videoclub...)

3 comentarios:

el tio berni dijo...

No, si al final tendré que comprarme una tele...

Mar dijo...

Jajajaja... Ya estás tardando Alberto!!!
Aparte de las manias (encantadoras, por otro lado de mi querido tío berni) me encantan algunas de las series que apuntas y un descubrimiento de este año han sido "los gays", aunque no tengo mucha gente con la que comentarla...

Mucjos besitos,
mar

El Nota dijo...

¿Para que se necesita una tele? Salvo QAF, que no me ha gustado gran cosa y, por tanto, no la he buscado, las demás se pueden seguir vía P2P. De hecho, se rumorea que TVE va a pasar a La 2 la segunda temporada de Perdidos, pues no está teniendo el éxito esperado. Y es que con tanta gente siguiendo ya la tercera temporada en directo lo tenían muy difícil.