31 octubre 2006

exhibición impúdica 2: Hurricane

Con retraso sobre mis planes, que son el convertir en semanal el asunto, retomo mi serie de exhibiciones impúdicas, vergonzantes, de esos asuntos musicales (bochornosas canciones que me encantaron, grupos que incomprensiblemente me gustaron, razones extrañas por las que llegué a conocer tal sonido etc) que generalmente se tapan en vez de enseñarlos.Poca verguenza, que tengo.


¿Qué obtenemos si sumamos ésto...

...con éste?

Pues, ni más ni menos, que a Bob Dylan con sombrero vaquero...o lo que es lo mismo:

Sí, Desire, de 1975.

Otra perla de mi infancia, donde el aspecto del cantautor me encandiló con su look entre jipiolo y vaqueril. El corte inicial, la célebre Hurricane, sonó en casa tanto que no entiendo cómo no terminó por reinar la locura a mi alrededor (perdón a todos los afectados). El virus se extendió, y al inocente niño que era yo hubo que regalarle discos del gran Dylan... pero claro, por entonces lo que había era aquella terrible reconversión cristiana, así que en vez de Blonde on Blonde yo tenía Shot of love y demás artefactos (y me gustaban, ¿pasa?).

En fin, es lo que hubo, y me debo a la verdad.

A continuación rescato (gran You Tube, sí señor) un directo del siempre malencarado judío donde nos regala una larga versión del tema en cuestión (tema, por otro lado, que no está nada mal):


Bob Dylan - Hurricane

Enlace a exhibición impúdica 1: pincha aquí

2 comentarios:

Little Nemo's Kat dijo...

Pero Señor Punch, como me reniega usted del Dylan de ese modo. Hombre, arrepentirse de Glenn Medeiros, todavía, pero el Bob aguanta unos y dos pases (y eso que le soy poco fan, la verdad)!

Señor Punch dijo...

eh, eh...no, no reniego de Dylan...exhibo impúdicamente el modo absurdo de LLEGAR a Dylan. Vamos, que descubrir a un grande porque luce un gorrito...tiene bemoles. Y eso sí, aquellos discos cristianos, no hay por donde pillarlos :)
de mi absoluto respeto por el cantautor...que no quede duda:

http://estodigo.blogspot.com/2006/04/bob-dylanno-direction-home-de-martin.html