05 octubre 2006

HULKA de Slott y Bobillo (y Pelletier)

¿Volvemos a tener fe en los superhéroes? Hulka ha salido a la calle en un tomo, muy económico, y así por menos de 10 € podremos leer las aventuras de este cañón de mujer más fuerte que un tanque... metida a abogado en una serie que, podía leerse en todas partes, vale la pena.



Se trata de historias breves, más o menos conclusivas (por ahora, y si bien es cierto que al final hay una trama general, es de poco peso), donde la mano ganadora se la reservan unos diálogos de lo más pimpantes, una idea sugerente (Hulka trabaja en un bufete de abogados... ¡especializado en casos superheróicos!) que sostiene numerosos aciertos en su tono de comedia (sí, me he reído, un par de veces, bien a gusto).
También suma untos positivos un dibujante de los que realmente impresionan: Magnífico captando las expresionnes faciales y corporales, virtuoso y detallista pero limpio, y con un elegante registro entre la caricatura y el relismo, el argentino Juan Bobillo es un hallazgo (lástima de su sustituto, un Pelletier que desde luego no está a la altura -de hecho es bastante malito-).
Sólo supone una lectura entretenida, más para quien domine el universo de los superhéroes Marvel, pero que da, aún al lector ajeno a poderes y pijamas horteras, un rato agradable, más en los asuntos de comedia urbana centrada en el bufete que en las obligatorias explosiones de acción y vacuos mamporros.

(((((

Ah, les ahorro la portada de la edición española, realmente fea.

7 comentarios:

toni dijo...

Eres un poco duro, aunque Bobillo es todo un acierto, Pelletier no está tan mal. Es destacable el tono autoparódico (la expulsión de Hulka de la mansión de los vengadores por abusar de sus privilegios e introducir a sus ligues violando la seguridad es impagable). Recupera el tono de Byrne de principios de los noventa pero con un toque más fresco. La fuga de los villanos de la prisión donde están convertidos en miniaturas con el Pensador Loco en plan Prison Break es otro gran acierto. vamos, que visto lo que hay por ahí me parece un comic más que digno (lo digo como descerebrado, claro, je, je).

Señor Punch dijo...

mal voy de tiempo, pero no puedo dejar de decir que Bobillo es muy bueno, su planificación es nítida, y su dominio anatómico enorme.
Pelle, en cambio, cae en todos los maniqueismos marcados a hierro y fuego por Image, narra con el culo (burdo, confuso) no entiende que rellenar de rayitass un dibujo no es dibujar bien (cosa que hace bastante mal), negado para captar expresiones faciales o inercias y dinámicas en los cuerpos en acción, malo en el dominio de la perspectiva... un cero.
Bueno, ni tengo escaner ni es lugar para ponernos a analizar páginas...pero sólo ojeando veo verdaderos despropósitos y ejemplos de lo dicho

toni dijo...

Tampoco creo que el nota de para un debate extenso, pero opino que pecas de exceso de dureza. No es desde luego Bobillo, pero tampoco Rob Liefeld. Hay páginas mejores y otras peores (por ejemplo en las que sale Andy el asombroso, las iniciales y finales del último número, están bastante logradas). La desgracia es que quizás la cague con la propia Hulka (esa versión hipermusculada da repelús)y dado que es la prota del comic pues canta bastante... Vamos que sin ser Hitch o Quitely yo creo que es bastante digno, aunque eso sí, irregularcillo y de una calidad media dentro de lo que son los supes (para mi está mejor que el Bagley o que el Finch, por poner dos que están de moda). Lo que sí me parece algo preocupante es la evolución del guión, que puede ser un indicio (espero que no) de la de la propia colección. Los números de Bobillo tienen un aire de sitcom (incluyendo a la mansión de los vengadores) que recuerda a por ejemplo Ally Mc Beal con esos juicios desternillantes y surreales. Los dos números de pelletier entran más en el terreno superheroico tradicional, aunque con hallazgos como la fuga de presos en miniatura o las historias de los secundarios del bufete. Está claro que estas dos historias son menos frescas y desde luego chaqueta amarilla como secundario no tiene el gancho de ese espléndido doctor extraño convertido en asesor legal de asuntos paranormales. Aún así, y como sufrido lector de un Bendis en proceso de agotamiento creo que la obra merece muy mucho la pena.

El Nota dijo...

Hombre Toni, es que ni Bobillo es Hitch o Quitely. Pero lo cierto es que lo mejor que se puede llegar a decir de Pelletier es que es un dibujante más del montón, de esos que lees y no recuerdas ni su nombre. No es más que un clon de Byrne sin pizca de personalidad y con una nula habilidad narrativa.

En cuanto al guion, he de decir que el tono de comedia no me ha convencido demasiado. Fallan en la narración. En conseguir transmitir la chispa que se pretende. Simplemente apelotonan gag tras gag, con fórmulas rutinarias, sin dar descanso al espectador y sin saber hilarlos convenientemente.

El único episodio divertido fue el de Spiderman, desquiciando al máximo esa doble personalidad seria-comica del personaje. Espero que la serie continue como en ese episodio, pero mucho me temo que el acierto fue solo puntual.

El Nota dijo...

¿Por cierto, alguien sabe de quién son las portadas?

Señor Punch dijo...

¿en qué falla la narración? Concreta porque no lo veo. Estamos ante tebeos conclusivos, de 24 páginas para pintar una anécdota, según un modelo muy clásico y de subjénero (el legal, el de juicios), orientado a la comedia en un estilo Allie McBille (o como se escriba), esto es, casos disparatados, estrafalarios, humorísticos en su propio planteamiento.
Yo desde luego me reí con el desparpajo sexual, con ese Dr. Extraño asociado a los litigios paranormales, y mucho con el asunto de su ilegalísimo Ojo de Agamoto, así como con esa ironía respecto a lo frágil que es el estado fantasmal en el universo Marvel.Por supuesto, con lo de Spider demandando al Bugle por difamación.
Contado con buenos diálogos, presentando personajes sensatos (como ese hombre de a pie que sufre la "desgracia" de los poderes), y que no eternizan situaciones que no lo merecen: pequeñas historias cerradas.
Hombre, es un cinco sobre diez, un mero entretenimiento...donde personalmente me sobran los capítulos finales, demasiado igual a todo (buenos, malos, villanos, golpes, mucha pose y dientes apretados...) pero más digno e imaginativo que el noventa por ciento de los SH que se publican en la línea Refrito/Ultimate

toni dijo...

Como dije en episodios anteriores, el debate no da para mucho, pero bueno, has abierto una puerta con lo de la linea ultimate. Pues ahí te encuentras de todo, ya comentasteis lo del impresentable especial entre los 4 f y los ultimate, pero sin embargo tanto el ultimate nightmare como el extinction merecen un vistazo. También es recomendable algún número de los X-Men de Millar (por ejempo la saga de Proteus, "Gira Mundial" o el cruce con los ultimates...), algunas perlas de los fantastic four (muy irregulares pero hay algún episodio de la zona negativa que se lee bien) y por supuesto la serie de los vengadores (ultimates)es destroyer total, ahora que se edita el vol II en España... estamos con lo de siempre, el comic de SH y toda la bazofia que puede generar, pero con perlillas escondidas por su calidad gráfica o por la historia, o por la mala leche, en fin, que hay de todo (desgraciadamente parece que más malo que bueno)... Sólo un apunte: ese momento en que Bush JR le pregunta al capitán América "Qué, capitán ¿mola el siglo XXI?" y este le responde "mola señor presidente". Impagable.