22 noviembre 2006

mis dos torres (feliz cumpleaños)


Dos años de trabajo, dos torres bien altas de opiniones y desvaríos.
Una bitácora nacida desde la intención de mantener contacto, incluso pasivo, con amigos que ya están lejos, para que sepan lo que me ronda, sin entrar en terrenos personales, pero contando cosas para sentirme (sentirnos, espero) algo cerca.
Y creció la cosa, se me fue leyendo (ya más de 10.600 entradas, cuento), se hicieron otro tipo de, no diré amistades, pero sí agradables compañeros de viaje. Un honor, un asombrado arqueo de mis breves cejas, y un cierto orgullo, por qué no.
Bueno, han pasado cosas, y estodigo cambia, muta, busca su reflejo y estudia su eco. Seguimos adelantre, adaptándonos a lo que hay, y siempre disfrutando. Disfrutando al encontrar esa imagen, al comprobar que aquel texto me sonroja ya, al ver que aquí me contestan, allá me comentan, siempre cordialmente.
Los que así lo quieran, el viaje sigue. Los que se apéen, espero que disfrutasen el viaje.
Hoy me despido con una cita, y ya que por aquí voluntariamente no se habla de libros, ¡que sea literaria, carai!

"Si esta ilusión ha ofendido,
pensad, para corregirlo,
que dormíais
mientras salían
todas estas fantasías.
Y a este pobre y vano empeño,
que no ha dado más que un sueño,
no le pongáis objeción,
que así lo
haremos mejor.
Os da palabra este duende:
si el silbido de serpiente
conseguimos evitar,
prometemos mejorar;
si no, soy un mentiroso.
Buenas noches digo a todos.
Si amigos sois, aplaudid
y os lo premiará
Robín."



Mañana, más.

3 comentarios:

PapáCairo dijo...

Eres un "buen chico" :-)

Sigue adelante que el invento lo merece

Un saludo

fnaranjo dijo...

¿Ya dos años? Qué mareo...

Enhorabuena. Aquí seguiremos.

el tio berni dijo...

Dos años ya, ¿eh? Qué rápido pasa el tiempo cuando se está en buena compañía. Ahora vamos a por las bodas de plata...