14 noviembre 2006

nada, no somos nada...

...menos que nada, vamos. Así que, un consejo: que sean felices.
Que no se me enfaden con churras y chorras.
Que se lleven bien con quien les rodée, y mejor con quien les quiere.


Porque se acerca, y en 2029, total dos resfriados, cuatro días, igual un meteorito de nombre Apofis tiene a bien estamparse en la Tierra, y dejarnos con cara de ocho, caminito (congestionado, en multitudinaria caravana) al otro barrio.



Vale, dicen los astrosabios que se acercará una palma, pero que no nos tocará. Habrá que creerles...pero yo me acuerdo de éste de la derecha, el del gong(¿lo conocen/recuerdan? el agorero profeta de La Isla Misteriosa, album maravilloso de un Tintín pleno)... y carai, me entra un miedo...

2 comentarios:

Mar dijo...

Pues si esto vba a ser así, me echo la mochila al hombro... y a vivir, que son ...uys! es que falta un montón!!!!
No me salen las cuentas: me temo que nada de "a vivir, que son dos días".
Dita sea!

Besitos,
Mar

Señor Punch dijo...

no, Mar...hay qe aburguesarse: matrimonio por la iglesia, adosado y perro. Hijo opcional.
Son los requisitos para poder entrar en la nave espacial que estan construyendo en el Area 51 ó 52. Palabrita de Iker Jimenez ;)