06 diciembre 2006

BOB DYLAN, Modern Times

Bob Dylan es Dios. O casi, si de música del siglo XX hablamos. Podría vivir retirado, o de rentas, o goteando discos de inspiración escasa. Hay otros que lo hacen, pónganles ustedes nombres.
Pero el judío es de otra madera, diría boj del duro, peleón, y se resiste a ser mediocre o simple gloria pasada. Modren Times arranca con ironía desde el título y entrega un compendio de canciones con raíces muy profundas (como, dicen, sus dos discos anteriores… pero mejorando, dicen también): blues pantanosos, valses, aromas country, baladas, rock and roll… el enorme acierto del cantautor está en que, escuchado con calma, da finalmente la sensación de que no se trata de que Dylan adopte el estilo de los clásicos americanos, sino que esos sonidos han viajado, como psicofonía amigable y servicial, al presente para que Bob Dylan, el más grande de todos, “dylanice” esos sonidos ancestrales. Se diría que, por ejemplo, es el Rythm and Blues quien ha venido a Dylan, no al revés, y así uno se rinde ante esa cadencia, esas inflexiones vocales y esa garganta de trapo hirsuto que conduce y doma unos tempos (cálidos y confortables en la auto-producción), unos sonidos de toda la vida que en manos del prestidigitador malhumorado cobran una juventud insospechada, porque no deriva de barnices posmodernos (a lo White Stripes –gran dúo, por cierto-) sino de la personalidad única, del arte puro de Bob Dylan.
Las letras, como no podía ser menos, no son de este mundo. Encontré este enlace: las canciones transcritas y, lo mejor, anotadas (sí, tanta riqueza literaria atesora Dylan que merece notas al pie).
UUUUU


Y como siempre si es posible, cerramos con un vídeo de este gran trabajo: When The deal goes down


No hay comentarios: