14 diciembre 2006

Oído fino

La cuestión es que zapeando por la TDT dí con unos dibujos animados para chavales. ¿Qué quieren que les diga? el niño interior, en mi caso, no tiene una celda demasiado férrea. De hecho le resulta fácil escapar, de tarde en tarde. Y Los Cazadores de Dragones resultó una serie bien hecha, de acabado exquisito (dibujo moderno, fondos cuidados, imaginación, mimo...), de espíritu infantil, humorado, amable, aventurero, a caballo entre la ciencia ficción y la fantasía. Bueno, trata un lejano futuro, un mundo distante, donde la humanidad convive con dragones, y nuestros héroes son guerreros que, por un precio, cazan esos peligrosos bichos.
El caso es que lo que me clavó a la tele ante esta producción francesa fue su banda sonora: esa voz de trompeta rota, de trompisón triste, es inconfundible.

4 comentarios:

Gorky dijo...

Quién se lo iba a imaginar. Robert Smith, el señor oscuro, siniestro y borracho poniendo música a una serie infantil. Apostaría mi colección de vinilos de los Cure contra su preciosa Fender Telecaster a que comparte lo de la paternidad con usted, Sr Punch. O eso, o es él mismo quien está embarazado, algo que a juzgar por los kilos que ha ganado últimamente el tío gordo, tampoco me extrañaría.
Recuerdos a la Sra Punch y al pequeño Punchito.
Por cierto, ¿alguien sabe qué diantres es un trompisón?

Señor Punch dijo...

hola Gorky, BIENVENIDO A MI BLOG ;)

La verdad, sí que es sorpresa, ver a los de Smith en una serie de dibujos francesa (francesa... Smith vive en Fr, ¿no?... las piezas casan) pero agradable, la cancioncilla tiene ese aire travieso y pop que se gastan a veces, y el objeto, la serie, es buena. Colaborando en una causa sostenible, pues.

Gracias por los saludos, recibidos en Punchlandia :)

Y el Trompisón era un piano de juguete con forma de elefante. La patosa metáfora combinaba la tristeza agria con lo naive, algo muy Cure ;)
Por cierto, busco en Google y no encuentro nada, respecto al susodicho instrumento:(

El Nota dijo...

Además, está editada en DVD la primera temporada completa. Hoy la acabo de ver en El Corte por 30 euros. No sé si me hubiera fijado en ella de no haber sido por este post.

Señor Punch dijo...

eh, cuidado... no juzgues por una ojeada a un capítulo... la pinta es buena, simpática, transparentemente infantil. No sé si la serie se sostiene, aunque me dé que sí :)