23 abril 2007

Libros y otras hierbas

Hay donde elegir, incluso, si queremos, podemos acudir a los muchos autores patrios, como Max (Bardín está en el candelero, triunfando en los premios del Saló ), Prado (sus Crónicas Incongruentes, por ejemplo, son ejemplo de humor inteligente), Durán (prolífico autor, con obras poéticas y personales como Atravesado por la Flecha), Carlos Giménez (Paracuellos, se dijo en este blog, es cita obligada) o los históricos de nuestra historia, como Figueras, cuyo Topolino se ha reeditado recientemente.















Y por supuesto, lean literatura con igual tesón.
Por si les anima, les confieso qué libros estoy leyendo ahora. Son dos, y cual saltamontes paso de uno a otro según me apetece... no son lecturas devoradas, sino constantes y saboreadas con calma (omito un par de trabajos de ensayo):
Resulta curioso cómo se llega a según qué libro. Este caso se debe a la más absoluta casualidad, al vagar por una librería sin rumbo. Desde dos Ríos (R. Jordan) es el inicio de una saga de fanasía heróica de herencia tolkiana, pero ligera, de fácil lectura. Me llamó la atención por su presencia, como objeto. Y por su número.. la historia se alarga unos diez o quince libros. Se trata de una historia de espíritu aventurero, adecuada para un chaval con mucha imaginación y querencia a los universos inventados. Como yo mismo. Entretenido, poco más (por ahora... estamos empezando)

Y la otra referencia literaria es El Quinto en Discordia de Robertson Davies. Picado por la curiosidad, me hice con el mejor libro de 2006 según Rockdelux, y reconozco que me está encantando. Brillante, como mínimo.















Ah, y ando leyendo cierta Historia de los Cómics, de las que hablaremos con detenimiento otro día, espero.

No hay comentarios: