14 junio 2007

CIVIL WAR, de Millar y McNiven



Publicado en Mazinger

Era lógico que si DC Cómics planeaba una estrategia editorial como su Crisis Infinita, Marvel, su directo rival, orquestase su particular acontecimiento superventas, y si Dinastía de M ya supuso un éxito de ventas sostenido en cierta improvisación, era el momento de dar un golpe de efecto planificando con calma un crossover de impacto.
No nos engañemos, la razón de ser de Civil War es mercantil, batir cualquier intento de DC por encaramarse en las listas de ventas con su saga cósmica, una Crisis Infinita que puso patas arriba el universo de Batman y Superman y que trajo cola (en forma de nuevas sagas, nuevas colecciones, nuevos autores…). Actualmente, por cierto, Planeta está editando dicha saga y sus ramales.
Marvel, por su parte, tenía un as en su manga, una apuesta segura en Mark Millar, el guionista de superhéroes más “hot”, creador de los exitosos Ultimates. Autor astuto, de diálogos punzantes, de personajes ambiguos, guionista hábil y tramposo como los buenos magos. Él, en compañía de otros autores menos interesantes pero igualmente en la cresta, fue quien finalmente guioniza la excusa argumental idónea para encarar el crossover (serie que cruza a todos los personajes de una editorial) definitivo del siglo XXI, Así, la Guerra Civil no enfrenta a más peligros o enemigos que las ideas contrastadas: cuando se aprueba una ley de control de superhéroes (que propone salarios y entrenamientos para los super humanos, entre otras cosas) la comunidad en pijama se divide entre los partidarios y los detractores. ¿Qué pesa más, la ley o la ética? Y tú ¿de qué lado estas?
Lo inteligente del asunto, más que volver a saturar el mercado (lo que también ocurre, claro) de series paralelas y entrelazar todos las colecciones con la Guerra de Millar (y los lápices de McNiven), está en este planteamiento, un interrogante al lector desde una historia donde no hay realmente un enemigo, un equivocado o un peligro a batir. Aquí se debaten ideas (y como estamos en tierras de héroes, se debatirán a tortas).
Panini edita Civil War en una miniserie mensual de 7 capítulos en una doble edición, una de quiosco, más económica, y la mimada edición de librería con artículos complementarios y portada doble. Otra vez, el lector elige.

Como ven, se trata, esta vez, de un texto práctiacmente informativo, apuntando acaso un par de ideas que me parecen atractivas, pero destinado a lo principal para la página de Mazinger: animar al posible comprador.

Si me preguntan más, leído su primer número, mantengo que el tebeo se defiende como entretenimiento, que McNiven no es un dibujante demasiado dotado para la narración gráfica, que Millar es un tramposo de cuidado que sabe camelar al lector, y que como crossover puede resultar, si no se tuerce todo en venideras entregas, un tebeo decente, lo que en este tipo de producto es mucho decir (los crossover suelen ser ilegibles y absurdos, innecesarios y aburridos)

8 comentarios:

toni dijo...

Ojito que la cosa se sale de madre, según zona negativa en USA acaban de descubrir que los skrulls andan enredando desde hace años infiltrados en la comunidad superheroica, por lo que los acontecimientos de Civil War pueden justificarse porque Iron Man, Reed and company están secuestrados y son skrulls los que ocupan su lugar.... la larga mano de Bendis es muy poderosa y puede afectar de forma retroactiva a buena parte de la historia marvel (Avengers Illuminati). Mientras tanto, disfrutemos de una trama que por lo menos tiene su guasa.

Señor Punch dijo...

Marvel es esa fábrica de subnormales que cualquier idea pueden pervertir. Yo no me intereso por esa continuidad de postín, sino por autores detrás de puntuales obras o etapas de colecciones. de todos modos pasa siempre lo mismo: ¿qué ocurrió cuando Morrison puso patas arriba los X Men en una de las etapas más inteligentes de esa colección? Pues contratan al de Buffy, y lo vuelve todo a su vera, a la verita marvel, no sea que...

Little Nemo's Kat dijo...

En fin, es lo que sucede cuando se pretende estirar una goma hasta el infinito, que se rompe y ahay que anudar, reanudar y...
No obstante, están bien (para variar) estos acercamientos desapasionados al tema crossovermogollonero. Servidor, agradecería además que alguien le aportara un poco de luz sobre los orden de lectura y cronologías de Civil Wars, Crisis Infinitas y demás (¿utópica petición?)

Señor Punch dijo...

little nemo's kat, yo es que creo que estos megacrossovers si son malos, no lo son per sé, sino precisamente por eso, y por la realidad de que son objetos de marketing que involucran 100.000 series más. resultado, un guirigay que no se entiende, un sindios carente de sentido, un tragaperras. Parece que esta Guerra Civil (como aquellas Crisis de Identidad, que no obstante me parecieron flojas) al menos puede leerse en sí misma, pasando de los miles de cruces y colecciones paralelas. Serán 7 números, 200 colecciones nuevas paralelas y 6.000 colecciones regulares afectadas de algún modo, pero yo, con los 7 de la serie madre, voy servido.

Señor Punch dijo...

"sino precisamente por eso, y por la realidad de"
a esta frase, please, quítesele el "Y" para entenderla :)

toni dijo...

El orden de lectura lo tienes en cualquier comic Panini (también en su día Zona Negativa hizo un serial bastante extenso sobre el tema). Yo por ejemplo me pillé el crossover de Lobezno y se deja leer, con una teoría de la conspiración de fondo muy a lo Prison Break.

Anónimo dijo...

Pues podeis leer solo 7, pero yo estoy leyendo todos y me esta pareciendo una saga de puta madre.

Que mania con decir "es que es mala porque hay que seguir mil series." Pues no. Civil War por lo que llevo leido SI es buena, y si mantiene este nivel que lleva por ahora, cuanto mas comics me tenga que leer mejor.

Yo hace tiempo que habia dejado marvel por acabada pero esta serie es cojunda y me estoy volviendo a engnachar.

Y sobre lo de que los X-Men de Morrison eran "inteligentes", bueno, sin comentarios... El comienzo de la saga es estupendo pero los ultimos numeros son un desvarío mental sin sentido igual de malos o peor que etapas infames de los X-Men como las de la segundo lustro de los 90. El guionista de Buffy no es ningun mago, pero desde luego sus comics dan mil vueltas en calidad a los ultimos de Morrison. Yo para valorar un buen comic no necesito leer burrada tras burrada y menos aun burradas sin sentido.

Lo que si es cierto es que las dos primeras sagas de Morrison "E de Extinción" y la que la sigue, es de lo mejor que ha habido en las paginas de X_men. Pero lastima de lo que vino después...

Señor Punch dijo...

pues si te has quedado a gusto, me alegro, Anónimo.
A mí no me desagrada la Civil War, la veo curiosa, poco más. Civil War, de Millar, digo. Porque reconozco su estilo en ese tebeo (aunque en cuesta descendente, peor que en Ultimates, y mucho peor que en Autorithy)
Lo de los cienes de coles lo decía, yo al menos, por otros crossovers, que no por estas Guerras, creo que estaba claro, pues sólo leo la colección madre (me van a dejar los compañeros de viaje, así que recojo el guante y prometo que algún día lo contaré por aquí). Si la lectura mejora siguiendo al tiempo Secret files, spiderman, hulka, lobezno, nuevos vengadores, capitán américa, new warriors y las que sean, mejor. Me extraña, pero mejor para quien se gaste el dinero que tendrá que invertir en el invento (salvo que le dejen todas esas colecciones,decía, como a mí :P). Pero yo antes, lo juro, prefiero invertir en Spirit, o en los Hernandez, que me faltan algunas cositas.
Cuestión de gustos.

Morrison, yo diría que la mejora está vinculada al apoyo de Quitely, que se sale, pero en general me parece una etapa planificada, coherente e imaginativa, esto es, original y muy personal. Otros lo ven como la mente imposible de un desbarrador nato. Vale, pero a mí dejadme pasarlo pipa con Los Invisibles.