18 octubre 2007

SUNSHINE, de Daniel Boyle

Una lástima: Sunshine pudo haber sido una cinta de ciencia ficción a retener y se queda en un dislate. Una misión espacial enviada al sol con el fin de evitar su extinción es un principio tan absurdo como cualquier otro del género, un pretexto que sirve a Boyle para adentrarse en la complejidad de las relaciones humanas entre un pequeño grupo encerrado en una situación límite. Esto es así buena parte de la cinta, y parece que el británico nos regale un oasis de ci-fi dura, posibilista, plagada de hermosas imágenes (geométricas y levemente abstractas, a base de convergentes rectas y curvas, metal frío y haces de tórrida luz solar, quietud y movimientos… ya el cartel es, en este sentido, equilibrado y hermoso). Una película con personalidad que no obstante no esconde sus referentes, todos loables y encabezados obviamente (lo digo por la cantidad de guiños indisimulados) por 2001 de Kubrick.
Así que alguien podía explicarme por qué su recta final manda todas estas virtudes a la papelera de reciclaje y me saca de la chistera la enésima variación de Alien, con inaguantables dosis de mesianismo pseudo-trascendente, y una dirección pomposa plagada de efectismos gratuitos (de movimientos de cámara, de filtros, de…). Supongo que ni la productora, ni el guionista, ni el propio director supieron aceptar el valiente desafío de hacer ciencia ficción madura, serena, de esa que usa el género como pretexto para interrogarnos sobre nuestra condición y naturaleza.

No, mejor sacarse un malo de la manga, que hace mucho ruido y mola a una chavalería que, seguro, para cuando las formas y los tonos han cambiado hacia sus preferencias, ya estarán aburridos de tanta inacción.
Pese a todo, añadamos una estrellita por todo lo bueno que precede a su caída, por muchas imágenes hipnóticas, por su inicial tono levemente abstracto, de cotidianía sideral, por una magnífica fotografía… lo dicho, en el fondo, una pena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no tienes ni puta idea colega

Octavio B. (señor punch) dijo...

no digo que la tenga. Por lo demás, no entiendo que alguien se moleste porque yo critique Sunshine(yo u otros muchos, no soy el único que puso a caldo esta cinta)... ejem, hace más de un año (octubre del 2007). Simplemente, no me gustó, ¿tanto te preocupa eso?¿tanta importancia me das para tener que escribir la chorrada troll del día? Pues vale, Anónimo, colega, que pases buen día, muy soleado