14 abril 2008

mis tebeos de cabecera, décimo noveno: PARACUELLOS 1 de Carlos Giménez

Cuando en 1977 Carlos Giménez inicia la publicación seriada de Paracuellos, en la revista Muchas Gracias, estaba forjando en letras de oro su leyenda dentro de la cultura de la España contemporánea, o al menos en la de la historieta. No se me ocurren aquí y ahora otros casos tan claramente evidentes de memoria histórica y personal, de denuncia en un momento tan temprano, cuando casi el aliento franquista se podía sentir, aún, en los cogotes de la democracia naciente. Pero en todo caso con la puesta en viñetas de sus memorias de infancia en hogares de auxilio social durante la posguerra, el autor madrileño dio su edad adulta a los tebeos de toda la vida, y al tiempo señaló las miserias de un franquismo que los últimos setenta querían, en beneficio de todos, minimizar. Perto Giménez no estaba para silenciar nada: en su cabeza la injusticia del régimen opresor debía de ser una losa que gritaba por salir en forma de viñetas, y las de Paracuellos son un alarido doliente, una arenga contra la injusticia fascista, el férreo poder religioso, la crueldad de una España en blanco y negro de hambre y miseria.
Las viñetas de Paracuellos se agolpan sin dejar espacios, amontonadas en un discurrir de injusticias, de memorias alucinantes contempladas hoy (habrá quien no se lo crea al leerlo), un ahogado llanto de la memoria, esa pobre herida que quisieron asesinar en nombre de unos nuevos tiempos que nunca se atrevieron a pasar página enfrentando sus fantasmas.
Afortunadamente algunos valientes, artistas como Giménez, sí quisieron, necesitaron sacar de dentro esa voz, y hacerla fuerte en pequeñas obras maestras como el primer tomo de Paracuellos (le siguieron cinco más, ninguno desdeñable).

RITOS DE INICIACIÓN: Paracuellos 1 lo editó (y supongo que aún se consigue sin problemas) Glenat en un álbum impecable.
Otra posibilidad es dejarse tentar por la reciente recopilación de Mondadori: Todo Paracuellos, que en un tomo apaisado reune los seis libros en uno (si bien con las páginas remontadas con beneplácito del autor, de modo que de cada una original se montan dos).
Como este tomo tiene un precio imbatible, la elección es de ustedes.


No hay comentarios: