22 mayo 2008

mis tebeos favoritos, segundo: KRAZY KAT, de Herrimann



Un ratón es objeto del amor incondicional de un felino, lo rechaza a ladrillazos, lo que provoca su ingreso en prisión a manos del policía. Así de sencillo es Krazy Kat en principio. Pero pronto vemos que no todo se despacha tan pronto. Krazy, para empezar, no tiene sexo definido (¿varón o hembra?, jamás lo sabremos), y su aceptación del severo ladrillazo, con alegría, nos habla de sentimientos oscuros (sadomasoquismo). Y la prerena del policía enamorado provoca un triángulo de pasiones encontradas pero jamás convergentes.

Krazy Kat es el primer cómic intelectual, de discurso poliédrico e interpretativo, de humor surrealista y muy particular. Un universo minimal de exactos y bellos trazos, de formas tan imposibles como mutantes (el paisaje de fondo cambia de una viñeta a otra sin pudor), y una lección de puesta de página, siempre imaginativa y altamente estética.

La serie no tenía éxito. Lógico, era un producto ajeno a todo, diferente y excesivamente personal, por no señalar su sórdida ambigüedad. Pero fue la niña bonita del magnate de prensa W.R. Hearts, por lo que no solo sobrevivió (de los años 10 a los 40 del siglo pasado) sino que gozó de una envidiable libertad artística. Herrimann hizo siempre con su gat@ lo que quiso, sin cortapisas, abandonado a su prodigioso talento.

Krazy es posiblemente el primer cómic que desarrolla todas las posibilidades inherentes al medio prescindiendo de apoyos laterales (ni posée una plástica absorvente ni se pretende literario, conjuga los elementos de la narración en imágenes y la eleva a arte), una fuente de la que aún hoy se sigue bebiendo (de C. Ware al Vázquez de El Evangelio de Judas, por dar dos nombres al tuntún)



RITOS DE INICIACIÓN: Planeta está editando una integral de Krazy. Buen precio y edición decente, pese a una rotulació pésima (y el obvio imposible de traducir unos textos únicos, mezcla de idiomas y dialectos moldeando un inglés que casi ni lo es, trabajando juegos eufónicos)imposibles, brindando incesantes juegos de palabras)

No hay comentarios: