30 agosto 2008

más listo que el tebeo 16: una página de Valerian

Abro el álbum "El País sin estrella" (de 1967, confiesan sus créditos), de la colección Valerian, agente espacio-temporal. Abro al tun tún y sale esta página:


Valerian es un clásico de la historieta gala que, visualmente, hace gala de una refinada elegancia aún hoy evidente. Su dibujo entre la caricatura y el verismo es eficaz, y enmarca inmediatamente al tebeo en su contexto (juvenil pero refinado, o algo así). Entrando al trapo, este ejemplo demuestra que estamos en un momento bisagra en el panorama del cómic europeo. La característica rigidez del tebeo francés se supera por una puesta de página más dinámica y expresiva. En este sentido destaca ya, a primer golpe de vista, el que ninguna viñeta es igual a otra, huyendo del efecto cuadrícula en busca de una expresividad narrativa y de una composición general muy orgánica, conjuntada.
Al tiempo, la página encierra en ella toda una escena. Es como un párrafo, y la forma ya nos lo remarca: abre una gran viñeta panorámica que cubre todo el ancho, es la apertura del telón para la escena, nos describe el entorno (visto además desde el mismo punto de vista del protagonista, al situarnos justo tras él). Y cierra con dos viñetas interesantes, una pequeña, y la última alargada, panorámica. Notemos como en ambas la rotulación juega un papel, tanto en la onomatopeya de la primera (el sonido de una pelea) como en el grito deValerian en la última.

Es la única vez que aparece una rotulación expresiva en la página. Busca acelerar la acción, intensificada en este cierre de escena (y nos promete más emoción al pasar la página).

Otro efecto de cierre de escena es a la vez apertura a la siguiente: esa viñeta final, panorámica como decíamos, es la única donde por primera vez Valerian y su compañera no protagonizan el encuadre, sino que éste lo dominan dos nuevos personajes.


Muchos más elementos son destacables, como el color, modélico en el dominio de azules y violáceos rotos sobre todo por la calidez de la piel y telas de su compañera Laureline (también otros elementos cromáticos componen exquisitamente la página, como la nave de la viñeta 2, o los demás ropajes de los personajes secundarios, pero me parece evidente el sentido sensual, casi erótico que se aplica a la chica). O avertir también la equilibrada distribución de los globos de texto.

Pero tenemos igualmente que señalar lo que no deja de ser un fallo a nuestro juicio, una alteración del sentido natural de la lectura, impuesto por una flechita que, la verdad, creo que es un recurso odioso. Porque la forma normal de leer ésto sería así...



...pero claro, la bendita flecha exige otra cosa, un orden de lectura contracorriente que distrae inevitablemente, lastra el ritmo.

Pese a lo armónico del conjunto de la página, Mezieres ha sacrificado la fluidez, lo que desde luego creo que es un fallo.

6 comentarios:

Gabriel dijo...

Es curioso. A mí me pasa al revés, en el caso de la flechita. Siempre leo el texto que viene inmediatamente a la derecha primero y nunca el que está debajo. Otra cosa sería (siempre hablo en mi caso) que el bocadillo de la viñeta alargada estuviera mucho más abajo, entonces si que me vería en un conflicto. De todos modos esta clase de juegos en los que una viñeta ocupa el ancho de dos filas nunca me han parecido bien resueltos. Cuando no hay texto, entonces eso es la madre del cordero (chris ware, por ejemplo). No hay modo de eludir el segundo de duda sobre que camino tomar primero. Y es que el cómic, a diferencia de otros medios, debe lidiar entre la narración y el diseño... que hi farem!
Saludos!!

Señor Punch dijo...

mmm, se podría debatir, desde luego, yo hablo desde mi percepción, simplemente. En este caso la vista me lleva de arriba hacia abajo y después pasar a la viñeta vertical de la izquierda. Se admiten más opiniones al respecto (aunque bueno, es una pica puesta en una página de la que se destacan cosas muy buenas, seguro que muchas más que las uqe yo encontré, que conste)

Gabriel dijo...

Bueno es que se dan dos ordenes de lectura al mismo tiempo: texto e imagen. con el primero, la tendencia (en realidad impuesta) hace que leas el discurso de izquierda a derecha, mientras que en el segundo caso, sucede como tú dices, trazando una elipsis que va de arriba abajo y de izquierda a derecha (por favor, corregidme si voy errado, hace tiempo de esto y tal vez lo he tergiversado). Entiendo que cada cual es proclive a dar prioridad a uno en detrimiento del otro (claro está, hablo de milésimas de segundo) En cualquier caso el recurso de la "flechita" acaba resultando necesario por esto mismo, porque el conflicto existe y la forma de interpretarlo es variable. Así que nada como un indicador que alumbre el camino. A mí personalmente no me gusta porque siempre, siempre, tengo este pequeño momento de duda, pero...
Ya sé que no cuento nada nuevo, pero no sabía como explicarme-

Jose Manuel dijo...

Off-topic: Aunque me imagino que ya sabrás del disco en cuestión, por si acaso:

http://www.elmundo.es/albumes/2008/08/28/discos_29agosto/index.html

Jose Manuel dijo...

Soy un desastre con los enlaces:

"The coral sea! Patti Smith & Kevin Shields

Señor Punch dijo...

ya tenía noticias sobre ese album (un live, por cierto), gracias por el soplo :)