05 septiembre 2008

WEEDS (temporada 2)

Lo reconozco, en casa La Serie ahora mismo es Weeds. Ya hemos acabado su segunda temporada, de la que vuelvo a tener buenas palabras. El equilibrio drama-comedia de su predecesora se desvanece en beneficio de una férrea intriga. No la del "quién lo hizo", si no la de asistir al crecimiento de una empresa (ilegal) y las muchas dificultades que tiene el grupo en su empeño. Así aparece el factor adictivo de una continuidad mucho más pronunciada que en anteriores capítulos, una de esas que, como por ejemplo en la segunda temporada de Dexter, te ata y te deja al final del capítulo con ganas de más (y los nervios a flor de piel).

En el camino fallan algunas subtramas, como por ejemplo la de Silas, hijo adolescente de la protagonista, en su compleja relación con su novia sordomuda (subtrama que se aparta de un plumazo, y se olvida de un modo demasiado artificial). En todo caso, la capacidad de enganche, el dicurso subversivo, la excelente calidad de todos los intérpretes... y ese cuñado, un auténtico freak capaz qde meterse a rabino para echar un casquete... hacen de Weeds una serie obligada. De nuevo (¡y a por la tercera!)




(Post sobre la primera temporada aquí)

No hay comentarios: