19 octubre 2008

contar el doblaje II (nuevo tutorial para superarlo)

Aquí dimos algunas razones para animar a escapar de nuestros muy reputados dobladores, olvidarnos de las voces empastadas y declamatorias del doblaje en favor de recuperar la naturalidad de los actores. Quede claro que esa espada de Damocles con forma de frase ("si lees no te da tiempo a ver la peli") nos sigue pareciendo absurda: nadie que REALMENTE tenga hábitos de lectura va a resentirse el visionado por pasar la vista por los subtítulos. Habría que hablar de técnicas de lectura, de cómo paseando la vista por el todo del subtítulo ya te haces con él, no hace falta posarse palabara por palabra... y ni siquiera en ese caso el visionado se resiente, salvo puntuales incidencias... el beneficio, en cambio, es sentir el timbre, la modulación, la técnica declamatoria AUTÉNTICA del actor (sea inglés, francés o chino, da igual).
La verdad, en aquel post ya enlazado lo dije todo al respecto, pero como sea que a veces se me ocurrren nuevos ejemplos, retomo el asuntillo otra vez.
Así, les ofrezco un ejemplo que en España se ha trastocado, de frase tensa y amenazante, a muletilla cómica. Es normal, ojo, pues estamos acostumbrados a ésto ("¡¡¡¡abogaaahhhdooooohhhrrrll!!!").


...donde De Niro lo hace así:



¿Ya están todos convencidos? mmmm, veo que no; allí, al fondo, y por allá a la derecha, me dicen que prefieren la voz castellana. Tenemos contaminada la oreja, amigos y amigas. No es que Menganito, doblador de Robert DeNiro (ojo, no hablo de un actorcillo cualquiera) sea mejor actor que el americano, pero ustedes ya asumen que esa es SU VERDADERA VOZ. Están acostumbrados ("abogaaadooo")
Esa es otra razón para dejar de lado el doblaje, por supuesto.
De todos modos vamos a darle la vuelta a la tortilla: ¿Qué les parece ésto?



Claro... "esa no es la voz de Bardén, yo SÉ cómo habla Bardén y esto me molesta".
Pero además, si le escuchamos en V.O. esta vez, claro, nos rechina el doblador. ¡Pero además, si atendemos a la versión inglesa, la entonación, la frialdad terrorífica que impone el actor, no tiene nada que ver con la lectura cursi-tonta del doblaje!.


Ahora sí, ¿verdad? Conozco la verdadera voz de Bardén, y la del doblador no me gusta. Y además ahora, al no estar influido por una tradición dobladora que sepulta el arte de los actores, aprecio lo MAL que resulta el doblaje porque reconozco lo BIEN que realmente lo hace el actor.
Pues créanme, no hay doblajes buenos, todos hacen con el actor original lo mismo que el voluntarioso sustituto hace con Javier Bardem.

8 comentarios:

jordi dijo...

yo me he acostumbrado a ver mi serie favorita, (Perdidos)en original subtitulada y ahora que la dan por la 2 doblada como que no me acostumbro cuando la veo. Saludos

Int dijo...

Yo, que vivo en una pequeña ciudad sin salas en V.O., he dejado de ir al cine porque, entre otros motivos, ya no soporto ver las pelis dobladas. Lo peor es cuando en la misma película se hablan diferentes idiomas o con diferentes acentos y el doblaje español arrasa con todos.

ed dijo...

comparto sr.punch, el doblaje es un mal hábito (además de una ley impuesta en tiempos franquistas).
yo creo que poco a poco irán apareciendo más salas en el futuro con audio original.
el nuevo público que dejó de ir al cine y se baja pelis, suele verlas subtituladas, si el cine se renueva y logra arrastrar a todo ese público a las salas (llegará) tendrá que ofrecer V.O

Yorik dijo...

el dobleje es lamentable... aquí en argentina las películas no se doblan, afortunadamente para nosotros. La cultura de no doblar las películas es tan fuerte que cuando cae alguna película doblanda en un viejo video la mayor parte de las veces se prefiere no verla.

A tal punto que las películas doblasdas al castellano nunca dejan de tener un aire cómico. En todo caso, el español neutro que realizan los mexicanos me parece más apropiado y menos descontextualizado que escuchar a un anglófono en castizo.

Dicho sea de paso, en las películas infantiles, en donde el doblaje es inevitable, el mejor doblaje sigude siendo el mejicano, ya sea con acento mejicano o neutro, luego sigue el castellano y último el argentino, que por algun desconocido motivo se hace con un acento porteño axagerado como traido de la década del 40.

En fin... buenísimo tu comentario y comiquísimos los ejemplos. De Niro en ese doblaje español es simplemente patético.

Saludos

Fernando
y los inivito a mis blog, en donde hay bastantes comentarios de cine.

www.finisafricae.com.ar
www.cineticon.com.ar

Señor Punch dijo...

hola Yorik, gracias por tu comentario. Es interesante conocer el asunto "desde el otro lado"
Aquí en España el doblaje "neutro", sin embargo, nos chirría una barbaridad... supongo que no menos que por tu tierra el "acento castizo". Personalmente nunca me había planteado eso, cómo a alguien de América le "cantará" el doblaje donde aquí nos parece de lo más natural.
Más leña para la hopguera, por tanto: la riqueza de nuestra lengua común, la enorme variedad de acentos, los usos y desusos según países... vienen a confirmar que lo doblado no debería serlo (seamos radicales: es como si, para evitar diferencias de acentos, "Historias mínimas", o "El hijo de la novia", se doblasen en Madrid para que nada sonase diferente.. o al revés, que en la Argentina se doblase dando el acento "de la plata" al último Almodovar).

Fernando M. Sassone dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando M. Sassone dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando M. Sassone dijo...

Hola otra vez Señor Punch, soy Yorik nuevamente.

Tal cual, no debiera haber doblaje, las películas son lo que son, y de donde vienen. Ahora bien, para mi, como argentino, o latinoamericano, el español neutro es el menor de los males a la hora de hablar de doblaje, porque no acusa denominación de origen. Puedo estar viendo a De Niro doblado en español neutro y no reirme de que habla con acento castizo, más risa todavía me causaría oirlo con acento rioplantense. En cambio, el español neutro me da la idea de que no es de ninguna geografia en especial, por lo cual, si no tiene que ser en inglés, o en el idioma original que sea, me quedo con el español neutro. Otro tema es que aquí en argentina, al menos mi generación (1969) creció mirando series norteamericanas en TV, traducidas por los excelentes doblajes mexicanos y puertoriqueños, de ahi que nos suene tan familiar el español neutro, es de aqui, de allá y de todas partes.

Sobre Bardem:
A propósito, que espectacular caracterización la de Bardem en la pelicula de los cohen. Creo que es el bandido que más miedo me ha metido en la historia del cine, De niro, pacino y nicolson, como bandidos, son niños de pecho a su lado. Me imagino que los norteamericanos deben haber salido espantados del cine. Ellos están acostumbrados a esos actores que actuan, gesticulan y expresan tan explicitamente su maldad, Bardem los pasó por arriba!