28 octubre 2008

(de) Prada a tope

De los grandes pensadores y grandísimos intelectuales que abundan en la piel de toro, pocos tan obtusos como el escritor Juan Manuel de Prada. Es curioso que alguien de cultura probada (nadie le niega esto al atildado escritor) sea adalid de barbaridades como el famoso artículo que hace un mes corrió como la pólvora, aquel en el que justificaba el Creacionismo, al que por cierto dieron ajustada y científica respuesta aquí.


Pero genio y figura de lo necio, aupado a jactancioso mayor de la suprema condescendencia y más altas ínfulas, el autor de Coños (perdonen lo brusco, pero es un libro) soltaba este lunes otra perla en el programa radiofónico de Julia Otero (una debilidad, no se metan con la dama delante mío). Según el señor de Prada la monogamia y la relación de pareja estable es el estado Natural al que aspira el hombre de un modo innato. El gozoso encuentro de la media naranja y la fidelidad monógama sería así algo innato e impuesto por ese hálito divino que nos hace tan así, tan humanos y tan, valga la redundancia, divinos de la muerte. ¡Ala, vivan Las Vegas!

La tertulia la pueden escuchar desde este enlace, si sienten curiosidad.


A ver, no es un tema del que pueda esgrimir argumentos a tutiplén (habida cuenta de que me importa un bledo, principalmente) pero uno diría que en la historia de la humanidad eso que se llama Amoooor, es un bicho raro. Los matrimonios consensuados y desapasionados, la poligamia, las sociedades homosexuales donde la relación de pareja heterosexual consistía en un trámite necesario, mera procreación, son formas de relación social que ni son nuevas ni precisamente escasas en sociedades pretéritas (bueno, como modelo de sociedad homo pienso en una nada más, la espartana... pero vamos, que las hubo, las hubo). Alguien tendría que explicarle al literato que en la historia eso del cariño, la fidelidad y el amor conyugal es tan nuevo, o casi, como la Coca-Cola.

Repito, no siendo yo un experto en estas cosas, recomendaría a de Prada comenzar por leerse cosas tan curiosas como este artículo que analiza marcas genéticas en el homo sapiens derivadas de la práctica de la poligamia, o libros de historia que traten el tema de las relaciones sociales en las distintas eras y culturas del mundo. Georges Duby es un referente reconocido, aunque me pega a mí que el señorito escritor, acostumbrado a mirar a diestro y (sobre todo) siniestro por encima del hombro, no temblará a la hora de reírse de todo estudio serio sobre estos temas.

En fin, lo que de verdad asquea del personajillo es que tanta cháchara pomposa (por engolada y vacua de sustancia objetiva) sólo sea un escudito más que usa para soldar su pacata fe romana (y digo bien, romana, donde podía hablar de cristiana o católica: en la elección de cada sustantivo se encuantra el justo matiz, ustedes me entienden, que son listos, no como...)

14 comentarios:

Int dijo...

Y pensar que este hombre escribió algo tan grande como "Las máscaras del héroe".

jordi dijo...

mucho tufo catolico veo en este tio. O igual es un reprimido de la ostia. En fin, saludos

Anónimo dijo...

Cualquiera con dos dedos de frente sabe que los hombres somos polígamos por naturaleza y monógamos por obligación.

"mucho tufo catolico veo en este tio"

El creacionismo no lo defiende ni la iglesia católica, pero el que es bobo es bobo.


vm

Anónimo dijo...

Va todo en el mismo pack: creacionismo, exaltación de los valores tradicionales-naturales (monogamia) y encendida defensa del glorioso Alzamiento Nacional

Anónimo dijo...

No me gusta el estilo barroco de Prada, pero al menos puedo decir que he leído el artículo. Si no recuerdo mal, no se postula como creacionista en ningún caso, sino que admite la posibilidad de compatibilizar ciencia y religión, afirmando que toda teoría científica tiene un punto no racional o inexplicable donde cabría la religión. Por otra parte, La poligamia y todo eso esta muy bien, un día quedamos y se lo explican a mi mujer y a mis hijos o mejor por que no se lo proponen a sus parejas. Respecto al alzamiento nacional, nunca he leído nada suyo al respecto, lo mismo fue alferez provisional y lucho junto a Paquito. Finalmente, no debemos confundir la ideología con la calidad literaria, porque habría que juzgar a tantos escritores de ambos bandos ( sartre, alberti, Gorki ,Ridruejo, Rosales, Cela y un largo etc) que quedaría poco que leer.
Miguel

Señor Punch dijo...

“Si no recuerdo mal, no se postula como creacionista en ningún caso, sino que admite la posibilidad de compatibilizar ciencia y religión, afirmando que toda teoría científica tiene un punto no racional o inexplicable donde cabría la religión.”

Básicamente en aquel texto (y en sus aportaciones sobre el asunto en la tertulia radiofónica de Julia Otero… yo leo y escucho antes de criticar, Miguel, no insinúes otra cosa, hombre) viene a decir que pese a la caricatura mediática que desfigura la “verdadera” naturaleza del creacinoismo, este tiene una base cierta (lo que no equivale tampoco a declararse creacionista, pero lo justifica en alguna medida por pequeña que sea). Yo no lo creo, y como es indemostrable la naturaleza mística del hecho evolutivo, vamos a dejarlo. Pero cualquier persona cabal empezaría todo razonamiento desmontando a esa pseudo ciencia de lo metafísico (queda dicho por otros, ni la iglesia católica da por válidas la teorías creacionistas).

“ Por otra parte, La poligamia y todo eso esta muy bien, un día quedamos y se lo explican a mi mujer y a mis hijos o mejor por que no se lo proponen a sus parejas”.

Lo que le explicaré gustoso a tu mujer e hijos (a los míos no hace falta, lo saben, es de cajón) es que la poligamia es una realidad histórica que niega la premisa “espiritual” de la monogamia que defiende de Prada. Lo cual no quiere decir que personalmente la defienda o la practique, en el marco de una cultura determinada, la nuestra. Una cosa es no ser polígamo (hay quien lo es, yo no) y otra hablar de que el rechazo que siento por ella no es de índole socio cultural y de una determinada ética enmarcada en un espacio-tiempo… si no de índole, otra vez, mística. Pues no, si yo hubiera nacido en la Meca de los Omeyas seguramente sería, y tan ricamente, esposo de muchas mujeres (porque además soy extremadamente guapo, y se me rifarían).


Del alzamiento nacional no tengo nada que decirpero sí estoy totalemnte de acuerdo con separar calidad artística de ideología del artista, empezando por dreyer, siguiendo por Borges, terminando por Hernandez Cava

Anónimo dijo...

Encantado de hablar con usted, y me alegra saber que estabas plenamente informado ( perdona si te ha molestado la insinuación), pero muchas veces ocurre lo contrario y me temo que muchos opinadores ( yo el primero seguramente algunas veces), no tenemos una opinión formada al respecto. Respecto a la poligamia estoy de acuerdo totalmente, simplemente introduje un chascarrillo. Eso si, creo que Prada puede defender perfectamente la monogamía ( yo también lo hago) como otros hacen lo contrario. En fin, un blog muy interesante que toca temas muy variados. Un saludo
Miguel

Señor Punch dijo...

Bien Miguel, esto no es ningún "roce", contrastamos opiniones. El tema es que YO DEFIENDO LA MONOGAMIA, lo soy, es mi cultura (de raíz cristiana occidental, aunque yo no confeso fe alguna), pero no articulo esa defensa en una barbaridad intangible convertida, con petulancia, en prueba científica (eso de la naturaleza íntima del ser humano que busca la pareja estable y demás memeces). La historia desmonta a Prada, no en su convicción monógama, que comparto y no es opinable (se es o no se es), si no en la causa/consecuencias que atribuye a ello... cuando él es monógamo, como tú y yo y la mayoría de la gente que nos lee, por nacer en España en mitad del siglo XX. Punto.(y si practican la infidelidad, la practican desde una óptica muy determinada, donde esa "poligamia" es completamente diferente a la de otras culturas)

Señor Punch dijo...

(y gracias por las alabanzas :) )

Anónimo dijo...

"Respecto al alzamiento nacional, nunca he leído nada suyo al respecto, lo mismo fue alferez provisional y lucho junto a Paquito. Finalmente, no debemos confundir la ideología con la calidad literaria"

Yo no cuestiono la calidad literaria de Prada ¿Alguien ha dicho algo? Pero si lo he visto con estos ojitos en un debate del canal Intereconomia (que triste es zapear por la TDT) defendiendo sin tapujos el golpe de estado del 36 y quitando hierro a la dictadura posterior.
Y creo que se leer y lo que yo interpreto en los dos (porque hay dos) artículos de este señor es que justifica el creacionismo con una enorme empanada mental.
Por otra parte, la Iglesia Católica no aprueba el creacionismo y sus variantes modelnas como el diseño inteligente que nos han llegado de USA por divergencias ideologicas con su propia visión de la creación. Pero evidentemente, la iglesia es, por definición, creacionista.

Werewolfie dijo...

Pues... Yo soy judía -por cultura y por ancestros sefardíes, no tanto por fe rigurosa-, y quizá eso me haga ser un tanto sensible a las críticas que se hacen, repitiendo muchas veces ciertos prejuicios y lugares comunes, a la religión en general, a veces con un odio y desprecio que contradice los supuestos valores "humanistas", laicos y demócratas que se suelen contraponer a las diferentes confesiones -particularmente, la católica, al menos en nuestro contexto-. A mí de Prada me es indiferente, no lo conozco personalmente y lo que he leído de él en páginas de dominicales y demás no me ha dejado ningún recuerdo destacable. Pero sobre la "polémica" del creacionismo he leído -aparte del artículo original- algunas páginas que opinaban sobre el mismo, y es curiosa la facilidad para endosarle cosas que Prada en ningún momento dijo ni defendió. No es que quiera postularme -el creacionismo "estricto", tal y como se deduce de la lectura "literal" de Bereshit, es, por supuesto, una postura hoy en día fácilmente refutable con argumentos empíricos-, pero, más allá de que uno defienda su propia postura al respecto, lamento que se utilice el artículo de de Prada como chivo expiatorio, más que nada porque no me parece dar pie justificado a tanto rasgamiento de vestiduras... Conste, señor Punch, que no va por usted -le admiro profundamente y le considero inteligente y capaz de introducir todos los matices y argumentos necesarios para apuntalar sus opiniones-, pero valga lo dicho como mi opinión frente a ciertas hipérboles que quien haya seguido la polémica por la red se habrá podido encontrar por aquí y por allí. En todo caso, me gustaría decir que no comprendo por qué encuentro tan a menudo opiniones tan despreciativas, ofensivas incluso, cuando se habla de temas que tocan la religión, metiendo tirios y troyanos en un mismo saco, con unos poderes de omnisciencia y con un uso constante de la falacia de la generalización -que toda generalización es una falacia, vaya, y quien afirme algo sobre la Iglesia, los curas, los fieles o la religión misma, demuestra conocer a todos los individuos que caen bajo el concepto- que rayan el absurdo que, supuestamente, combaten-...

Por lo demás, felicitaciones por su blog, señor Punch; le enlazo en mis blogs, que compruebo ahora con espanto que todavía no lo había hecho...

Shalom!

Señor Punch dijo...

Werewolfie, gracias por los aplausos, y desde luego espero que esas formas que criticas no la haya adoptado yo nunca, en un arrebato de ira. Quiero decir que una cosa es la Fe, las creencias profundas, con lo que no me voy a meter nunca porque es tan personal como irrebatible (la fe y su ausencia, ambas). Y otra muy distinta es partir de la fe para buscar explicaciones "demostrativas" de esa fe. Primero, porque parece una disculpa, cuando Creer o no, no es cuestión de rendir cuentas ni buscar justificaciones. Segundo porque la fe, El Misterio etc. se sustenta en la "indemostrabilidad" como uno de sus máximos valores.
No soy creyente, pero mi familia, abuelos, tías, primas... incluso algunos buenos amigos, sí lo son... ¡hasta mi cuñada es profe de religión!... por tanto sigo pisando tierras conocidas y que, desde luego, no intento descalificar... otra cosa son las curias temporales, que tiene mucho más de política que de espíritu... al menos la cristiana romana apostólica

Werewolfie dijo...

Pues refrenda usted mis elogios con sus palabras, señor Punch: no esperaba menos de usted, y le agradezco la aclaración de su punto de vista en este comentario. Y completamente de acuerdo en que se hace necesario, para pensar las cosas con cierta justicia, separar lo que sea la fe o creencia personal de los intereses, muy terrenales y muy poco relacionados con la fe en sí misma, de las instituciones que, nominalmente al menos, se puedan autodenombrar guardianas de esa fe -la que sea-. Y es que, en efecto, una cosa pueden ser los aspectos sociopolíticos de una institución (formada por individuos de todo pelaje, por otra parte), y otra muy distinta lo que puede ocurrir en el interior de cada uno: como decía Milton, la mente es un reino en sí misma... Ojalá, entonces, no tuviera una que sufrir ciertos comentarios capaces de descalificar a una -digamos- creyente moderada como servidora por el mero hecho de que, por algún artificio de imaginación que comprendo, pero no puedo compartir, se me pueda asociar a alguna determinada institución temporal con la que poco o nada tengo que ver... Repito que no es en absoluto su caso, señor Punch, pero seguro que sabe de qué estoy hablando.

Shabbath shalom!

Cilicio dijo...

Juan Manuel de Prada es creacionista, pero además es un verdadero analfabeto en cuestiones de ciencia. Busquen en YouTube el vídeo del programa (decir debate sería hacer un mal chiste) de Lágrimas en la lluvia dedicado a la teoría de la evolución de Darwin. Es de vergüenza ajena.