09 octubre 2008

IRON MAN, de J. Favreau

Bostezos. Lo mismo otra vez. La misma desidia en los guionistas, que ofrecen la misma tarta de acción y efectos digitales. La misma falta de dirección (sin inventiva, sin un plano que recordar tras verla...).
Salvamos, porque somos así de buenos y nos resistimos al cero duro, la presencia más que eficaz de Robert Downey Jr y Jeff Bridges, dos actores que aportan matices a personajes que, sobre el papel, son planos.

Ambos son lo suficientemente buenos como parar dar una estrellita (si la dimos a Hancock, hombre, esta pareja es mejor que aquel actor)

1 comentario:

Juan Agustí dijo...

Pues, aunque suelo coincidir contigo bastantes veces, esta vez no estamos de acuerdo. Sí tuviese que indicar con cual de todas las adaptaciones de Marvel al cine me quedo, sin duda sería ésta.