15 noviembre 2008

polémico espoilerazo


Lo primero, recomendar Espoiler, el blog de Hernán Casciari sobre televisión (de calidad). Pese a que a veces se le detectan burdos prejuicios hacia determinadas temáticas, no es menos cierto que sus recomendaciones suelen ser acertadas. Además, da gusto leer a alguien escribiendo bien (pero bien Bien) en la red (no es el único, no se me ofenda nadie). Y como servicio, impagable (cantidad de sencillos e inteligibles tutoriales para convertir tu ordenador en el médium definitivo entre tú y tu verdadera tele a la carta y más aplicaciones, desde calendario semanal a archivos de audio radiofónicos).

Dicho lo cual, menuda meada fuera de tiesto nos regaló el 13 del corriente. Un artículo sobre el asunto de la entrevista a Julián Muñoz en Tele5 y las consecuencias que tal run-run generó en la blogoesfera.


Más de cien comentarios, y aunque no leí todos, diría que sobre el 90% poniéndolo a caldo con más o menos elegancia. Hasta yo me despaché a gusto, y lo reconozco, ligeramente indignado.


Júzgenlo por ustedes mismos pinchando este enlace.

5 comentarios:

icsm14 dijo...

Lo indignante es que alguien se atreva a decir si se debe ver algo o no simplemente por motivos políticos. Y que se intente manipular a la gente de esa manera (haciéndola sentir culpable por sus gustos, o falta de ellos).

Casciari reflexiona sobre una campaña tramposa y ofrece un punto de vista del que pocos se han percatado en su obsesión por crucificar a un tío. ¿Que puede que no guste? Es posible. A nadie nos gusta que nos señalen los fallos. Eso no es mear fuera del tiesto.

Señor Punch dijo...

bueno, yo desconozco esa supuesta campaña que critica Casciari, pero recomendar no ver una entrevista a Muñoz no me parece algo sostenido en factores "políticos", ni ideológicos. Éticos, en todo caso, y deontológicos.
Personalmente pienso que es más lógico recomendar desde tu blog no ver esa entrevista a ese ladrón mafioso, que no hacer lo propio con Los Hombres de Paco, por mierda que esta serie nos parezca. Los Hombres de Paco gustan o no, subjetivamente. A mí, nada, a mis suegros, les pirra. Moralmente no podemos criticar los hombres de Paco. Pero que se pague a un delincuente (de los gordos y por condena) una Millonada es un hecho objetivo sostenido en principios que no defiendo.
Por lo demás, ¿"campaña" o boca a boca? No es lo mismo. ¿Quién está detrás de esa supuesta campaña? Lo pregunto sin segundas, porque no lo sé, aunque en realidad este argumento ya se usó contra Nunca Máis, intentando desviar la atención: al PP no le importaba el objeto de la protesta, sino que tras esta hubiese "alguien" manipulando a todos, lo que, en su teoría, desvirtuaba automáticamente al movimiento y su protesta... según ellos, claro.

icsm14 dijo...

En el primer párrafo lo dice: "una especie de campaña en la que se aconseja al espectador de televisión no ver una entrevista periodística que se le hará a un funcionario corrupto". Más adelante incluso ofrece un enlace para que el lector vea la magnitud del evento y profundice en el tema. Los tipos hasta tienen página web (segundo enlace) y hasta salieron en El País (primer enlace). Puede que empezara con un boca a boca, pero ahora es una campaña en toda regla. Igualito que pasó con Nunca Mais, ya que los citas.

Puedo entender que soliviante la idea de que a un convicto se le pague por salir en televisión. De ello son conscientes los autores de la campaña, que lo explotan para intentar impedir que se emita. Eso es censura y es lo que denuncia Casciari. En ningún momento se ha puesto a favor o en contra de la entrevista. Solo en contra de los censores.

Nos guste o no, la entrevista no es ilegal, JM tiene todo el derecho del mundo a ganarse las lentejas del modo que más le convenga (dentro de la ley, of course) y Tele5 es una empresa privada. Si el tipo hubiera montado un puesto de verduras irían a la feria con barras de hierro para desmantelárselo. ¿O será que lo que jode es que el tío siga ganando mucho dinero? Porque no se de ninguna ley que diga que los convictos deban vivir del sueldo mínimo.

Y, por cierto, los argumentos puede que sean éticos o deontológicos, pero usados como se están usando, se transforman en política.

Señor Punch dijo...

Nadie habla de ilegalidades en T5, por supuesto. Pero sí, insisto, de moral, y en ese sentido no podemos trasladar la papata caliente del objeto activo (Tele 5) a quienes claman contra su acción. La deontología es una conducta profesional, y se refiere en este caso a los periodistas. ¿No tienen derecho los espectadores a quejarse de un medio por violar fragantemente ciertos códigos periodísticos, determinada ética? Más aún: hace años la blogoesfera generalizó un banner para promover que, de hacienda, la iglesia no se lleve ni patacón. Alertaba al lector para que marque otra x. Y tampoco lo veo mal. Es un acto personal del blogger que se entera de determinada iniciativa, y de un modo personal decide sumarse activamente. Incluso si la iniciativa parte de, un poner, IU, ¿hay coacción al blogger, o recompensa de algún tipo? No, entonces, nos queda la otra explicación: semos borregos, tontos, y ala, fascistas.

Lo de fascista tampoco hay por donde cojerlo. ¿Sabe la gente qué es el fascismo? NO, claro, pero incluso a nivel coloquial no se ajusta. Fascista es la acción grupal, organizada, violenta e impositiva de hacer valer unas ideas determinadas. Por tanto aquí fallan, como poco, dos parámetros (no hay imposición, yo pudeo unirme a la campaña o no, y desde luego no hay violencia, tú puedes hacerme caso o no)

Vuelvo al asunto del "dirigismo capcioso": pincho enlaces y sólo veo acciones personales que cuajan y se difunden (y diarios que se hacen ecos del asunto). Si hay una campaña dirigida podemos cuestionar ciertos puntos, como si hay tras ella intereses de otra cadena, por ejemplo. Pero ¿de ello derivamos la invalidez de la protesta per sé?¿como detrás hay un poder mediático, la acción pierde valor?¿ante el desastre de los Hilillos, ¿debemos callar porque el BNG está detrás de la plataforma reivindicativa aportando dinero y organización? No, ni de coña. El PP pretendía desacreditar un movimiento ciudadano, mediante el argumento de que si detrás de una protesta hay intereses espúrios de un rival político, el concepto de dicha reivindicación queda invalidado. Y no es así. Aunque no veo en este caso una "sombra mediática" con otros intereses, de haberla ello no implica que la entrevisa apeste. Y mientras no sea impositiva, todo dios tiene derecho a defender la propuesta de no ver esa entrevista.

Y desde luego es contradictorio y no lo entiendo, que alguien que contínuamente aboga por usar la red (streaming, mula, etc) para obviar la programación generalista, opine lo que opina sobre pedir que no es vea un único programa. Hablamos del blogger que entre chascarrillos insulta (de marujas y "viejos" los ha tratado) a los espectadores de fición nacional. La calidad de una de esas series es algo subjetivo, allá cada cual. Pagar a un ladrón (como tal juzgado y condenado), es muy distinto, éticamente insostenible de un modo objetivo, e indigna, genera corrientes de opinión, y eso en la era digital cobra un eco inusitado. ¿Censura? hombre, no creo que por entrar en una web o un blog y tomar la decisión personalísima de hacerles caso o no, se vaya a impedir por métodos taxativos que Tele 5 dé su cheque y haga sus preguntitas a Muñoz.

icsm14 dijo...

Una cosa es quejarse de la programación y otra a presionar para que se retire de antena por motivos particulares. Lo cierto es que no veo mucha diferencia entre lo que está pasando ahora y lo que hizo Hazte Oir con Salvados por la Iglesia el verano pasado. Y también recuerdo la que se montó cuando TVE decidió no emitir un programa suyo en el que se ponía a parir a la propia TVE.

Lo cierto es que lo que tú ves como una conducta poco ética y hasta vergonzosa, a mí me la trae floja. Si no quiero ver la entrevista no la veo y punto. Puedo incluso llegar a comentarlo en el blog, eso es personal. Lo que ya no es personal es incitar a los demás a hacer lo mismo con objeto de hacer presión para que se retire de la programación. Es más, prefiero que a Julián Muñoz le paguen 300.000 euros, y hasta 600.000, antes de que un puñado de personas pueda decidir por mí lo que ver o no en la tele.

Y sí, hay un dirigismo capcioso en la campaña que, para mí, la invalida completamente. Por un lado hay un llamamiento a colaborar en la campaña. Se deja implícita la idea de que si no la apoyas eres una "mala persona" (dejémoslo así). Por otro, se presenta el razonamiento de tal manera que se centra la atención en un hecho controvertido, el que a JM juzgado, condenado y en libertad condicional, se le pague una pasta por una entrevista, que a buen seguro indignará a muchos, antes de pasar al propósito de la campaña: hacer presión para que no se emita un programa de televisión. (Táctica que, por otro lado han empleado abiertamente muchos regímenes fascistas, lo que hace las calificacioens de Casciari, sin ser correctas, no sean descabelladas. Pero eso daría para otra discusión y ahora es mejor centrarse en el tema que realmente nos ocupa.)

¿Hubieran conseguido el mismo efecto si se hubiese planteado la propuesta al revés (primero lo que se pretende y después los motivos)? Lo dudo mucho. Y es que si lo desmenuzas un poco y te quedas con la esencia, lo que se propone es aberrante: Eliminar un programa de televisión. ¿Por qué? Porque ofende mi sentido de la moralidad y el buen gusto. ¿No entiendes por qué Casciari defiende ahora la telebasura? Lo que yo no puedo entender es que gente que se puso en pie de guerra con los asuntos de las caricaturas de Mahoma y la de los Príncipes de Asturias haga lo mismo que criticó en su día sólo por que ahora, los ofendidos son ellos.