12 noviembre 2008

TV ON THE RADIO:

Vale: estamos ante un discazo que se saluda ya como posible exito mediático y como su propuesta más comercial. Pero ojo, que si tu baremo de "música experimental" no sobrepasa las fugas mariachis de Bunbury esto puede fundirte las orejitas...
No, no, Tv on the Radio siguen siendo esa banda de rock negro que aunaba gustos post-punk y raíz funky con producciones exquisitas pero, lejos del hy-fi de radiofórmula, enormemente inventivas e inquietas.
De acuerdo, Dear Science es un disco más pop, más melódico, también más funk que punk, más Prince que P.I.L., y en este cambio de actitud hacia sonidos cada vez más mimosos merecen el éxito. Pero aunque la pluscuamperfecta Halfway Home ya suene en un anuncio de la cadena Cuatro ¿lo van a tener? ¿Los habituales a los 40 están preparados para la imaginación sonora de Shout me Out?¿Sonará en Gran Hermano la amenazante DLZ?¿Su clara apuesta funky calará fuera de sus EEUU natales (pienso en España, alérgica musicalmente al negro, hablemos de hip hop -menos ya, con dos décadas de retraso-, soul, disco, funky...)?

Pues me importa un bledo, ande yo caliente, que Dear Science me está resultando un caleidoscopio inagotable (y lleva ya muuuchas escuchas, y siguen apareciendo los matices aquí y allá).






5 comentarios:

arckh dijo...

señor punch!!!
que alegría ver que aquí sigues!!!
el nuevo de tv on the radio... pues la verdad es que no lo he escuchado aún... ya te diré!!
en mundo cómic he avanzado un poquitíiiiin más... después de watchmen cayó maus, y este verano empezé con sandman, pero de momento sólo me han dejado los tres primeros.... jajaja poco a poco, ya ves!!

Señor Punch dijo...

no, arckh, alegría saber que aún existes en la red. Te daba por desaparecida, así que volveré a vigilar ese Gusano Digital ;)
Por aquí, no sólo seguimos, la semana que viene auguro pequeños terremotos, ya verás (lo suelto en primicia aquí, en tu honor) ;)

Anónimo dijo...

Sí señor, un disco que de momento parece inagotable: a mí también me está aguantando muchas escuchas. Y además en pocos días (una semana concretamente desde que lo compré), cosa que aún resulta más sorprendente. Con el poco tiempo que tengo para todo (cómic-cine-música-series-libros) la cantidad de jugo que he sacado a Dear Science en estos siete días se la habría sacado a cualquier otro disco por lo menos en un par de meses. De hecho ahí sigue desde hace mes y medio, encima de mi minicadena y pendiente de "profundización", el doble de Centro-matic y South St. Gabriel. Una pena, porque mira que pinta tremendo...
Esto, ¿alguien sabe dónde puedo comprar horas libres?

Salud

-blowie

Señor Punch dijo...

Blowie, ¿tienes hijos? Porque entonces la cosa se eleva a una potencia muy elevada. Lo de la falta de tiempo, quiero decir.
Yo ya he concluido que lo importante es seguir picoteando siempre, y mantenerse informado. Quien se informe, aunque luego lea poco (o escuche poca música, o vea poco cine... lo del cine con un chavalín es algo casi imposible...), por lo menos tendrá esa base de datos que es la cabeza bastante llena de posibilidades. Yo tengo una lista de... de TODO que no te imaginas, asíq ue cuando tengo o avisto un huequito, hay pa elegir qué compro, y no suelo equivocarme. Parezco el más leído y a la última, y realmente cualquier chaval de veinte sin las seis mil cosas que me atan a obligaciones diversas me da mil vueltas en cantidad (eh, en calidad no, en eso ni Dios, que conste ;P)

Anónimo dijo...

Jajaja... pues no, aún no tengo hijos. Reúno dos de las características necesarias para ello: un piso, ojo, de alquiler y una estupenda novia de largo recorrido; pero me faltan algunas indispensables: unos cinco años y bastante "pasta sacrificable", esto es, dinero que pueda destinar a otras cosas que no sean cultura.
Total, que aún tengo una cierta cantidad de tiempo (menos de lo que me gustaría, sí), ya que tengo un horario de trabajo de doble filo: tardes-noches (como buena tele local en la que trabajo el curro se acumula hacia tarde; o dicho de otra manera, Programación Erótico-festiva), lo cual por un lado dificulta mi vida social (mis amigos y mi novia están hasta las narices del tema), pero por otro me da horas y horas en la que estoy solo. Gracias a ello puedo ver por lo menos una peli al dia (esta semana, una de Oliveira, una de Assayas, una de Douglas Sirk y una de Chabrol, tomayá), alguna serie (hoy True Blood) y algun que otro cómic (esta mañana Crumb y un poco de recuperación de Los Vengadores en formato Biblioteca Marvel). O sea que sí, me quejo pero aún puedo considerar ir bien servido.

Eso sí, yo también acabo leyendo más sobre los temas que experimentándolos de verdad. Ojalá hubiera visto todas las películas que conozco u oído todos los discos sobre los que he leído...

Por cierto, y para acabar, no lo dije antes pero empecé los nuevos 4F entre otras cosas por haber dejado algunas series que seguía: me cansé del Daredevil de Brubaker que tan bien empezó; y de DC, lo del Batman de Morrison me pintaba mejor de lo que fue y cuando se fue Meltzer la serie de JLA cayó en picado (sí, ME ENCANTÓ Meltzer en JLA, qué pasa). Pero vamos, que todo esto para decir que ahora mismo en Marvel me parece que sólo se salva el Thor de Straczinsky (good, not great) y, a eso iba, la nueva serie de NOVA: si no la has probado, te la recomiendo. Aventuras espaciales al más puro estilo GL pero más divertidas y menos batiburrillescas que lo que se publica actualmente (y eso que Johns me parece un tipo solvente).

Ala, ahora sí que ya está. Sigo, ejem, currando. Perdona por el rollo, pero, hey, has empezado tú! jejeje...

Salud

-blowie