30 diciembre 2008

DEERHUNTER: Microcastle/Weird era continued

Deerhuter han alumbrado dos discos de un modo curioso: cuando se filtraron temas de Microcastle en la red de redes, Brandon Cox y compañía, sobrados de talento y conscientes de ello, ni cortos ni perezosos grabaron una segunda parte, Weird Era Continued. Contra la piratería, tour de force creativo. Lo jugoso de la historia es que ni Microcastle ni su apéndice son baratijas, y nos recompensan con buenas y muy preciosas gemas.
Microcastle comienza evocando lo mejor de su disco anterior, Cryptograms, pero eso ahora nos sabe a poco. Otra vez las guitarras planeadoras y espaciales, otra vez la distorsión creando una nebulosa, y ora vez esa voz entre adormecida, extatica y lírica. No está mal, y de hecho los cuatro primeros temas no son despreciables. Pero el disco vira en Microcastle, la canción, y se adentra en un reino de miniaturas mucho más personal que la revisitación shoegazer, un cosmos de fino cristal siempre a punto de romperse, que canción a canción evoluciona hasta un final recio. Entre My Bloody Valentine, la psicodelia y el garaje de California, el kraut alemán de los setenta y una electrónica de salón (la que domina Atlas Sound, proyecto paralelo de Cox), Deerhunter han definido definitivamente su propio sonido.
Weir Era Continued, por su parte, no es simplemente un amasijo de descartes publicados por despecho, sino que muestra este estado de gracia sin pulir, sin buscar el elemento conceptual que hace de su hermano mayor un todo orgánico. Aquí sólo encontramos una suma de canciones… y qué canciones. Vox Celeste es lo mejor del duplo, furiosa y levitante, los interludios atmosféricos consiguen embelesar como miniaturas, Dot Gain es pop oblícuo y psicodelia ensoñadora, y todo, en fin, evidencia que Deerhunter ya no buscan paisajes más allá de canciones, sino que habiéndolos encontrado, saben adecuarlos (sus sonidos espectrales, seráficos) al marco perfecto (unas melodías redondas)
Uno de los discazos del año. Dos de los discazos del año, quiero decir.


En directo...

8 comentarios:

probertoj dijo...

Sí está bien, sí. Mejor que el Cryptograms, que me sigue pareciendo un timo de la estampita.

¿Le has echado un oído ya a lo nuevo de Animal Collective?

Octavio B. (señor punch) dijo...

aún no, aún no... ganas hay, pero ganas hay de tantas cosas.. como ese live de YLT que colgaste en El ruido que aún no he podido ver con calma... joder con las fiestas (como añadido extra a todo lo de todos los días),que no dejan tiempo para nada.
De hecho tras Deer, ando intentando descifrar hasta qué punto me gustan y hasta cual me horripilan Glasvegas, y acabo de escuchar Oxford Collapse, estos en primera ronda molan mazo, que decía nuestro impagable cantante ligero... ambos saldrán por acá... algún día :P

Octavio B. (señor punch) dijo...

por cierto, aprovecho que el Pisuerga, yu es off topic que nadie va a entender salvo tú, Probertoj... a mí me gustaba El Traidor, que era el Topo en la ETB antes, y que va a volver, ¿eh? ;)

probertoj dijo...

OXford Collapse molan, sin duda, al menos si te molan los 90 indierock. Glasvegas yo pienso que no mucho, pero tampoco me acaba de quedar muy claro, lo cual me escama.

Joder, al final parece que a todo el mundo le gustó El Traidor menos a Cuatro. ;)

Por cierto, ¿a blogger no se le puede poner una opción de suscribir a comments a través de email? Voy dejando cosas por ahí escritas y luego nunca me acuerdo de mirar si me han respondido o no.

probertoj dijo...

Vale, soy idiota, sólo te dan la opción si te haces una cuenta blogger. Y ya me la he hecho.

Octavio B. (señor punch) dijo...

...pues serás idiota, pero yo, analfabwebto, aún no acabo de entenderlo :))
çSí, soy de los que deja hilos porque los olvida, no pasa nada ;)

Octavio B. (señor punch) dijo...

en fin, que los de la edad media digital seguimos un poco fuera de onda, nunca me he subscrito a los comments salvo en EL Ruido... creo, ¿no? :))

probertoj dijo...

No sé, la cosa es que ahora hay una opción para que te lleguen al correo los comentarios en los hilos en los que escribes. Es muy cómodo, porque puedes seguir la conversación sin tenerte que pasar po las páginas a ver si alguien ha contestado. Como el RSS, pero sólo donde tú has dejado comentarios.