12 diciembre 2008

EXTRA LIFE Secular Works

La propuesta de Extra Life es, al menos, curiosa. Única, incluso.
Para entenderla debemos hablar de dos polos opuestos que se amalgaman en su música. El primero, la música post hardcore. Abre su debut Blackmail+Blues, con ritmos retorcidos sobre guitarras limpias pero angulosas, todo sostenido en una sección rítmica potentísima. Suena a Albini, o a un grupo de Touch and Go Records. Entonces entra, tras un largo desarrollo, la parte vocal y uno siente como si algo de cristal se rompiera en nuestra cabeza. ¿Trovadores, troveros y minnensingers?. Esto suena a cantos medievales, no a Washington DC ni a años 90.
En el fondo veo la alquimia como muy posible y un acierto, pese a ser una marcianada.
-El postcore desmembra las rítmicas y lo melódico, busca sonidos cacofónicos, se aleja de los modos tradicionales y suena rotundo y fiero (escucha post en este myspace).
-Y si por tradicional entendemos los modos heredados del clásico (entendiendo por tal la presencia de tónica y dominante, desde Corelli hasta el pop… tampoco me crean entendidísimo en musicología, pero hasta aquí llego), la música medieval antigua, por antecesora, tampoco comulga con esos modos que nos hacen disfrutable un minuet y una canción de Mamas and the Papas de igual modo (escucha música medieval en este otro myspace).
Así que Secular Works, el debut de Extra Life, conjuga músicas que se escapan de los cánones del gusto común para abrazar dos modos de entender lo extraño, lo incómodo incluso. Y la verdad, sí, es un disco incómodo, una rara avis de temas largos y sinuosos, enervantes y, lo repito, únicos hoy. O ayer, o antes de ayer. Apuesto también que únicos mañana y pasado.
No, Extra Life no van a sobresalir más alla de la curiosidad, la nota al margen, pero cosas como esta son necesarias para tomar distancia, entender que el rock puede desafiar orejas acomodaticias y reinventarse. Propuestas más medidas, menos dadas a la deriva, vendrán a traer mayores logros apoyándose en experimentos como Secular Works, ténganlo por seguro (igual futuros trabajos de los mismos Extra Life, banda del ex ZS, otro nombre de culto y, dicen, muy muy experimental)



El tema que sigue, es... porque ustedes son buenos, un caramelo casi pop, mucho menos oblicuo que algunos otros de los del CD, y por tanto mucho más disfrutable, sin perder sus señas de identidad.




5 comentarios:

probertoj dijo...

Pues no los he escuchado hasta hoy, pero la canción esta es acojonante, ¿eh?

Pero acojonante de verdad.

Octavio B. (señor punch) dijo...

el Lp es más anguloso, menos "pop". Dificilillo pero bueno, bueno. Yo les puntúo algo bajo porque creo que si encuentran un sonido más directo, darán una campanada de las gordas. Quiero decir, post de temas culebreantes de ocho minutos lo hacen muchos y lo dominan Lisabö, nadie más (exagerando pero para explicarme) Ahora, el rollo ese de música medieval es un puntazo.

Octavio B. (señor punch) dijo...

(por cierto, los descubrí en Público, con un ojo a la música que no conviene desatender)

probertoj dijo...

Público tiene buenas firmas en muchas cosas... excepto en donde les interesa a los políticos y en deportes, cuya sección no puede ser más decepcionante.

En música, desde luego, se están zampando a El País con patatas, como era previsible. El Mundo hace tiempo que dejó la sección en manos de becarios. Y cómo sería la cosa que había que acudir a La Razón para encontrar un cierto interés por lo musical. Lo que pasa que a cambio te leías también a Ussía y a Burgos y como que no.

Octavio B. (señor punch) dijo...

RECTIFICATIO:¿dónde he metido mi oído? El tema que aquí cantan CLARO que está en el Lp, quizá interpretado con más viveza, pero se trata de "The refrain"