17 diciembre 2008

justicia poética

Si la imagen del ataque a las Torres Gemelas quedará indudablemente como la de la década (y el punto cero desde el que despegó el siglo XXI, nada bueno nos podía traer), tengo claro que la imagen del año 2008 es ésta:



Sí, la del año, ni Obama ni gaitas. Esto cierra una década patética: un final digno (airado y algo surrealista) para uno de los presidentes electos más deplorables que conozco, insuperable en la relación mezquindad/poder absoluto, y dejando a un lado evidentemente a todo dictador, no me busquen puntos sobre las íes.
Además, que levante la mano quien no quisiera haber estado allí mismo. Qué risas, por dios, qué satisfación, qué...sí, qué imagen tan metafórica del mundo que nos deja Bush Jr., tan irónica, divertida y también triste.

3 comentarios:

lider dijo...

Daba nausea el otro día escuchar a los tertulianos deplorando el acto con su política correcta de mierda. Por cierto, para presidentes deplorables aquel que decía con acento tejano "estamos trabajando en ello" y llamaba perros a los que protestaban... Para mi la foto de la década es la de las azores, no se puede concentrar tanta miseria moral en tan poco espacio.

Octavio B. (señor punch) dijo...

Bueno, líder, esque la foto de las Azores es consecuencia del atentado de las Torres. Es hacer historia ficción, pero Bush encontró en esa barbaridad la legitimación para llevar a sus últimas consecuencias los postulados neocon. ¿Hubiera sido un mapa político distinto sin la aparición del terrorismo a esa escala? Creo que sí, que el mundo hubiera sido un poquito mejor, o al menos más contenido.

maginelmago dijo...

Para mí que forma parte de la campaña de imagen que el hijo de Bush lleva haciendo desde noviembre. La última: crear parques naturales submarinos en las islas Marianas (Océano Pacífico) para pasar a la Historia como el Presidente de los Estados Unidos más ecologista, cuando sabemos y hemos de recordar que ha sido al contrario: que él quiso (no sé si lo consiguió) entrar a saco en el Océano Glaciar Ártico para ensuciarlo todo con el petróleo que hay por allí. Que se ha opuesto a todas las propuestas anticontaminantes para intentar paliar el cambio climático... Y la antepenúltima: "me equivoqué en lo de las armas de destrucción masiva de Irak. Lo siento". Nada, nada, resucitas a los muertos, reconstruyes los edificios y las vidas, y todo olvidado.