29 diciembre 2008

Nuevo Xornal

Hace unos veinte días salía en todos los quioscos gallegos un nuevo periódico, el Xornal de Galicia, diario bilingüe que, decía en su primer ejemplar, buscaba cubrir un hueco que aún no estaba cubierto. Pasados unos días y catado con interés, hay que decir que, efectivamente, el Xornal cubre un hueco desatendido en Galicia, lo que tiene su doble filo. Los mentideros hablaban de plataforma del partido galleguista (o nacionalista) Bloque Nacionalista Galego, y creo que el diario ni se molesta en ocultar esa adscripción. ¿Malo, bueno? Más bien inevitable. Yo opinaré siempre que sería fabuloso que un periódico naciese libre de dogma político, pero eso nunca fue así, ni lo va a ser. Por tanto, al menos, que nazca una plataforma mediática que no sople las velas de las filiales gallegas de los dos de siempre es algo que debe ser bienvenido. BNG es socio de gobierno y ha demostrado que es mucho más que el brazo político de una minoría, así que tarde o temprano su representatividad social debía manifestarse en un soporte de opinión, y eso ha ocurrido. Con ello se gana en espectro y pluralismo informativo, y también se hacen obvios sus ya numerosos parabienes hacia la formación liderada por Anxo Quintana (en los columnistas, en las editoriales, en las entrevistas... en fin, en las alfombras rojas). Lo que debemos separar (cual grano y paja) es la loa de lo objetivo: ¿merece la gestión del BNG el aplauso?¿Se aplaude desde el Xornal poniendo datos objetivos sobre la mesa o estamos ante un folletín propagandístico? El tiempo modulará nuestro veredicto, pero ya se agracede que temas "nuestros" sean atendidos con especial intensidad, caso del asunto de la casa natal de Castelao (uno de los pilares de la cultura gallega, por si no les suena).
En todo caso, anotemos, el fondo se inpone sobre la forma, clásica. No se busca un formato de ruptura (a lo Público, por ejemplo) sino dar una nueva voz, un punto de vista que era, posiblemente, necesario.
Y mientras, disfrutemos de sus suplementos de cultura, tanto el del viernes, centrado en ocio y juventud, como el del sábado, más encorbatado y con mayúsculas (Cultura, Cul-tu-ra...). Tres semanas y tres tiros de prueba, muy buen diseño (resentido en su última edición, donde han rebajado el "a todo color"), muchos temas y sobre todo un enfoque acertado, atento no a lo mass mediático, sino a los subterráneos por los que transita la verdadera cultura (La Historia Universal de Paniceiros, Wong Kar Wai, El Columpio Asesino, Bolaño, hasta el juego on line World of Warcraft ha sigo atendido... y con especial aínco, todo lo gallego, claro). EXIT los viernes es bonito de ver, jugoso de leer (dentro de la brevedad exigida a este tipo de suplementos) y digno de atender. Nós, los sábados, es más seriote, cuidadín que esto es cultura de la seria (crítica de arte contemporáneo, literatura, teatro... bien, bien), pero con el tino de no despreciar esos pretendidos "menores" como el pop, los blogs como movimiento cultural emergente, o los cómics como digno soporte narrativo.
Y sobre cómics, se agradece que se atiendan desde un evidente reconocimiento y cariño (si me pongo pejiguero puedo señalar fallos, tonterías como hablar sobre Bone insistiendo en escribir Monstroratas, con N, o pequeños equívocos en fechas, pero lo importante es la presencia y el buen tono de los artículos). Y que el mejor crítico de cómics del universo haya colaborado puntualmente (quien sabe si en un futuro su firma engalanará nuevamente sus páginas) es circunstancial, pero sí, por el Nós se nos pudo encontrar (y también, por cierto, a David Saavedra, una de las orejas musicales más fiables).

1 comentario:

maginelmago dijo...

Excepto en España, la prensa suele pertenecer a algún segmento político, ideológico o lobby o grupo de presión de manera clara. La prensa, tradicionalmente, es el órgano de comunicación de un grupo político.
Por eso todos esos "diarios independientes" o diarios sin calificación se convierten en portavoces camuflados (todos saben que son del PP o del PSOE pero nadie lo dice, en un círculo hipócrita).
Si ese diario está en la órbita del BNG, y no se desmiente, me parece correcto. Al menos, el comprador sabrá realmente la tendencia de opinión y de información que encontrará dentro.