09 diciembre 2008

Un buen follón (ero)

Salvados por la campaña fue como un resplandor, algo refulgente que cegó la mirada de un espectador desacostumbrado a propuestas frescas. “El Follonero”, es un producto Buenafuente que se sostiene en el carisma de Jordi Évole. Su personaje es un tipo a medio camino entre el alucinado Tonino de CQC y el gamberrete de barrio pasota. Y su puesta de largo fue una idea fresca, que desafió las fórmulas ya agotadas de periodistas “graciosillos” a la manera del mentado Caiga Quien Caiga. Buenas ideas, un front man con carisma, y mucho desparpajo. Convertir la idea en programa regular no fue el mayor acierto de la cadena, pues evidentemente no se puede ser el más fresco semana sí, semana también, pero algún golpe de los buenos aún ha sabido darnos. Tele de calidad, mordaz, ácida e ingeniosa.
El último, este fin de semana, el golazo consistió en parodiar con elegancia pero con mucha acidez, todo el circo de Tele5, cadena volcada de un tiempo a esta parte a comerle la picha a delincuentes y golfos (apandadores).

No hay comentarios: