18 diciembre 2008

¡viva la monarquía!

¡Viva el Rey, vivan los Borbones, Juan Carlos y Sofía! ¡Viva la Reina de Inglaterra y Dios salve al Rey, a cualquier Rey, a todos los reyes!
Hoy soy monárquico. Hoy soy Rey. Rey Mago en la guardería del chaval. Capa y barba, regalos y muchos niños alucinados a mi alrededor. Me lo voy a pasar pipa.


3 comentarios:

probertoj dijo...

Jajajaja.

Disfruta

icsm14 dijo...

Adesdeluego que te metes en cada berenjenal...

Octavio B. (señor punch) dijo...

De berenjenal nada: ser el rey mago para tu propio hijo (además de muchos otros niños de mirada incrédula, de ansia y, claro, algo de miedo) es un lujo, algo maravilloso.Dar regalos y caramelos, que te lancen besos... no lo paga el dinero, es el cariño y la adoración más pura que puedes encontrar en el mundo... y es la de mi hijo. Lo dicho, un lujo(Ahora sí, cansa un huevo...:P)