30 septiembre 2008

THE WAR ON DRUGS: Dragonwheel blues

Bien, parece que ya tengo grupo revelación de 2008.
The War on Drugs vienen de la nada con un Cd bajo el brazo donde las influencias más bizarras (por aparentemente chirriantes entre sí) conviven en una harmonía de escándalo, cimentan un discurso tan sólido como personal, aunan palos dispares bajo una personalidad férrea y lo mejor: regurgitan canciones colosales.
Dragonwheel blues tiene nombre de música clásica (blues) y abre con un daguerrotipo turbio que parece un sueño del Dylan lisérgico, un descarte de Hygway 69 Revisited que asusta. ¿Otro calco del judío, no nos llega con ser condescendientes con The Felice Brothers, ahora esto también? Pero Arms like boulders es eso, un sueño, una declaración de amor, un sí rotundo a una influencia sobre la que expandir su música. Taking the farm sigue teniendo algo del autor de Modern Times, pero también mucho del mejor Springsteen. ¿Y si les digo que ese tema suena a Animal Collective? Sí, yo también puse cara de memo al escucharlo. De sorpresa sincera. Palpo ya el atrevimiento conceptual del disco, con su apego a los clásicos entendido como carburante para una carrocería vanguardista y contemporánea. Sigamos el viaje. Sigamos el trip de Coast Reprise. ¿Flying Saucer Attack con sordina? Y las voces tan Dylan y al tiempo tan suyas de Adam Granduciel, ¿dónde están en este tema? ¿Qué es esto, post?¿Y no se cuelan por allá Suicide, por acá Spacemen 3, o por acullá My Bloody Valentine?
Dragonwheel Blues no responde, sólo abre incógnitas que motivan asombro, y las amalgama con lo que hay que tener: talento melódico (el de Needle in your eye, o Barrel of Batteries) y una mirada propia, con lo que crean uno de los discos del año.
Aquí hay folk desnudo y noise paisajístico, miniaturas y sinfonías, pop y rock... Uno ya se está preguntando cómo evolucionaran estos chavales si han ideado este debut, pero sin demasiada preocupación: es momento de disfrutar su presente, porque como diría Antonio Gala, esto es la hostia (bueno, Gala no lo diría, pero yo sí)




29 septiembre 2008

FUN HOME, DE Alison Brechdel

Hace tiempo que vengo defendiendo la madurez del cómic, que parece vivir en nuestros días un esplendor brillante. Pienso que está muy por encima del cine, arte asfixiado por intereses mercantiles en su mayor parte, que hunde a sus mejores creadores en un mecano sólo interesado en ganar dinero con propuestas de puro entretenimiento masivo (y que me perdonen, pero los tiempos en que la calidad no se reñía con lo masivo hace muchos lustros que murieron, pese a las buenas y disfrutables escepciones). Por otro lado, la mejor literatura es un submundo posiblemente muy activo, e incluso aún inalcanzado por la historieta en su hondura y ambición. Pero reflotando ese plancton valioso y nutriente, abunda la novela popular más vacía, la de hermosas sobrecubiertas serigrafiadas y de brillante oropel, la de géneros trillados que nadie se esfuerza en hacer evolucionar (sí, la novela histórica en primer lugar), o la de los cuatro monos mediáticos y endiosados que escriben con el culo (Reverte se me atragantó al segundo párrafo… ¿por qué insistir, cuando hay tanta literatura por descubrir?).
Vale, en el cómic tenemos nuestro elevado porcentaje de mierda, como en todo. Y de tebeo-alfalfa para frikis incultos más allá de su microcosmos también. Pero hoy lo que está de moda es la obra de autor, trabajos personales, ambiciosos, trascendentes en fondo y en forma. Blain, Sfar, Ware, Seth, Max… son puntales: de ellos se habla (hasta se polemiza) en los foros especializados, y sus tebeos son los que hoy están llamando la atención en “el mundo real” (ya no es infrecuente ver cómo el País, o el ABC, o Público, hablan de una novedad interesante y lo hacen desde un cierto conocimiento y respeto por la historieta más allá de los clichés)
Todo esto me sirve para echar sal en la herida (los comments son suyos, amados lectores, afilen cuchillos si quieren) y sobre todo para encauzar una obra tan enorme (perdón, quise decir ENORME) como Fun Home, de Alison Brechdel.
Autobiografía distanciada, reflexiva de un modo que acogota y acompleja (por su profundidad), Fun Home disecciona un hogar donde se impone la presencia gélida de un padre que esconde pasiones ajenas al círculo familiar. Es homosexual, autoreprimido pero con inconfesadas válvulas de escape. Y la autora, su hija Alison, es lesbiana pero de un modo muy diferente al enfrentarse y descubrir su sexualidad. La familia es diseccionada por la autora desde una doble vertiente: una enorme sensibilidad que le hace girar en círculos concéntricos sobre los detalles, y un universo nutrido y sustentado por la pasión hacia la literatura.
En este sentido, Fun Home trasciende lo genérico (biografía confesional, sería el caso) para establecer un juego de reflejos múltiples entre la vida de Alison y su familia, que retrata el interior de la mujer que se descubre y que descubre el secreto paterno, y la verdad que creen encontrar tanto el padre como la hija en la literatura (Joyce, Oscar Wilde, Homero…). Sobre todo la hija.
Brechdel establece desde este punto de partida un constante diálogo entre su vida, sus reflexiones, sus ánimos, y la literatura como reflejo y como guía para el lector. Alison se reconoce tanto como aprende de sus libros. Por eso lo literario se imbrica en la novela gráfica con semejante fuerza: no sólo tenemos un estilo profundamente literario, sino que numerosas veces Fun Home reproduce párrafos de libros enteros y cartas personales de los personajes. También se visualiza el perpetuo contacto de la familia con los libros (cada pocas páginas podemos ver a alguien leyendo, o hablando de un libro, o descubrir los títulos que descansan en una librería, etc.)
Con todo este denso material, Fun Home se revela como una lectura apasionante, intencionadamente difícil, absorbente por el cúmulo de dudas y verdades que atesora, emocionante por el retrato distante y en absoluto estereotipado de una familia disfuncional, atractivo por un dibujo suave, por una dinámica narrativa invisible, que nunca pretende hacerse notar (salvo en el tremendo diálogo confesional dentro de un coche, donde rompe el esquema de toda la obra con una paginación reticular, de pequeñas viñetas iguales, una asfixiante celosía en donde los sentimientos y las verdades no terminan de liberarse).
Fun Home es el cómic del año (al menos de los pocos que he leído) y, por fin, una lectura que me ha pedido a gritos ser releída. Lo haré, en breve, y sé de antemano que Fun Home crecerá más, entonces.

27 septiembre 2008

¿te gustan My Bloody Valentine? (nuevas traigo)

ya saben, el ruido extremo, el directo atronador y bla bla bla...
El caso es que ¡por fin! en you tube han colgado una buena toma de su gira de este verano, así que la dejo colgada.
Soy reticente, ver un live de MBV en You Tube es como pretender escuchar el ruido de un avión rompiendo la barrera del sonido en el murmullo de una caracola, pero hablamos de una toma televisiva, no de un roñoso móvil al viento (que es lo que se encuentra de la banda de Shield, normalmente).
Ponganse unos buenos cascos, suban todos los volúmenes que puedan,hagan clik, soon



Otras muestras decentes, pero ya no profesionales, son las que siguen. Su autor tenía una buena grabadora y la astucia de apuntar a la pantalla,no al escenario. Y con buen pulso



No se puede comparar con el primer Tubo, pero tiene un pase. Otro (y aquí, hacia el minuto cuatro, magia: entre las nubes de distorsión, aaahhhh, la sonrisa de Bilinda...)



Además, siguen las declaraciones y la rumorología: parece que habá dos discos nuevos de los escoceses, uno repescando material de sus últimas sesiones (las que no llevaron a un disco, sino al final del grupo) y otro con nuevo material. Leído aquí

26 septiembre 2008

un año Público

¿Ya? Tempus fugit, o como decía el otro, pozí, un año.
¿Balance? Positivo, sin duda. Bien es cierta la inclinación del joven periódico a las portadas sensacionalistas, y su ideología hace pensar a más de uno que son un mero instrumento del PSOE, pero al tiempo yo encuentro varias cosas que me gustan (siendo la primera la que predicaba Cristo: quien esté libre de ser vehículo tendencioso en la prensa española, que tire la primera piedra, y la segunda, pues que miren, tiendo a la izquierda y suelo estar de acuerdo con ellos -suelo-). enumeremos virtudes:

1.- Es una lectura ligera y eso me gusta, porque para leer rotativos densos progresistas ya tenía El País, y dudo que nadie, en ese terreno, pueda hacerle sombra. Si al tiempo asumo que leer de verdad El País requiere como mínimo media hora diaria, reconozco que asumo como virtud la ligereza. Para densidades tengo mi tiempo justito y el periódico del día a día me gusta leerlo rápido. Aunque puedo estar equivocado, sigue gustándome así.

2.- Está Fontdevila, un genio (y la pluma más independiente de Público, quien más caña ha dado al Gobierno desde su espacio de humor), y Vergara, muy bueno (y Entrialgo, que no me llena tanto pero lo reconozco como uno de los nombres propios del panorama actual)

3.- Me suelen gustar algunos de sus fijos, columnas punzantes.

4.- Me hace gracia la presencia de mediáticos gomaespumeros o Wyominescos.

5.- Atiende a temas que no eran atendidos, o que eran relegados a secundarios: el medio ambiente y la ciencia deberían tener ese protagonismo en todos los periódicos.

6.- y sobre todo, posee una perspectiva de lo cultural que va más allá de las multinacionales y lo populista, para indagar en las calderas de la creatividad libre. Artículos a doble página dedicados a Portishead o Alan Moore, buen ojo cinematográfico, y un pero, curioso pero sintomático de su "target"; casi ausencia de música clásica.

7.- Bueno, y la sección de Historia me parece otro acierto.

8.- No tiene publicidad amparando la prostitución y la red ilegal/inmoral que arrastran esos espacios.

9.- Atractivo físico: todo color, portadas renovadoras e impactantes.

Ah, y en fin de año, hacen listas, esa tontería que tanto me divierte :)

25 septiembre 2008

Tebeosfera, voludo, Tebeosfera

...una tontería de título... para recomendar algo que no es ninguna tontería.
Hace poco volvió a la red la revista digital sobre historieta Tebeosfera, prácticamente una presentación del nuevo entorno de la página y una promesa de continuidad.
Ahora, llega el primer número de la revista digital (o portal de estudio del tebeo, o lo que sea), con un monográfico sobre la historieta argentina.
Es Tebeosfera, los que conocimos su primera época sabemos lo que ello quiere decir: rigor.
Tebeosfera además pretende censar todo el legado historietístico nacional, y no olvida hacer una panorámica de la actualidad.
El sitio sobre cómics más completo que conozco, al menos, en lengua castellana.
La imagen es el enlace para ir a comprobarlo.

23 septiembre 2008

¿te gustan Yo La Tengo?

¿O qué Yo La Tengo te gustan?

¿Los del rock con espinas afiladas...









...los de la caricia...









...los cachondos (este no dejes de verlo, te alegrará el día, de verdad)










...o los cercanos (cercanos... aunque sin subtítulos)?





A mí, todos, a mí me asombra esa célula de tres núcleos permutantes (aunque ella es la batería y ellos la guitarra-cantante y el bajo, en YLT todo puede suceder) que borda cualquier palo
Hasta The Simpsons.







21 septiembre 2008

[REC], de Jaume Balagueró y Paco Plaza

Fiesta de spoilers. Ojo si no has visto [REC] y tienes intención de hacerlo.



Se rueda un documental televisivo sobre la vida de una patrulla de bomberos. Tele realidad. Hay una alarma y todos acuden a un edificio. Una vez dentro, lo paranormal, versión escatológica, reina a sus anchas. El edificio es sellado desde el exterior y puesto en cuarentena. Todo lo graba el cámara de la tele local, muy a su pesar encerrado en la pesadilla.

El terror asistido a través de un filtro. Ver, como espectadores, el espanto a través de la horrorizada mirada de un espectador en la ficción. Mimetizarnos con el objetivo. [REC] tiene algo de trampantojo, al venir con la forma de las cintas y grabaciones de un equipo de televisión que rueda un documental. Esto no es nuevo en la historia del cine, desde El Proyecto de la bruja de Blair hasta cintas más lejanas (no hemos visto Holocausto caníbal, pero sabemos que algo de esto hay en la cinta de Ruggero Deodato). En El fotógrafo del pánico los asesinatos se presentan igualmente a través del velo, allí el objetivo de la cámara del fotógrafo asesino. El film de Vigalondo y Plaza bebe de una tradición, no se pretende una renovación, mucho menos una estilización ([REC] es seca y ruda, en el extremo opuesto al cine, por ejemplo, de Guillermo Del Toro) . Su materia prima se rastrea en el cine de Romero, su creciente claustrofobia puede recordar Halloween (la primera, la que nos lleva desde espacios abiertos hasta un asfixiante armario), su falso verismo, a la citada Blair witch proyect, y fácilmente podemos encontrar más pistas.
[REC] se apoya en la tradición para hacer una cinta de horror, pero va más allá del mero refrito. Para empezar, es un juego de espejos múltiples que juega a distorisones profundas. Es un falso documental televisivo, del mismo modo que es una falsa puesta de escena de “una de zombis” (los directores han comentado que su película realmente no es de zombis, aunque, digo yo, podamos entenderlo así en su forma). Este tipo de violentación provoca una sensación de falta de asideros, ya que continuamente se niega la mayor a los espectadores. Del mismo modo todo comienza entre lo cotidiano y lo semi-cómico, lo absurdo (las grabaciones de la vida diaria del cuerpo de bomberos) y se gira hacia el horror casi sin aviso. Por tanto ese comienzo es, nuevamente, otro juego de espejos, otra apariencia que, reflejada, se revela como lo que realmente es. Seguimos en tierras de incertidumbre. Por otro lado la cinta entra con brutal fuerza en el terror, pero en vez de articular una espiral ascendente, su estructura de guión propone remansos y anticlimax que turban con su quietud. Por cierto, en ese grupo social encerrado herméticamente en un edificio, ¿no hay algo, un poquito, del Buñuel de El ángel exterminador? Además, “surrealista” es un término que se puede aplicar en [REC] no pocas veces: a la vieja loca con las bragas al fresco buscando con los dientes la yugular más cercana, a algunos secundarios como ese vecino argentino preocupado por dar en cámara… Pero es normal, el terror es, como el superrealismo, un mundo donde los anclajes a la lógica se pierden en beneficio de sensaciones más puras, como el miedo irracional.
Hablamos de los actores, y aquí cabe pararse un momento. Los directores de [REC] comentaron en entrevistas que los personajes habían sido fuertemente delimitados, pero el rodaje, cronológico, y un guión del que sólo daban pistas, logra sensación de verismo. Un ejemplo: hay una escena donde la relativa tranquilidad se rompe cuando, desde lo alto y por el hueco de las escaleras, cae el cuerpo de un bombero. Sólo alguno de los muchos actores de la escena lo sabían, de modo que el susto general fue sincero, y aplicado a su actuación, filtrado por su papel bien perfilado, consigue la sensación de espanto (pues en cierta manera éste se ha producido en algunos de los implicados en la escena). Y al hablar de actores lo hemos hecho del rellano, del hueco de las escaleras y del edificio. Porque en [REC] estamos ante un fascinante trabajo de puesta de escena que aprovecha su escenario como pocos films lo hacen hoy en día (de hecho, el guión no fue completado por los directores hasta localizar definitivanmente el edificio donde se rodaría). Las estancias son reinterpretadas por la cámara, son oscuras o irreales, níveas o sucias, saturadas de objetos o desnudas hasta el hueso. Otro juego de distorsiones, pues se plantea todo como documental pero la cuidadísima puesta en escena se revela plenamente cinematográfica. Turbación, de nuevo, en el espectador.
Podríamos seguir analizando [REC], cinta que me fascinó (queda claro… ¿cuánto hace que no extiendo un post de cine tanto como éste?), insistir en la violentación contínua de la realidad (por ejemplo, desde un principio se supone que en los pisos superiores reina en caos y la muerte, pero finalmente la salida se encuentra, en principio… en el ático), o hablar de sus premios, de su inminente versión (banalización, apuesto) hollywoodiense, buscar más recovecos en su minutaje, insistir en su inteligencia, en su fotografía perfecta, en unas interpretaciones ajustadas, el el concepto libre (bajo presupuesto, ganas de divertirse…), en el elemento de crítica a los medios audiovisuales, y en bastantes cosas más.
O terminar diciendo que la películ merece mucho la pena. Y al final, los protagonistas o se salvan, o no. Eso no lo destripo.

19 septiembre 2008

el mejor mago: no se puede hacer más lento

Relaciones libres. Ayer en la radio hablaron del festival de magia de Vitoria (donde por cierto tengo buenos amigos) y su director, a la pregunta, responde cuál es en su criterio elmejor mago del mundo.
Su respuesta me recuerda un programa de hace años, "Hoy no hay siesta", que para localia presentaba Juanjo de la Iglesia. Entretenido magazine de tarde que abordaba diversos temas, como la magia. En ese espacio se habló de "uno de los mejores magos de la historia".
Sí, coinciden: el manco René Lavand.
El tubo que todo lo tiene nos brinda actuaciones del argentino: disfrutenlo (como lo hice yo, que no soy muy de magia, en realidad... pero un grande lo es en cualquier disciplina, ¿verdad?)

18 septiembre 2008

telebasura,¿quiénes son los malos?

La elección se la dejo a ustedes, yo les dejo dos vídeos, uno de cada afectado, con al equidistancia que me caracteriza y mi impoluta imparcialidad y falta de posicionamiento.





(fachas hijos de puta...)

17 septiembre 2008

anecdotario personal

Merece la pena que les cuente lo que nos pasó este fin de semana. Paseando por la calle hemos visto cómo una pareja depositaba varias bolsas al lado de un contenedor de basura. Dentro, un montón de libros. Cuando la pareja se marchó nos acercamos incrédulos. Sí, eran libros, muchos y en buen estado (si bien tocados por el paso del tiempo).

Los recojimos y ordenamos en casa y para que me crean les sacamos foto:
Más de cien libros, dos colecciones (una de Simenon, otra de historia contada por sus protagonistas, o algo así)
Bueno, ¿no se le ocurre a sus dueños (o herederos) otra cosa que tirar a la basura ciento y pico libros? Por si me leen, hago un par de sujerencias y animo a mis lectores a aportar más, cuales concursantes del un dos tres.

1.- venderlos a un chambo o librería de viejo

2.-llamar a Reto o similar, que te los lleva sin costes

3.-donarlos a la biblio (será nuestra opción, por cierto)

16 septiembre 2008

Watchmen subtitulado (el trailer, vamos)

Me entero en la remozada Es la hora de las tortas, y aquí lo transmito, que han traducido el trailer de la peli Watchmen.



Como siempre digo, no lancemos más opiniones que las que un trailer se merece. No pensemos que a través de unos minutos podremos hacernos con una idea de algo. Si acaso, pues que se identifican las escenas trasladadas perfectamente, que se advierten estéticas renovadoras sin negar la fuente (y necesitaremos de la película entera y de todo su concepto para decidir si funcionan), y que se evidencia que Watchmen es una superproducción de las que piden el asombro de la gran pantalla (sí, amigos, Dr. Manhattan en Marte)

15 septiembre 2008

HANCOCK, de Peter Berg

Situacionismo: si es finde relajado y casero, si la comida fue rica sin empachar, si tienes unas horas, un par, antes de “arrancar la tarde”, podemos estar ante uno de esos momentos en los que, parece, puede entrar bien una tontunada en vídeo. Bueno, pero no somos ciegos.
La verdad es que la tesitura era propicia para aguantar y hasta disfrutar de la penúltima chorrada de Hollywood. Más, si convenimos que no por tener entre manos un típico blockbuster palomitero ello implica necesariamente que tenga que ser malo (de hecho la mejor peli de este año es un blockbuster, ya saben). Pero, ¿qué podemos destacar del asunto? Un guión que repite esquemas ya conocidos en cada una de sus escenas. Un personaje esbozado y poco más. Unos secundarios vacíos de todo, o llenos de nada, si se prefiere. Una trama que no engancha más allá de tres chistes y dos golpes de efecto... que no obstante no duran más que el veloz arqueo de cejamen, que no sirven para apoyar un relato minimamente sólido (¿cómo serlo si de fondo no hay absolutamente nada, nadie que identifiques como algo más que tres brochazos desleídos?).
Hora y media (de lo poco a aplaudir, no es demasiado larga) de poses cortadas por patrones mascados, escenas de acción confusas, faltas de climax. Efectos especiales/digitales que aburren antes que asombrar. Diálogos de Cuadernos Rubio…
Por salvar, salvamos a Will Smith, actor que parece querer escapar de su propia marca de fábrica y ofrecer actuaciones mesuradas, ajenas a sus poses de simpatiquito príncipe de Bell Air. Principio que afortunadamente respeta hasta en esta película que es puro consumo rápido en el peor de los sentidos.

13 septiembre 2008

BUÑUEL Y LA ISLA DE LAS TORTUGAS, de Fermín Solís

En este tebeo asistimos como lectores a una comunión, la que se da entre su autor, Solís, y la idea, exacta pero también romántica, que tiene del cineasta Luis Buñuel. Toda la lectura desprende admiración hacia el aragonés, al que se acerca para reflejar/imaginar la peripecia que le supuso la aventura hurdense (sabido es que Luis Buñuel se marchó a unas Hurdes absolutamente miserables para rodar un documental que sufrirá la censura de la Segunda República). Acercamiento que revela una evidente investigación documental y reflexión artística, para ahondar en la figura apasionante, contradictoria y difícil, de un Buñuel aún comprometido con el surrealismo, y al tiempo subversivamente social, reivindicativo, poético, cruel.
Lo mejor que se puede decir de Buñuel en el laberinto de las tortugas es que efectivamente capta la esencia del director de Un perro andaluz. Mejor, traduce la idea que Solís ha adquirido de él al trabajar, para este libro, sobre su figura, su obra y sus cartas. Toda esta implicación se hermana con un verdadero do de pecho. Hay que descubrirse ante el dibujo de este Laberinto de las tortugas, ante su trazo mutante (comparen el retrato de los desheredados habitantes de las Hurdes con los paseos parisienses), ante su claroscuro expresivo y atmosférico. Estamos ante un dibujo deudor de Christophe Blain o de Frederik Peeters, pero también, a mi juicio, de un Seth, o incluso de un Martí. En definitiva, un dibujo que acentúa su virtuosismo para lograr transmitir sensaciones con su rotunda expresividad, con sus andamiajes caricaturrescos y su aliento expresionista. Además el dominio de la narrativa y del tempo de la secuencia son sencillamente brillantes: que una caminata de borrachuzos sea una larga secuencia absolutamente viva y absorbente está al alcance de pocos, y aquí atestiguamos una, la que compone un segundo capítulo que podría ser lo mejor del relato… si no hubiera que sacarse el sombrero ante el brutal retrato de las Hurdes y su miseria dantesca. Solís entonces abruma.
Otro logro está en asimilar en la forma el universo surrealista de Buñuel, en esas escenas oníricas que, por cierto, nada tienen que envidiar a las de Píldoras Azules (del mentado Peeters). El universo de contrarios atrayentes que es la cabeza del director de cine queda plasmada en esas escenas con brillantez. Más, quede dicho, que en unos diálogos a veces de retórica excesiva, subrayado quizá demasiado obvio. Bien, es un pero, un guijarro en un camino limpio que no enturbia los logros, ni quita las ganas a este lector de aplaudir a rabiar.



(Por cierto, para comprar este libro, el propio Solís deja pistas y lugares aquí)

12 septiembre 2008

el vacío...

...o un agujero negro, más bien.
Lo devoró todo, lo juro. O casi todo, o al menos una parte del universo virtual que me afectaba.
¿Por qué desde mi ordenata no podía entrar en Blogger, gestor de esta bitácora? Ni idea. ¿Por qué no podía entrar a visitar blogs de la misma red, pues ni idea. Se los tragó el agujero negro. .. porque cualquier otra página, oigan, sin el más mínimo problema. Pero Blogger, nada nadita.
¿Solucción? A ver, pues bueno soy yo: a lo Atila (a la sazón, el caballero de abajo)



Vamos, que ni un matojo sano a mi paso, y desde "Herramientas" lo dejé todo en pañales (ni cookies, ni configuraciones previas... ni hierba, lo dicho)
Y ya vuelvo a estar tranquilito. Qué bien (o, como decía un amigo y aseguraba citar no-sé-qué Santo... "Dios mío, Dios mío, qué alegría más grandísima...")

11 septiembre 2008

la nueva troba

Título trampa: quien llegue a este post en busca de venerables viejitos cubanos ha picado, porque no lo va a encontrar.

Porque aquí venimos a dar el aviso de que el Rockdelux de septiembre nos presenta un ramillete de nuevas bandas nacionales, pintando un panorama en ebullición en un informe especial sobre el nuevo indie patrio.

Uno lee el especial de la revista y tiene la sensación de que, como otras añadas, RDL se emociona y da por grande lo que el tiempo habrá de poner en su lugar separando el grano de la paja. Uno busca los Myspace de estos grupos y efectivamente se encuentra de todo. Y todo quiere decir todo, no sólo malo. De hecho, más que malo o pobre, hablemos de verde y nuevo, efervescente. Es lo que tiene que ser, una renovación generacional comiéndose el mundo, o mirándolo a su antojo desde su lente, con aires a presente inmediato. Eso hoy implica muchas cosas muy diversas, caminos tangenciales o paralelos, no un "sound" específico. Los tiempos del indie pop generacional han muerto en la era de internet, en el veloz intercambio de archivos y opiniones, y ahora la heterogeneidad (y la heterodoxia) es el signo de los tiempos.

Siempre es interesante estar al día, ver qué se cuece realmente donde realmente hay materia prima, y eso es en el subsuelo, nunca en la radiofórmula. Así que, bueno, o tiras por la cristalina superficie del caldo y libas Orejas de Van Gogh patrocinadas por champús, o buceas hasta el fondo del caldero, donde hay muchos tropezones llenos de rico rico, aunque no brillen satinados a la luz de los focos.

A continuación, enlaces a los Myspace de los grupos más "conocidos" de esta nueva hornada (barceloneses todos, el estudio continuará en meses posteriores), sitios de los grupos donde poder catarlos. Por si alguien no sabe qué es eso de Myspace, enlazo aquí su definición, que el saber no ocupa lugar, y digamos que son páginas personales que los músicos usan de presentación, sección de audio incluida (aunque ¿alguien aún no sabe lo que es Myspace a estas alturas?).












y por supuesto, El Guincho, al que no nos cansamos de elogiar desde estodigo

09 septiembre 2008

prime time

Con la vuelta al cole regresan los programas habituales. O lo que nos interesa, vuelve Wyoming y su Intermedio. En su tono habitual, y con la acostumbrada mordacidad, el programa de ayer comenzó con una de sus inofensivas gamberradas, pero gamberrada al fin y al cabo: una nueva colaboradora, argentina, es enviada a San Sebastián para realizar un supuesto reportaje de una televisión bonaerense donde se exalte lo español y España. Sea por selección/edición, sea realmente porque las cosas son como son, la verdad es que los ruegos de la muchacha para lanzar !Viva Españas! entre la ciudadanía caen en saco roto. Y la verdad, el asunto tiene gracia, aunque o personalmente no comparto ese sentimiento, y prefiero sentirme tan gallego como (a otra escala, si tal, pero también) español. Será que he vivido fuera de mi capullo de gusano de seda bastantes años, será que prefiero expandir a reducir, lo que sea: la actitud de "de español nada, yo de mi calle" no la comparto... pero tratada por El Intermedio me ha provocado bastantes sonrisas.
Y en Cuatro, por seguir siendo (o no) españolísimos, el presidente Zapatero, entre la propaganda personal y la buena fe de la (buena) idea, protagoniza un episodio de la serie Desafío Extremo. Si el programa suele narrar en primera persona (la del alpinista Jesús Calleja) aventuras tipo escalar el Everest, en esta ocasión el montañero se presta como guía para un senderismo por caminos no marcados en los Picos de Europa, acompañando al mismísimo presidente de la nación (quien guarda de la zona recuerdos de mocedad). Y sigo sin poder evitarlo: pese a comulgar muy poco con su gobierno, con su inacción en tiempos de crisis, con sus leyes-velo, con su tufo progre tirando a falso... reconozco que su persona no me desagrada. No al menos descontextualizado, enfrentado a su paisaje (que es el de su juventud, anímico y sentimental), hablando de naturaleza y demostrando con cierto brillo en la mirada que lo está disfrutando, que ese aire virgen limpia al político y devuelve al hombre.
Claro, es trampa, es propaganda, es cuatro/prisa. Cierto, tanto como que Aznar, mientras fue presidente, apenas concedió entrevistas al mismo grupo. Juegos de intereses, de poderes. Pero al menos este juego ha sido curioso, original, inédito.

08 septiembre 2008

MICHA P HINSON and the red empire orchestra

Micah se lo hace con una orquesta. Más o menos esa era la idea que sonsaqué hace unos meses de la publi que se colaba sobre lo nuevo de Hinson. Y la verdad, algo de miedo me daba. O de curiosidad, al menos. Cierto que sus trabajos previos dominaban el aparato arreglístico que se generaba alrededor de su voz grave y honda, pero su sentido narrativo, cinemático, no me casaba con una orquestación por la orquestación.

Afortunadamente el cantautor tiene los pies en la tierra y su red empire orchestra sabe adornar sin estridencias y busca el adecuado mood a las nuevas trobas del joven genio. Bien. Muy bien. Abre Come home quickly, darlin' y se despejan las dudas. El tema nace seco, y a la que te despistas se ilumina con arreglos voluptuosos y elegantes y con bellos vaivenes rítmicos. Y despeja las dudas ya totalmente el segundo corte, Tell me ain't so, murmullo de piano creciendo en un colchón de cuerdas sutiles. Y la canción es grande. Micah P. Hinson no agota su caudal melódico, lo que queda claro al descubrir entre los surcos del disco joyas a la altura de sus mejores momentos previos (When we embrace se podría colar orgullosa en "the opera circuit", Throw the stone se tutea con su primer clásico, Beneath the rose).
Frente a su anterior largo, variopinto y mutante, ahora se recupera la unidad que mostraba su debut (...And the gospel of progress) pero desde una óptica nueva: ya se sabe, el chaval se ha casado, está enamorado, lo canta al viento y al mundo, y ya no parece haber espacio para la amargura de los viejos tiempos. No es The red empire orchestra la alegría de la huerta, claro, pero sí su disco más calmo y relajado. También relajante.

En definitiva, Hinson ya no sorprende como la novedad más nueva del patio nuevo, y de hecho no vemos este disco a la altura (era mucha, un Everest) de su predecesor, pero seguimos disfrutando de cómo crece un nombre mayúsculo dentro de la música tradicional americana blanca (country, folk, americana... elijan el calificativo pero piensen sólo en raíces bien mascadas dando algo renovado y fresco).



07 septiembre 2008

nueva colección de cómics

Creo que la historieta vive hoy un momento de expansión, que afecta a cómo es vista desde los mass media. Si hace ocho años era extraño que alguien calibrase su capacidad como producto de ocio adulto y culto, ya no digo como forma artística, hoy diría que existe, al menos, un run-run, y "desde fuera" se intuye que algo hay en este mundillo, gracias a su presencia en prensa o a acaparar circunstancialmente escaparates de casas del libro y cadenas de ocio varias.
Independientemente de la calidad intrínseca de cada cómic editado, creo que estamos en el momento de potenciar temas y orientaciones verdaderamente adultas, porque "el mundo real" empieza a ser receptivo (el que tiene una mínima inquietud cultural, se entiende).

Todo este rollo introduce lo que sólo quiere ser un aplauso para la nueva línea de cómics de la editorial Norma: Graphic Journal, que abre con Brancaccio, novela gráfica sobre un pueblo italiano sureño en cotidiana convivencia con la mafia.


La propia editorial explica así esta nueva línea:


Graphic Journal aúna el estilo de la novela gráfica más actual con las intenciones del periodismo de calle y denuncia más desgarrado, con el serio propósito de explicar historias capaces de retratar un lugar concreto en un momento determinado.
Todas las novelas gráficas irán acompañadas de artículos de periodistas y personas relacionadas con los hechos tratados, para complementar y acercar el tema al lector.

Por tanto, actualidad y compromiso en historietas eficazmente prologadas, para lectores con intereses tan comunes como la actualidad social y política del mundo nuestro. Que además sean buenos cómics, está por ver, pero por lo menos hay una voluntad de búsqueda de nuevos lectores extraños al fandom y el frikerío asociado al medio.

06 septiembre 2008

puedes votarlos... o puedes leerlos

Son las cosas que pasan, esta gente ha sido la primera editorial en espabilar, y pronto tendremos estos dos cómics en la calle.


En los USA, claro. Son las cosas del capitalismo salvaje, que como la piel con el agua, transpira en forma de productos a la venta los pulsos más candentes de su propia sociedad.
Lo que está claro es que estas elecciones norteamericanas tienen un algo crucial, lo que se ha manifestado incluso en cómics (por cierto que no es la primera vez que un personaje de la política "engalana" viñetas, ni mucho menos...)

05 septiembre 2008

WEEDS (temporada 2)

Lo reconozco, en casa La Serie ahora mismo es Weeds. Ya hemos acabado su segunda temporada, de la que vuelvo a tener buenas palabras. El equilibrio drama-comedia de su predecesora se desvanece en beneficio de una férrea intriga. No la del "quién lo hizo", si no la de asistir al crecimiento de una empresa (ilegal) y las muchas dificultades que tiene el grupo en su empeño. Así aparece el factor adictivo de una continuidad mucho más pronunciada que en anteriores capítulos, una de esas que, como por ejemplo en la segunda temporada de Dexter, te ata y te deja al final del capítulo con ganas de más (y los nervios a flor de piel).

En el camino fallan algunas subtramas, como por ejemplo la de Silas, hijo adolescente de la protagonista, en su compleja relación con su novia sordomuda (subtrama que se aparta de un plumazo, y se olvida de un modo demasiado artificial). En todo caso, la capacidad de enganche, el dicurso subversivo, la excelente calidad de todos los intérpretes... y ese cuñado, un auténtico freak capaz qde meterse a rabino para echar un casquete... hacen de Weeds una serie obligada. De nuevo (¡y a por la tercera!)




(Post sobre la primera temporada aquí)

04 septiembre 2008

Heil yo mismo

Sin duda mi comedia favorita. Y la más sofisticada (del metalenguaje a la sitcom, de la denuncia política al histrionismo, todo tiene su momento en esta cinta magistral).



Un articulito de fondo, aquí

03 septiembre 2008

el sueño

¿Qué es esto?
Bueno, una pista, me ha obligado a despertar mi otro blog, aunque sea por un momento.


Todo lo que quieres saber, claro, en Sobre Sandman

LA CUENTA ATRÁS, de Portela y San Julián

Un indeterminado pueblo costero imaginario ha sufrido la marea negra de un petrolero hundido ante sus costas (no se habla de Prestige, ni de Galicia, ni de ningún pueblo localizable de la Costa da Morte). Un año más tarde el litoral se ha limpiado, los parroquianos reciben ayudas gubernamentales, la prensa recuerda el desastre y alaba los trabajos de saneamiento, los gobiernos realizan campañas, los vecinos analizan la situación, etc.
Carlos Portela quiere con esta obra dar su punto de vista de lo que supuso el Prestige y cómo diversos estamentos sociales fueron tocados, y cómo cada cual actuó al respecto. Vale, es un cuento universal, podemos pensar tanto en la Costa da Morte como en la francesa y la china, pero no nos engañemos. Aquí piensas al 100 % en el Prestige.
No es una mirada benevolente si no que prácticamente todo el mundo sale tocado. La cuenta atrás (primera parte de dos) es crítica, pero también se quiere lectura popular, es una historia casi didáctica (no sé si a pesar de su autor o conscientemente) donde todos los tópicos del asunto se ponen sobre la mesa con cristalina claridad: el politiqueo mezquino, la propaganda burda, el papel de la prensa, la actitud de los damnificados… antes de abrir la primera página, el lector es capaz de crear un perfil para cada uno de los personajes sin miedo a equivocarse demasiadas veces. Sí, La cuenta atrás camina con un discurso más que evidente y donde no abunda la sorpresa. Por tanto digamos ya que es un tebeo con sabor a recocido, a algo ya intuido, carente de capacidad de emocionar. Te lo esperas, y te lo sirven en bandeja. O casi.

Con todo, podemos entender igualmente que la intención es la de crear un tebeo masivo, para todos, que llegue a todos con su mensaje claro pero real (las cosas, la verdad, fueron tal y como nos las ilustra Sergi San Julián), un tebeo con intención reivindicativa y que al tiempo ilustre desde cierta abstracción lo que fue un caso real. Tebeo para todos los públicos (prólogo del mediático Manuel Rivas incluido) equivalente a mensaje clarito, un punto de vista omnisciente que trata a todos con crítica equidistancia (del politicastro al director de rotativo untado, de presentadora bollicao a mariñeiro airado). Tebeo que, dado el país que vivimos, no será superventas ni mediático pero que bien podría serlo, tanto al menos como lo fue "Los Lunes al Sol", por su tema aún candente, de corte social y comprometido.
Tebeo, además, que pese a pecar de obviedades en su discurso, posee una estructura de guión enormemente sólida y bien urdida, no lineal y que invita a la relectura en busca de detalles y matices. Relato dibujado con eficacia, con una planificación de página sobria y clara, y donde destaca para nuestro gusto el sentido del plano dentro de la viñeta así como un color atmosférico que transmite un algo plomizo, agrisado y alicaído.
Cómic, en fin, que rechina a este quisquilloso lector, por ser blanco y en botella de leche en su discurso, pero que sin duda posee un potencial lector masivo, y que goza de un trabajo, tanto de guión como de dibujo, absolutamente profesional (dicho en el buen sentido)

02 septiembre 2008

LA LUZ QUE AGONIZA (George Cuckor)

Otra vez TCM Clásico me pilla por sorpresa y me ata a la tele. ¿Quién quiere ver una serie, un concurso, un reallity, cuando en otro canal tiene la oportunidad de repetir la obra maestra de Cuckor? Nuevamente el cine sexagenario viene a estodigo. Nuevamente nos decantamos por no analizar, si no que preferimos exponer las reflexiones que la cinta nos produce. Sí, digamos ante todo que estamos ante un cinco estrellas que son las de una innegable obra maestra. La luz que agoniza luce un guión que sigue atenazando al espectador, una dirección asombrosa (menudo fuera de campo he visto ayer, para una conversación entre marido y mujer), con una fotografía descomunal totalmente postrada al expresionismo para convertir una hermosa mansión victoriana en una cárcel pesadillesca.
Pero ayer sobre todo me fascinó ese trío de actores principales, simplemente a una altura a la que hoy nadie parece capaz de llegar.

Charles Boyer encarna al maquiavélico marido. Qué gigante, qué dominio absoluto del gesto (facial, corporal), qué medido y al tiempo qué extremo resulta su personaje. Y reflexiono: ¿algún actor podría hoy interpretar ese papel y estar a su altura? Sólo se me ocurre Michael Caine, quien por supuesto pertenece a una generación, al menos, post clásica, y ya es un gigante (y además ya no está en la edad, pero bueno...). Pero si repetimos la pregunta pensando en Ingrid Bergman ya me da la risa. ¿Hay en el Hollywood actual alguien que pueda ser la sombra de la sombra de la señora de Rosellini? Ni de coña. Ni por el forro. Uno ve el papelazo que borda en esta Gaslight y desde Nicole Kidman hasta una Juliette Binoche (ejemplos al tuntún, se admiten otros) se quedan en nada ante la grandeza clásica de Bergman.
En fin, disquisiciones al margen, si alguien desconoce esta cinta, que no lo dude, tiene que verla. yo repetí y volví a quedar completamente rendido, como la primera vez (y observen que apenas he insinuado su argumento, bien a propósito por si se diera el caso y el lector desconociera esta cinta, en la que lo mejor es entrar a ciegas pero con fe).