29 noviembre 2008

leo leo...

El sábado pasado, hace una semana por tanto, Público hacía pública una encuesta, el Publiscopio (bufff.. cuanta publi) sobre hábitos lectores en España. Salen como más leídas y valoradas las que ya os supondréis. Al lado del análisis, un artículo de opinión que no deja títere con cabeza y que argumenta razones sólidas y que comparto.





(si quieren, pueden guardar la imagen y abrirla como documento fotográfico para leer el artículo... por cierto, propiedad de su autor, del diario Público y de quien proceda, y no se pretende aquí causar problemas a los afectados ni buscar lucro alguno, sólo mover a la reflexión al respecto)


Comparto con matices. Porque antes que calcar las tintas sobre el producto (un tipo de literatura, digamos " ligera" o "popular" siempre ha existido, y no es en sí mismo algo malo... todo tiene su momento) yo entiendo el problema en una industria que anestesia al consumidor, y en un consumidor que no siente la más mínima necesidad de rebelarse ante esa afrenta. Nos comemos la sopa boba porque nos es ofrecida constantemente como delicatessen, mermando nuestra curiosidad por otras recetas que terminamos por ver como exóticas e indigestas. Leemos "lo que hay que leer", adocenados y borreguiles.
En la otra cara de la moneda, la industria potencia este conformismo. Supongo que la batalla está perdida, que todos, yo el primero, comemos de esa bandeja que nos ponen delante y oculta platos más pequeños, alejados del foco. Pero al menos tengamos la conciencia de que, más allá de los laureles hacia un libro o autor por parte del grupo Prisa (u otro poder fáctico cualquiera), existe un mundo por descubrir.

(Pd, cuántas veces he repetido "que"...)

ACTUALIZACIÓN: me dicen en los comments que la foto del texto está demasiado borrosa, ilegible. Pues que nadie se deje las pupilas en el texto de Olmos: se lo ofrezco enterito (una vez más, no hay ánimo de lucro y los derechos son de quien corresponda y etc etc)

Yo no leo. No leo nada. De hecho, no estoy al corriente de las novelas que se publican hoy en día, ni de los autores que importan. Mi desconocimiento de la literatura llega a tal punto que nunca me acuerdo del nombre de pila de Ruiz Zafón. ¿Ignacio, Daniel? Soy un completo iletrado, o al menos eso debería afirmar al conocer cuáles son los gustos de lectura, tan extraterrestres para mí. No he leído ninguna de las novelas que casi todo el mundo ha leído. Ni siquiera he hojeado ni una sola de las obras citadas en masa por los encuestados. Sin embargo, reconozco que leo. En concreto, cerca de 100 novelas al año, una cada cuatro días. ¿Por qué yo (y muchos lectores) no están en este sondeo? Supongo que por lo mismo por lo que los lectores no aparecen en los sondeos sobre películas: porque no tiene nada que ver. Billie Wilder, preguntado por la película Mein Kampf, dijo: “Me gustó más el libro”. A mí (y a muchos lectores) nos pasa los mismo: nos gustan más los libros que... esto.
¿Qué es esto? Esto son libros que quieren ser películas; son películas puestas por escrito como si pones por escrito el ladrón municipal. Letras son, sí, y se pueden leer, pero apenas son literatura. ¿Por qué no me congratulo de que al menos la gente lea? Porque estoy harto de que la gente lea siempre la misma cosa; porque estoy harto de que sólo se hable de libros que venden millones de ejemplares y no de libros que rompen al lector en dos, y lo cambian, y lo mejoran. Porque la literatura es maravillosa y poner números, porcentajes, éxito a su lado es deslucirla y convertirla en producto. Porque hay cientos de escritores hoy geniales, que en su día no obtuvieron el menor beneficio de sus obras, y que trabajaron en los peores puestos imaginables, y escribieron de noche, y escribieron con hambre, y escribieron con sangre, y dignificaron la palabra. Y hoy se habla tanto de Ken Follett como de William Faulkner. Pero Ken Follett no va a decir nada que importe dentro de cien años.
Lo más triste de “lo que le gusta a la gente y lo que la gente lee” es que no refleja realmente lo que le gusta a la gente, ni mucho menos lo que la gente lee. Si así fuera, unos cuantos ejecutivos editoriales serían genios; y no lo son. Quiero decir que El niño con el pijama de rayas ya era un bestseller antes de vender un solo ejemplar, del mismo modo que la película de moda y el disco de moda están de moda antes de que nadie hable de ellos. Si la industria editorial quisiera, un libro completamente en blanco sería un best-seller. La gente compra (y no lee) el libro que hay que comprar. Eso es todo. Lo halagüeño de este estudio es que parece que hay millones de lectores (uno al menos por cada ejemplar vendido de La catedral del mar). No los hay. En España leen unos cuantos miles de personas, y a buen seguro un trabajo de campo en las bibliotecas sería más indicativo de lo que la gente lee que uno hecho en las librerías. El lector de librería es el lector-consumo, lector masivo. El lector de biblioteca es el lector solitario, ese que cuando le dicen que la vida es maravillosa, responde: “Sí, pero me gustó más el libro”

28 noviembre 2008

ELEGÍA ROJA, de Seiichi Hayashi

El manga es en sí mismo una industria de proporciones envidiables (al menos envidiables para la paupérrima industria del tebeo patria), que suele verse como un todo homogéneo por el ajeno a esos cómics expresivos, de ojos enormes, de formato librito y lectura invertida.

En realidad, como en toda gran industria del ocio, dentro de la etiqueta caben numerosas vías de expresión y diversas tendencias, algunas antitéticas. Si lo común es el producto industrial (muchas veces notable, no me malinterpreten), ello no quiere decir que no existan miradas personales, autorales. Una de ellas es Hayashi.

Elegía Roja es una obra de 1971 serializada desde el 70. Compuesta por breves anécdotas, de un lirismo extremo, tomando inspiración en la nouvelle-vague (tan en boga por entonces) y en los haykus nipones, la obra cuenta la relación sentimental de dos jóvenes, la apoya en breves instantáneas de sus vidas y fuerza las tintas en una búsqueda experimental. Secuencias pausadas, dramatismo gestual y corporal, rostros desdibujados, montajes paralelos y simbólicos, violentos cambios de estilo gráfico, dispersión narrativa, casi métrica en un sentido musical y rítmico… en fin, nunca sobra acercarse a tebeos como este, interesado en la búsqueda, aunque ello no es óbice para advertir una evidente losa en su valoración final. El paso del tiempo no hace ningún favor a Hayashi. Sus búsquedas y exploraciones las advertimos también cándidas, e incluso peor, lastrantes. Alejan, antes que fascinan, quizá por ese sabor a añejo: lo moderno del pasado hoy puede ser un desfasado cuchillo de doble filo.

Puede no obstante ser una lectura provechosa si nos convence su peculiar aliento poético, y sobre todo en tanto que testigo de un momento muy interesante en la cultura del siglo XX (esa transición del pop a algo nuevo, más desencantado y abatido, que supuso el fin de la era hippy y su reverberación a nivel mundial). Recomendamos por tanto perspectiva. Mucha perspectiva histórica.

Por cierto, preciosa portada.

27 noviembre 2008

26 noviembre 2008

jornadas Fnac en Madriz

Me llega esta noticia al correo del blog.

Como no tengo problema en hacerle eco, quede dicho:


III JORNADAS COMIQUERAS FNAC / SD
Del 27 al 30 de noviembre de 2008
Fnac Callao. Preciados, 28 –Madrid
Un año más, la Fnac se convierte en el epicentro del mundo del cómic en nuestro país con la celebración de las III Jornadas Comiqueras, organizadas en colaboración con SD. Cuatro días dedicados al cómic y a la ilustración con talleres, exposiciones, firmas y encuentros con los autores más importantes del género.

Jueves 27 de noviembre

17:00 h. Clase magistral de “Fantasía heroica”, impartida por Joan Fuster y Vicente Vegas, de la Escuela Joso.

19:00 h. PACO ROCA “ARRUGAS” PREMIO NACIONAL DE CÓMIC 2008.
El autor valenciano estará en Fnac Callao para contarnos cómo se gestó y construyó “Arrugas”, el álbum que esta semana ha sido galardonado con el Premio Nacional de Cómic 2008, a través de una exposición compuesta por 26 secuencias de bocetos de la obra. La muestra, que ya puede verse en la Galería de Fnac Callao, permanecerá en Madrid hasta el 4 de diciembre y, posteriormente, se exhibirá Valencia, Barcelona, Alicante y Bilbao.

Viernes 28 de noviembre

17:00 h. Clase magistral de “Superhéroes”, impartida por Pere Pérez, dibujante de DC cómics o IW. Organizada por la Escuela Joso.

19:00 h. Firmas de autores. Casi treinta ilustradores se darán cita en el Fórum y en la Librería de Fnac Callao para firmar ejemplares de sus obras. Una lista compuesta por los nombres de mayor prestigio en el panorama del cómic a nivel internacional:

Carlos Pacheco
Ramón Bachs
David Aja
Howard Chaykin
Jorge González
Mauro Entrialgo
Luis Durán
Ana Juan
Matz Mainka
Santiago Valenzuela
Juan Canales
Teresa Valero
Antonio Navarro
Kenny Ruiz
Javier Peinado
Santiago García
Rebeca Saray
Purita Campos
Jordi Bernet
Nacho Casanova
Pasqual Ferry
Marko Djurdjevick
Eccehomo
Javier de Isusi
Man
Migoya
Marcos Prior


Sábado 29 y domingo 30 de noviembre

17:00 h. Talleres de cómic impartidos por los especialistas de la escuela C-10.

encuesta de emergencia (de ventanas emergentes)

Nada, como el otro día hubo quien se quejó por lo de las ventanas emergentes para los comentarios, y quien lo aplaudió, os ofrezco la posibilidad de opinar al respecto, tanto aquí, de nuevo, como en el bonito test de la derecha: ¿qué preferís, emergencia o no emergencia? La encuesta la dejaré colgada unas semanas.

Porque vamos, auque lo cambié porque intuía que la cosa gustaba más así, en términos generales, si es al contrario a menda le da lo mismo, es un retoque rápido en la configuración.

25 noviembre 2008

THE JESUS AND MARY CHAIN, The power of negative thinking

La edición el 1984 del single Upside Down fue un cóctel molotov sonoro en el panorama británico. Bajo el impertinente nombre The Jesus and Mary Chain dos hermanos escoceses con pinta de siniestros de instituto vomitaban ruido emparedando algodón de azucar pop. El atentado sonoro removió un panorama adocenado, comercial, AOR, en una operación bélica que resonó hasta el mazazo definitivo, el Lp Psychocandy, una bomba de ruido insoportable, el mayor caos sonoro perpetrado jamás en la historia del rock. Olvídense de las espirales garajeras de Stooges, del ruido arty de la no wave o de los exabruptos punk: la desidiosa propuesta de los "Reid Brothers" combinaba las melodías candorosas de los Beach Boys con tormentas de acoples atroces, ruido blanco y muros de sonido caóticos. Como dos líquidos inmiscibles pero que estallan al contacto. Terrorismo que a más de uno causó migrañas.
Los clips de la época tenían un magnetismo extraño, una hipnosis de cámarea lenta. La actitud en directo ya es leyenda, conciertos de espaldas al público que duraban diez minutos entre acoples sin fin. Escenarios destrozados por la banda y por la audiencia. Recuperando la actitud asocial y combativa de los pioneros.
Lo que parecía un resurgir del punk, los que parecían unos nuevos Sex Pistols para otra generación, no lo fueron, claro. Porque la industria no podía permitirse otro tambaleo generacional, y porque la actitud de The Jesus and Mary Chain era otra. Su revolución era un apático "pasa de mí, paso de tí", hacer lo que les viene en gana y centrarse en soluccionar el laberinto de su propia música. ¿Cómo superar Psychocandy? Imposible, pero sí supieron encontrarle solucción de continuidad apretando la tuercas donde dolía: la prensa menos receptiva de la época los acusaba de vacíos. Bajo el ruido, se decía, no hay talento, no hay canciones, no hay nada (incluso en la lejana Historia del rock de El País lo argumentaban). Pero ellos respondieron con un maxi exquisito y acústico (Taste of Cindy) y con una obra maestra, el dico Darklands. Ni caos ni caricia, "Las tierras oscuras" es rock bien templado, transparentando influencias (¿plagios?¿a quién le debería importar esas cosas en la era del sampler?) y mejorando unas composiciones que están, de nuevo, entre lo mejor de la historia del rock.
Después, insistencia en el rock and roll como fuente de la que libar y devaneos entre el ruido y la calma en varios discos que han perdido la magia inicial, pero que mantienen el tipo sin deslumbrar, incluso con momentos brillantísimos. Lo mejor, una apertura al baile que les duró lo justo (Honey's Death, gran disco).

Y ahora The power of negative thinking, B-sides and rarities, una caja de cuatro cedés, viene a recopilar toda esta historia, juntando caras B y rarezas, versiones acústicas e inéditos, en orden cronológico. Es mucho más que la reunión de Barbed Wire Kisses y The Sound of Speed (previas recopilaciones de caras B). Es un todo unitario que revela el camino recorrido por Jim y William, de la excelencia a cierto sentido de la repetición. Así, los dos primeros discos son simplemente imprescindibles, recuperan el encanto destroyer de un referente ineludible en la historia del rock, acaso haciendo más visible un fondo siniestro en su bagaje del que mostraron en Psychocandy. Y siguen dos discos más donde se constata que hasta con piloto automático TJAMCh saben hacer canciones redondas y melodías sobresalientes. Y además ya se sabe que los Reid son grandes al interpretar versiones, y aquí las tenemos casi todas: Beach Boys, Bo Diddley, Prince... filtradas por el ojo de unos clásicos.
Historia de la música popular del siglo XX, una joya.





24 noviembre 2008

moldeando el Octavio pasajero

(los comentarios los he cambiado a Ventana emergente. Mejor, ¿verdad?)

YO MATÉ A ADOLF HITLER, de Jason

Hay autores que se adaptan. Encuentran un tipo de historias, un determinado género, cuyas reglas estudian, conocen, asumen y dominan. Y hay autores que ven las historias, los géneros y en general el mundo desde un prisma único, una distorsión que media entre la realidad y su procesado interior. Ello no equivale a calidad, pero cuando esta se junta con aquel solemos entrar en terrenos mayúsculos, y en esos pocos autores que hacen avanzar un medio, precisamente gracias a esa nueva mirada que proponen, quizá de un modo natural e inocente, pero que al tercero (el lector) le resulta profundamente excitante cuando consigue entrar en su propuesta. Porque más allá de manejar con soltura o maestría unos códigos ya cifrados, autores como, entremos al trapo, el noruego Jason, revientan el molde, lo superan.
Bien, esta es la primera obra de Jason que leo, por tanto reconozco que estamos ante un descubrimiento personal. ¿Por qué es así, por qué nunca había entrado a sus mundos? En principio no me atraía ese dibujo, suerte de fría metamorfosis de Trondheim aún más limpio de adornos, de trazo inexpresivo y hierático. No es una obra sensorial, la de Jason, no es uno de esos tebeos que entran por los ojos, pues su grafismo, como cada vez sucede más en la historieta, es caligrafía y se comprende inserto en la lectura (y ya lo contamos aquí, pero por la boca muere el pez y donde digo "digo"...).

El dibujo jasoniano toma la línea clara y la convierte en línea fría, un monstruo inorgánico que en su gelidez matemática resulta turbador. Como un David Lynch pasdo por un tiralíneas, vamos. La planificación es igualmente cerrada e inamovible, ocho viñetas iguales por página, sin más efectos ni estridencias. El color no busca plasticidad, es icónico. Los diálogos, precisos, cortantes.
Y con estas armas Yo maté a Adolf Hitler deviene una historia donde la mezcla genérica (aquí hay asesinos, viajes en el tiempo, amores y desamores, nazis...) crea un universo que parece moverse a cámara lenta, donde siempre hace frío, donde no se llora sino que se vive triste, y donde el amor es el único motor posible para sobrellevar la gris existencia (gris pese a los hechos increíbles que abundan).
En fin, lectura sorprendente de un autor a seguir.

23 noviembre 2008

yo no la ví

Ayer se emitió la entrevista a un delincuente que aún no ha repuesto lo robado a las arcas públicas. También ayer la prensa se hacía eco de una noticia donde mediaban el Parlamento y un juzgado en todo el asunto (aquí).

Tampoco ví la de Roldán, otro pájaro bonito.



Hay una página que anima de un modo activo a no ver las entrevistas dichosas. Desconozco si tras esa iniciativa se esconden grupos de poder con intereses laterales, pues la página es parca en información. Simplemente animan a no seguir el juego a Tele5.

A mí desde luego me molesta la sola idea de ver el camino deontológico que toman las cadenas privadas. Por lo demás, no siendo mi dinero, simplemente cambio de canal y aplaudo que la justicia, en la medida de su deber, no esté de brazos cruzados... sin sobrepasarse en sus potestades.



Por cierto, ilustra un disco de La Pantoja.

ACTUALIZACIÓN JOCOSA: me entero que NO hubo la tal entrevista, que Tele 5 sigue alargando la espera con trucos y engañifas.

Uy, los televidents se muerden las uñas... uyuyuyuy...

22 noviembre 2008

cuatro, y punto cero

22 de Noviembre. 2008 ¿Llevo cuatro años con estodigo? Uf, pues sí señor.
Leía no hace mucho que la vida media de un blogger/bitacorero es de 24 meses. ¡Soy un maduro señor de la red!.
Han sido años fascinantes, una experiencia que me ha convertido en un fantasma web, más o menos conocido (no acumulo mérito para ello, salvo mi jerigonza incansable en este lugar y en aquellos blogs que frecuento). He hecho nuevas amistades, conducidas por hábitos sociales de nuevo cuño (cuño virtual, podríamos decir), y me he divertido mucho en el largo camino.

Y vamos a seguir divirtiéndonos, ni lo duden
Para empezar, respondamos a las pistas diseminadas durante esta semana.


-Sí, es un no-cumpleaños (pues yo no cumplo años, aunque lo haga este blog),
-sí, me gusta el blanco (o al menos lo adopto aquí... es limpito... vale, aquí forcé el aspecto de despedida... había que vacilaros un poco, ¿no?),
-y sí, el señor Punch ha muerto (como os cuento más abajo... aunque NO este blog...más de uno debió pensar otra cosa , ¿eh? seguíamos de vacilada, pues).

Ya ven, nada drástico (me he divertido muchísimo con el juego de pistas absurdas y vuestra participación, gracias a todos), ni fin del camino, ni cambiamos de servidor (para qué, si estoy cómodo aquí), ni nada demasiado trascendente. Seguimos divirtiéndonos con el juguete, nada más. Acicalamos Estodigo, en fin, empezando por la piel a la manera del coqueto lagarto, mudando de plantilla y dando un aspecto limpio de ornato a ... Estodigo, el Octavio pasajero . Porque sí, también cambiamos matizando un nombre de blog que nunca me gustó pero que ya me persigue, y también retocando las etiquetas (en ello estamos, serán alguna más y las que ya estaban no se pierden, pero cambiamos al caramelo su envoltorio, rebautizándolo todo). O eliminando algunos gadjets (¿alguien necesita el baremo de las puntuaciones? si sois todos muy listos, hombre... a más estrellitas, más me gusta), recomponiendo mi perfil y buscando otras estrellas/puntuación (de todos modos seguimos tanteando la cosa... no sé si me ratisfacen las nuevas aunque les daré un tiempito, el beneficio de la duda).
Y cambiamos, por último, tomando una decisión poco importante pero quizá curiosa en este mundillo.
Doy por acabado al señor Punch. Hace décadas lo utilicé por primera vez, puntualmente, en un foro, y cuando descubrí los blogs, ante el común de los comentaristas que insistían en usar nombres falsos, lo recuperé. Pero en fin... respeto toda opinión, pero a menda ya le va pareciendo cansino. Tengo nombre, y es batante eufónico, así que R.I.P., monigote de trapo y cartón (durante un tiempo seguirá indicado, porque son ya cuatro años y parece lógico hacer un tránsito).
Tampoco me avergüenzo demasiado de mi rostro, así que ahí me tienen.



Todo bien retocado, eso sí, nombre y faz, no nos expongamos tanto... pero sin caretas. Octavio B. soy yo, y es ese que les mira en negativo desde la cabecera del blog y en el perfil y en la cabecera. Si me reconocen por la calle, pueden saludarme (si me reconocen, insisto...la foto tiene cinco años ya... tempus fugit etc...)

¿Algo más? No sé... me gustaría alejar el "tufillo a crítico" de mis posts, convertir el blog en un diario rápido, un cuaderno de bocetos en tiempo mucho más real. Pero cuando me siento a escribir se me suelen agolpar ideas que les quiero contar. Por tanto, los posts, me temo, seguirán saliendo "sesudos", pedorros y sabiondos sin ser esa mi intención... pero, en fin, o convierto un tema (una peli, un tebeo, lo que sea) en varios posts cortitos, dispersos y consecutivos que desgranen cada pequeña idea, o las reuno todas en una señora carta muy circunspecta. Supongo, por tanto, que en cuanto a estilo, soy como soy, y seguiré igual. No voy, desde luego, a forzar cambios de timón en un estilo que ya es el mío... a lo sumo, intentaré, en pro de la frescura, no guardar borradores, escribir a chorro y publicar (o programar la publicación, pero no guardar, retocar etc... despues de todo tengo los comments para puntualizarme a mí mismo, ¿no?). Me gustaría también ampliar abanico temático (por si no fuera ya suficientemente amplio), ya se verá.


Concluyo: han sido cuatro años excelentes, pero vendrán más, y hoy doy pruebas de renovada ilusión. No me abandonen

19 noviembre 2008

Premio Nacional del Cómic 2008

Ya tenemos nuevo Premio Nacional del Cómic 2008:


Sí, todos lo saben ya, ha salido en todas partes, pero aquí no quería dejar de hacerme eco... se trata de Arrugas, la excelencia de Paco Roca del que hablamos con pasión hace mucho.
Bravo, y enhorabuena al premiado.

Por cierto, el año pasado también lo comentamos (aquí)

pista dos: me gusta el blanco


Pero ¿cuál es la pista? ¿Calvin y su tigre, el blanco como marco y fondo, las palabras del niño a su peluche ("es un mundo mágico, Hobbes, viejo compañero...¡explorémoslo!"), el dato de que esta es la últmia imagen de este cómic ya clásico...?

En fin, pronto, otra pista

18 noviembre 2008

emoporno

Les comentaba de pasada el otro día que sigo Pekín Express. La base, lanzar a varias parejas a recorrer sin medios una zona exótica, tiene sus puntos de interés (el conocer algo de culturas como la mongola, el voyeurismo ante situaciones duras de cansancio y hambruna en una dura peripecia con forma de concurso...) pero en su última etapa todo ha dado un vuelco. Una pareja de concursantes, dos hermanas gemelas, han tenido que abandonar el concurso porque se ha descubierto que una de ellas tiene cáncer. Nadie lo sabía, ni su hermana.
Lo que tamizado y bien conducido pudo haber sido no sólo un artificio dramático, sino también una "lección" de amor a la vida, coraje etc. (yo estoy vacunado de las tele-lecciones, pero estamos hablando de enfoques, no de mis gustos), Cuatro lo ha convertido en porno duro de lo emocional. Emoporno, que digo yo: violenta y superficial
demostración de dolor íntimo llevado al primer plano de lo público, regodeo en el impacto emocional, lágrimas, violines de fondo, zoom patoso a rostros desencajados y abrazos varios. Presentadora lacrimosa. No hay más conclusiones, pero sí repetición de la jugada. En todas partes, a distintas horas yprogramas.
Y la verdad, uno considera poco elegante mostrar ese momento íntimo. La productora tenía dos caminos, guardar la imágenes que responden a la esfera de la estricta intimidad (lo que no excluye abordar el tema, sus motivaciones y sus consecuencias en el juego y sus participantes, consecuencias incluso éticas), o convertir su mirada en dos hermosos $$ en vez de ojos. Y eso hizo, claro. Yo preferiría la elegancia, se puede mostrar el drama igualmente y además sacarle mucho más. Pero claro, Cuatro sabe que con la jugada ha sido líder de audiencia. Temo que a partir de ahora Pekín Express prestará menos atención a las costumbres religiosas, hogareñas o convivenciales de los lejanos pueblos chinos, que a los mares lacrimosos de sus concursantes.

16 noviembre 2008

acertijos


Mañana comienzo un juego, una semana de pistas que desembocarán en la solucción. Todo muy fácil, todo muy tonto.
Pero me divierte hacerlo, y al final, como en los mega eventos Marvel, "nada volverá a ser igual".

15 noviembre 2008

polémico espoilerazo


Lo primero, recomendar Espoiler, el blog de Hernán Casciari sobre televisión (de calidad). Pese a que a veces se le detectan burdos prejuicios hacia determinadas temáticas, no es menos cierto que sus recomendaciones suelen ser acertadas. Además, da gusto leer a alguien escribiendo bien (pero bien Bien) en la red (no es el único, no se me ofenda nadie). Y como servicio, impagable (cantidad de sencillos e inteligibles tutoriales para convertir tu ordenador en el médium definitivo entre tú y tu verdadera tele a la carta y más aplicaciones, desde calendario semanal a archivos de audio radiofónicos).

Dicho lo cual, menuda meada fuera de tiesto nos regaló el 13 del corriente. Un artículo sobre el asunto de la entrevista a Julián Muñoz en Tele5 y las consecuencias que tal run-run generó en la blogoesfera.


Más de cien comentarios, y aunque no leí todos, diría que sobre el 90% poniéndolo a caldo con más o menos elegancia. Hasta yo me despaché a gusto, y lo reconozco, ligeramente indignado.


Júzgenlo por ustedes mismos pinchando este enlace.

14 noviembre 2008

RUSSIAN RED

Por una vez, alguien acomete un esfuerzo publicitario que aplaudo sin reservas. El caso es que el otro día en Cuatro entrevistaron (bueno... fue al programa a darse a conocer, cantar y poco más) a Lourdes Hernandez, o Russian Red.

De ella había leído algo, sin pararme, y se me escapó, así que el bolo por El Hormiguero me sorprendió hasta el punto de hacerme, inmediatamente, con su disco de debut. Aquí tenéis el momento Pablo Motos/Russian Red:









Russian Red en El Hormiguero from winger on Vimeo.

Atrapa por esa fragilidad tímida y normal mostrada ante la cámara en medio del circo de Motos y sus Hormigas (circo simpático en cuentagotas, nada más), embauca también esa sensación transmitida, de humildad con seguridad. La humildad que no tienen muchos cantabobadas mediáticos, la seguridad de quien sabe que tiene algo que enseñarnos y que ese algo merece la pena.
Y sí, I love your glasses se confirma ya en una primera escucha como una de las sorpresas del año, mereciendo mucho la pena. Muchísimo. Parece mentira que una debutante tan joven pueda manejar tal gama de referentes de primer orden (Mazzy Star, Cat Power, Johanna Newsom, los más evidentes) para crear una personalidad tan magnética, cándida y fuerte al tiempo, misteriosa y desdibujada, que escribe versos igualmente enigmáticos, poéticos, para vestirlos de folk íntimo, apacible y al tiempo algo oscuro. Parece mentira, digo, porque lo normal sería estrellarse por picar tan alto, y Russian Red, en cambio miran de frente a esas raíces, para crear su propio universo.
Además el estudio y la producción han arropado las canciones con matices, múltiples instrumentos y arreglos exquisitos para lograr enriquecer la atmósfera de Russian Red más allá del talento de su front girl (en estudio, más de diez músicos la acompañan).
Pero por encima de los análisis más o menos fríos, reconozco que Lourdes y su proyecto me ha provocado involuntarios escalofríos cada vez que la he escuchado, lo que claramente significa algo: canciones como Cigarrettes, They don't believe, Take me home, o la versión de Cindy Lauper (una travesura encantadora) convierten I Love your glasses en mucho más que un debut destacable; es uno de los puntazos de 2008.

(Y no hablo de esa voz increíble, es demasiado obvio, simplemente... se sale)




12 noviembre 2008

TV ON THE RADIO:

Vale: estamos ante un discazo que se saluda ya como posible exito mediático y como su propuesta más comercial. Pero ojo, que si tu baremo de "música experimental" no sobrepasa las fugas mariachis de Bunbury esto puede fundirte las orejitas...
No, no, Tv on the Radio siguen siendo esa banda de rock negro que aunaba gustos post-punk y raíz funky con producciones exquisitas pero, lejos del hy-fi de radiofórmula, enormemente inventivas e inquietas.
De acuerdo, Dear Science es un disco más pop, más melódico, también más funk que punk, más Prince que P.I.L., y en este cambio de actitud hacia sonidos cada vez más mimosos merecen el éxito. Pero aunque la pluscuamperfecta Halfway Home ya suene en un anuncio de la cadena Cuatro ¿lo van a tener? ¿Los habituales a los 40 están preparados para la imaginación sonora de Shout me Out?¿Sonará en Gran Hermano la amenazante DLZ?¿Su clara apuesta funky calará fuera de sus EEUU natales (pienso en España, alérgica musicalmente al negro, hablemos de hip hop -menos ya, con dos décadas de retraso-, soul, disco, funky...)?

Pues me importa un bledo, ande yo caliente, que Dear Science me está resultando un caleidoscopio inagotable (y lleva ya muuuchas escuchas, y siguen apareciendo los matices aquí y allá).






09 noviembre 2008

clásicos populares

Que un tanque editorial como SM se meta a la edición de cómics es una buena noticia, sin duda.
Que para su línea de historieta opte por adaptaciones juveniles de clásicos literarios, parece una buena idea.
Y que esas adaptaciones se encarguen a autores patrios consolidados, ya entra en el saco de las iniciativas que se aplauden y nos hacen lanzar al aire nuestros sombreros entre vítores.



Pero además, hablamos de tebeos de 38 páginas formato álbum, a color, tapa dura...¡por nueve euros!

Así que si hay en casa un hijo/sobrino etc., ya tienen un regalo navideño económico y (lo apuesto) de gran calidad.


La info, puede leerse completa aquí.

08 noviembre 2008

LOS 4 FANTÁSTICOS Nº 11, de Mark Millar y Brian Hitch



Rápido, un censo y un aviso, por si les interesa.

Acabo de pillarme el debut de Millar y Hitch en la serie Los 4 Fantásticos, que resulta un tebeo muy en su estilo: largas escenas de diálogos un tanto excesivos y sobreabundantes (también hábiles), definitorios de quien los pronuncia. Un dibujo realista, algo acartonado en los tiempos muertos e impactante en los grades momentos (a modo de impactantes tableaux).
Es un mero entrante, plantea una continuación que se promete "más grande que la vida", y con cierto algo inevitablemente adictivo. En plata, lo seguiré comprando pese a los recelos que me produce la vistosa pareja. Cuando tenga más en mi haber, ya les cuento o que me parece.

Por tan poco material sería absurdo calificar con estrellitas, pero por si alguien gusta de estas cosas, digamos que está bien, como arranque, y por tanto tiene...

... pero claro, habrá que ver cómo se desarrolla la serie un poquio... todo ésto hay que tomarlo con pinzas, pues

07 noviembre 2008

MONSTRUOSO, de Matt Reeves

Empieza la peli: una escena "de cama" casta, una pareja, él la graba a ella. Las primeras frases de diálogo ya aclaran el verdadero contenido de Monstruoso: esas filmaciones caseras pueden acabar colgadas en Internet, ser objeto del voyeurismo.

Es evidente que quienes critican la nueva producción de JJ Abrams por su argumento no entienden el artefacto que acaban de ingerir (pues dicho "qué pasa" es una nadería, otro Godzilla, algo más lovecraftiano, arrasando la Gran Manzana en una Post-Twin-Towers-Action más). Porque Monstruoso está más cerca del movimiento Dogma que de la espléndida The Host, otra con bicho. No quiero pasarme, pero es lo primero que me vino al coco: si el movimiento capitaneado por Lars Von Trier pretendía una nueva pureza cinematográfica, lo que aquí importa es en única instancia acercarse a la identidad de la imagen en el siglo XXI, la imagen en una década que la ha democratizado (hasta tu móvil, si te rascas un mínimo en el bolsillo, puede convertirte en precario director de cine... y You Tube será la sala de exibición más grande del mundo). Es evidente que Monstruoso no se construye con una sucesión de fragmentos de grabación casera, pero ahí está el trampantojo. Cine de alto presupuesto jugando a videocámara cutre, dirección de montaje simulando un dedo aleatorio que apaga/enciende, o más aún, una videocámara casera que cae al suelo, cuyo objetivo sigue buscando, enfoca y desenfoca sola. Un circuito automático genera la imagen. ¿Expresionismo abstracto? En todo caso, canto a la imagen en movimiento, pura, y universalizada. Contradicción, pues, ya que aquí sí que hay dirección, actores y vistosos efectos especiales, aunque lo que la imagen nos traduce es lo contrario (y repetimos y repetimos conscientemente la palabra durante todo el post: imagen, imagen, imagen... el único leit motiv de Monstruoso). No es la primera vez que el cine se finge verité, pero sí podría serlo en tanto que reflexión directa con unos tiempos, los presentes, en que la imagen está cobrando nuevos significados vía internet.
Claro que no conviene exagerar: ciertos son los puntos de (mucho) interés de la película, pero ello no quita que el sustento sea absolutamente banal, que no genera (al menos a mí), demasiado interés en sí mismo. O bien visto, ¿no pedimos siempre, ofendidos, que el cine comercial (lo que hoy equivale a entretenimiento adolescente bastante liviano pero muy hormonado... justo como el guión de Monstruoso) vuelva a ser atrevido formalmente? Pues miren, aquí hay discurso a través de la forma, en una de palomitas para chavales. Al video club, sin prejuicios (además, la peli es cortita, otra cosa buena)

06 noviembre 2008

PASO AL NOROESTE, de Scott Chantler

Charles Lord, un veterano héroe y explorador del nuevo continente, celebra su inmediato retiro como gobernador del Fuerte Newcastle. Pero lo que se pensaba una celebración de despedida rodeado de quienes le aprecian, se convierte en la antesala de una cruda batalla contra una invasión enemiga. El fuerte sucumbe al ataque del francés Guerin Montglave, antiguo enemigo de Lord, y da comienzo una historia de rivalidades encontradas, indios valerosos, malvados Némesis del héroe, fricciones paterno filiales, y secundarios bien trazados y con peso en la historia. Una narración de sabor clásico y aventurero que no esconde un trasfondo humano. Una aventura bajo la que asistimos a la imposible relación de un padre y su hijo, destinada a no cuajar nunca. Como ese paso al noroeste que uniría por tierra los dos océanos, el encuentro entre Lord y su hijo mestizo es una quimera. Una más, pues este libro notable se articula en torno a diversos imposibles (que finalmente se resuelvan o no se descubrirá en su lectura) destinados a generar drama, un drama más latente que presente.
La aventura esconde sinsabores, sí, pero también intrépidas acciones, personajes heroicos de poso legendario, actitudes nobles contrastadas con ruindad y perfidia. Hay emoción y acción, hay peligros, tensas esperas, huidas in extremis y asaltos valerosos... en este sentido, el grueso tomo garantiza adicción, es una lectura intensa, de esas que no se te cae de las manos y es difícil dejar aparcada. Absorbe. Divierte.
En el plano técnico Chantler crea un relato de sabor clásico, puro género de aventuras pero con escrupulosa reconstrucción (la historia se basa en episodios reales), y sin ser un maestro demuestra conocer los recursos del medio. Su dibujo limpio y dotado de plasticidad evoca a maestros sin evidenciarlos, sus diálogos son más que correctos, y planifica las escenas con mano firme. Debutante como autor completo, posiblemente lo que más puede chocar, y lo hace de un modo contradictorio, es lo evidente de sus estructuras narrativas, lo epidérmico de sus trucos de puesta en escena. Diría que Chantler quiere demostrarnos su pericia. En exceso, incluso. Pero al tiempo esos trucos son eficaces y logran su propósito (un ejemplo, la tensa comida entre Lord y su hijo Simón, en plano general y fijo).
La exquisita edición de la Cúpula se enriquece, además, con un epílogo del propio autor donde desmenuza el proceso creativo.

05 noviembre 2008

¿cambia el mundo hoy?

Pienso en hace ocho o diez años, pienso en una época anterior a Bush Jr y en la era que hoy dejamos atrás. las cosas antes de Bush eran diferentes, no hay duda. Así que creo que sí, que las cosas van a cambiar, aunque sea de modo sutil.


Seguirá la política exterior de los Estados Unidos, y muchas actitudes que no nos gustan de ese país. Pero apuesto a que la sociedad occidental y especialmente la USA va a dar un paso (¿adelante? al menos hacia un lateral... nuevos caminos). El primer presidente negro de la historia de su país trae un paquete de política social, propaganda de esperanza y cambio donde, por demasiados años ya (desde las Torres Gemelas al menos), reinaba la ética del miedo, del odio y la acción preventiva. Lo neocon deja la Casa Blanca, y eso se va a notar, seguro.


Y en lo secundario (para los EEUU lo es, muy secundario)apuesto que Obama sintoniza con ZP, l o que evidenciará cambios en las relaciones con nuestro país, y dado que hablamos de arrimarnos al Amo del mundo, eso tampoco es malo, ¿no?.
Sí, si yo fuera de NY, habría votado a Obama (a falta de otras opciones, que no las hay)

Jaime Hernandez, por cierto, se ve que también votó a Obama.




ACTUALIZANDO: vía Entrecomics copio y pego este magnífico "mural presidencial" realizado por Patrick Mobert . en grande haciendo clik a la imagen

04 noviembre 2008

La música en los realitys

En antena pululan varios de esos espacios que no hace falta presentar. La diversificación del género mete en el saco desde una experiencia sustentada en tocarse los huevos dentro de un macro-plató ("casa", lo llaman), a varios perro-flautas con gansa de comerse el mundo a base de juegos malabares, o a pequeños ruiseñores con mucho factor X, etc. El caso es que servidor está siguiendo Pequín Express, el mochilerío extremo que propone Cuatro, un concurso donde prácticamente sin dinero encima, los concursantes han de cruzar la antigua URSS, Mongolia y China hasta llegar a Pekín.

Independientemente de las puestas en escena tramposas y ya habituales de estos programas, el periplo no está exento de puntos de interés (la dureza de la empresa, las costumbres exóticas que se traslucen en sus imágenes, una Paula Vázquez que sobra en su rol de presentador pero que ni molesta ni busca más protagonismo que el justo, unos concursantes que se hacen más simpáticos que el aspirante a Granhermanito famosete de turno...).

Pero no quería hablar aquí de si me gusta o no, ni de convencer a nadie de lo uno o lo otro, sino de que, parece, cada reallity tiene su banda sonora. Si por la oreja dependiese, sin duda les recomendaría que no se pierdan Pekín Express. Donde GH se caracteriza por alargar las fiestorras etílicas de sus niños guapos y niñas neumáticas con canciones para discoteca de pueblo cachete-cachete miratúquerrrrico, las desventuras de los aspirantes a pekinés de honor gozan, en sus editados fondos musicales, de agrdables sorpresas (Cat Power, Tinderstiks -o Staples en solitario... La Voz, en todo caso-, Yo La Tengo, Johanna Newsom o Arcade Fire han regado los oidos del espectador durante el programa)

Por cierto, ahora andan por Mongolia, tierra árida de gentes tan pobres como, parece, hospitalarias.

03 noviembre 2008

la oscuridad tras las rosas

La obra de Lynch que navega entre su cine más "comercial" (con todas las comillas) y su inmersión en lo irracional más radical, es al tiempo su obra maestra, insuperable.
Ella vestía Terciopelo Azul.
Papaíto ya está en casa.
Es un mundo extraño.



Como siempre, un artículo jugoso aquí.

01 noviembre 2008

¿son los videojuegos literatura?

Los momentos bisagra me apasionan: comprobar en presente la aparición de un movimiento musical nuevo (pongamos por ejemplo el advenimiento del trip hop a mediados de los noventa), sorprenderme con un autor de cómic que me parece un paso adelante (la libre intensidad espontánea de la "Nouvelle Bd" encabezada por Sfar), etc. Por tanto me ha llamado la atención, aunque es para mí un mundo desconocido, el auge de los videojuegos, forma de ocio que parece refinarse a velocidad de vértigo. Del juego de los lejanos "Asteroides" a las espesas tramas argumentales de las últimas generaciones han pasado apenas treinta años, pero su evolución es mayor que la experimentada por la historia del cine en su siglo largo (después de todo, éste estableció pronto sus andamios, las leyes del montaje, la interpretación cinematográfica autónoma de la teatral...). Así pues partimos de aquí...






...para llegar a cosas como ésta:




... o de un (adictivo) piu-piu/pum-pum, a un relato que ya en su presentación revela componentes turbadores y un diseño gráfico (de las arquitecturas, sin ir más lejos) que pasma.
Todo lo dicho, viene para argumentar cómo me ha llamado la atención que, dentro de las jornadas Getafe Negro, de la Universidad Carlos III, se dedicase un tiempo a debatir, en una mesa redonda donde participaban ni más ni menos que Fernando Marías (premio Nadal ), José Carlos Somoza (autor de La caverna de las ideas o La dama número trece), y Elia Barceló (una de las escritoras más prestigiosas de ciencia ficción en castellano), entre otros. Juntos reflexionaros sobre las relaciones entre el arte literario y esta emergente industria del entretenimiento, que indudablemente tiene ganas de ser una forma artística (si no lo es ya). Más detalle en este enlace.