25 enero 2009

TERROR EN EL ESPACIO, de Mario Bava

Dejemos la mitomanía freak para otros bitacoreros. Puede que a servidor le guste la ciencia ficción casposa, los argumentos más grandes que la vida desarrollados con los presupuestos más pequeños del mundo, pero no por ello vamos a defender hasta la tumba una cinta como Terror en el espacio.
Hay que reconocer al César lo que le pertenece: Mario Bava, su director, posée una potencia plástica inquebrantable, genera imágenes turbias e irreales, perspectivas imposibles con decorados de cartón, estados alterados con una fotografía brillante, con formas imaginativas y colores casi psicodélicos. Y el argumento, la pericia de una nave espacial abducida por un misterioso planeta asesino, tiene potencial (de hecho tiene muchos y muy sospechosos puntos de contacto con Alien de Ridley Scott).
Pero a partir de estas virtudes, con las que debemos contar para calibrar globalmente la cinta, no deberíamos cegarnos (he leído críticas qe hablan de meta-cine y otras cosas más abstractas para tildar de obra maestra a una cinta que en absoluto lo es). El guión no apoya el interés apriorístico del argumento, los actores son de traca (por malos, claro) y los diálogos, de lo más burdo que recuerdo. Así, pese a la habilidad por buscar (¿conseguir?) una tensión creciente, los hándicaps impiden que el espectador entre en la ficción. Todo se observa desde fuera, somos conscientes del trampantojo por sus fallos de bulto, del mismo modo que apreciamos los valores de la cinta y de su director, un clásico del cine B italiano reconocido maestro del terror.
Ah, eso sí, los trajes espaciales son impagables.

2 comentarios:

icsm14 dijo...

¡Caspa, caspa! Esta me la tienes que dejar. ¡Por Dios; qué pintiña los de la foto!

Octavio B. (señor punch) dijo...

¿no la tienes? nada, te la paso. Eso sí, copia en castellano, no me maté a rebuscar.
Y sí,caspa, buena definición :) pero caspa de autor, caspa de Mario Bava (¿caspa de baba? puajjj)