02 febrero 2009

TROPIC THUNDER, de ben Stiller



En estos tiempos Internet y los mass-media forman parte de la estructura global de un producto, así que una película como Tropic Thunder comienza, en el fondo, antes de que se apaguen la luces de la sala. El DVD trae, por suerte, todo el paquete, que así disfrutamos de una tacada. La cosa es la siguiente: Ben Stiller, el humorista que resulta ser un buen director también, ha ideado una burla contra Hollywood, al documentar el rodaje de una (falsa, claro) película bélica que va de desastre en desastre por culpa de un equipo absolutamente idiota. Pero esta peli no es todo. La broma comienza en un clip estrenado en los MTV Awards donde el director y los actores principoles hacen un gag propagandístico desternillante, donde ellos mismos son el centro de sus burlas en sangrante parodia de sus propios personajes públicos (tras un asesinato “en directo” Robert Downey Jr dice “oh, mejor me las piro, que estoy fichado” o algo así). Luego, nos vemos “Rain of madness”, el reportaje sobre la película de la ficción, o sea, la cinta que se rueda en “Tropic Thunder, una guerra muy perra” (y que es la adaptación del best-seller Tropic Thunder, de un veterano del Vietnam). Se describen las dificultades increíbles del rodaje. Un Apocalipsis, je.
El tercer paso es ya la propia Tropic Thunder, que comienza con…tres trailers de falsas cintas de los actores que protagonizan la película. Espero que se me sigas: cine dentro de cine, dentro de cine, fuera de cine en unos premios televisivos, en falsos promos… parodia sobre parodia, cachondeo puro y desmadrado, autoparodias de los actores (Downey Jr está enorme, Tom Cruise borda su cameo), muchísima mala baba y más sal gruesa como forma de vindicar su papel, el de Stiller, como nuevo rey de la comedia. Y es que no nos engañemos, la risa pocas veces fue refinada en la historia del cine. Más allá de las victorianas comedias de situación de Lubitch está la feroz guerra de sexos de Hawks, las tartazos de Sennet, la locura de los Marx, la mirada soez de Monty Pyton. Y Ben Stiller, como autor total de Tropic Thunder, se hunde en esta raíz popular para renovarla.
Tropic Tuhder es, en fin, una parodia con muchísima mala baba, donde no se respeta a nadie (de hecho, al hacer que te rías –y a carcajadas- con sus gags brutos, también te está poniendo en la picota… eres así de soez, no lo disimules, te estás partiendo el culo). Bueno, sólo quiero decir que me he reído desde antes del comienzo de la película (sobre todo con el “trailer” de “El callejón de Satán”, donde Robert Downey Jr y Tobey McGuire hacen de frailes homosexuales) hasta el último y desternillante baile que cierra los créditos. Que en fin, he disfrutado con su bilis, con su falta de estructura tan desmadrada, con su nivel interpretativo (Nick Nolte también lo borda, y Black Jack)
Por su acidez, por su desparpajo, pos sus situaciones absurdas y políticamente incorrectas, pos su mal gusto inteligente, por su panda de idiotas (adictos, memos, farsantes, codiciosos, divos... nadie se salva), comedia del año, o yo que sé… ¿de la década?


Mientras nos lo pensamos, os cuelgo el anuncio de "Satan's alley" para echarnos unas risas (VO Subtitulada)







4 comentarios:

Mar dijo...

Este Mister Stiler es más listo que un cerrojo, sabe lo que se trae entre manos y rodearse de un grupo muy estupendo, que destilan tanta mala leche como ganas por pasarlo bien. Cada vez, a mejor, que no es algo que se pueda decir de mucha gente...

Besitos

Octavio B. (señor punch) dijo...

ahí, ahí... porque quien la vea como una simple peli de humor chabacano más, no sólo no la ha entendido, es que, me temo, se pierde todo un movimiento generacional de nuevo humor made in Hollywood, que además tengo muy inexplorado (soy muy leido pero no tengo demasiado tiempo para ver cine, la verdad), pero viendo esto lo voy a rastrear, oh sí... joder, mira que me he reido con Downey, ¿quién puede pensar un papel así, un actor "del método" que para meterse en la piel de un soldado se opera y cambia de raza? y el tío, genial, todos, nadie está histriónico... salvo Cruise, claro, que se le nota que lo pasó como un enano (el baile, veo en el documental, lo improvisó sin venir a cuento en un ensayo, o en un descanso, y lo metieron, claro, a ver quién es el idiota de dejarse eso fuera... no es que esté actuando, se está riendo de sí mismo como icono de Hollywood (y esta peli ¿qué es sino eso, reirse de la industria?)... no si tengo que repetirla, en V.O., que me la ví doblada."te enseñaré a hacer malabares" dice con las manos amputadas... ay, mira que necesitaba algo así, reirme como un burro durante dos horas sin parar...

Anónimo dijo...

El video ya no está disponible por temas de copyright
Buaaaaahhh
Tendré q hacerme con el dvd o similar pa'verlo

Octavio B. (señor punch) dijo...

se alquila con unos colegas, se pilla algo de cena y hasta sale todo barato (y las risas que os pegáis)