23 marzo 2009

GREEN LANTERN, de Geoff Johns e Ivan Reis

Geoff Johns es uno de los comodines actuales de DC cómics, y no puedo decir que conozca apenas una mínima parte de su obra. Lo más insistido por mi parte fue la saga de la Guerra de Siniestro Corps, donde por un lado verme envuelvelto en un universo cohesionado y complejo, excesivamente end´gámico, friky, no me resultó nada atractivo. Pero por otro se evidenciaba que Johns es un buen guionista de tebeos superheróicos. Como Byrne hace muchos años, no inventa nada pero domina su entorno y sabe cómo hacer tebeos de capas y rayos majestuosos, "bigger than life", atractivos para su lector natural (preadolescente). Por eso me atrajo el nº 1 (en plan relanzamiento) de Green Lantern, para comprobar si, despejado de una trama que viene de lejos (todo el embrollo de la mega-guerra estelar de los Siniestro Corps) se confirmaban mis intuiciones positivas.

Y bien, en los tres números que compila este inicio, Johns narra los orígenes del superhéroe de nuevo, incrusta aquellos argumentos que él desarrolló/desarrollará (que si la Noche Oscura, que si Siniestro...), y cuenta una típica-típica de superhéroe cósmico, le da su pasado (y su carácter) de un brochazo como suele hacerse en el más tópico tebeo de superhéroes, lo hace prodigioso y asombrso, lo inserta en un cosmos de ciencia ficción (el que ya era propio del Linterna, pero volviéndo a explicarlo desde cero) y va planteando subtramas. Que se trate, pues, de un año-uno juega a favor de un tebeo sencillo, que debería gustar a cualquier chaval con ganas de grandes y fabulosas historias (su dibujo, a cargo de Ivan Reis domina los tópicos y narra con profesionalidad, dotando a su Lantern del necesario hálito de "grandeur") y no deja de tener un agradable sensación de déjà vu (de aquellas sagas setenteras de Roy Thomas o Jim Starlin).
Entretiene, no asombra en absoluto, no ofende en ningún caso, es artesanal y honrado. Tal como está el género, me basta.

5 comentarios:

probertoj dijo...

"envuelvelto en un universo cohesionado y complejo, excesivamente end´gámico, friky, no me resultó nada atractivo".

Cierto, pero otra de las gracias de Geoff Johns es que mucho de lo que allí parecía referencial era invención propia. Por ejemplo, la cantidad de fichas de Green Lanterns. Planeta acertó en la edición española al meter la historia de Alan Moore en la que se basa todo lo que Geoff Johns lleva haciendo.

Por otro lado, encontrar hoy en día un guionista con sentido del espectáculo y capaz de hacer el bigger-than-life sin que sea sólo fuegos artificiales es muy complicado. Por todo eso (y por Ivan Reis), yo le doy cuatro estrellitas "estodiguenses".


Pd: Cuidadín en el título, se te ha colado la J.

Octavio B. (señor punch) dijo...

"Jeoff", menuda tontería... corregido.
Y de cuatro estrellas sobre cinco ni de coña, vamos. Aprueba, está bien, pero los ochos no los doy a la ligera.
El último tebeo de pijamas que para menda lo merece es el Batman de Pope, supongo (si se lo dí, que no recuerdo, pero bien hubiera podido)

Octavio B. (señor punch) dijo...

(de hecho, si pensamos que media estrella es un 1, le doy un seis, eso es una nota ya interesante)

probertoj dijo...

BUUUUUUU

¡Gafapasta!

XD

Octavio B. (señor punch) dijo...

jeje... no, pero hay que ser ecuánime. Si a la Patrulla x de Cláremont y Byrne les di 3'5, ¿piensas que Jhohns (por cierto, qué nombre más puñetero para escribirlo maltiene el pavo) merece más que aquella etapa?¿Está Geoff revolucionando el género o algo así, o simplemente haciendo un dignísimo y típico (en el buen sentido) tebeo de supers?
ea, un seis y a otra cosa, que me ando leyendo Superspy (seré gafapasta, jejeje... pero el nº 2 lo pillaré, y puede que la cole en general)