02 marzo 2009

THE PAINS OF BEING PURE AT HEART, Idem

Reseña para mayores de 22 sin prejuicios:
Cuatro chavales han parido un disco de debut que es una carta de amor a sus ídolos, un ejercicio transparente de copio y adapto, un juego en el garaje de papá que ha visto la luz (y que está comiéndose el mundo indie). Es difícil no ver la sombra de los My Bloody Valentine pre "Isn't anything" en Come Saturday, el homenaje a The Jesus and Mary Chain en Gentle Sons (directamente, a Just Like Honey, de la que roban el ritmo y lo infectan del muro de distorsión de los Reid), no intuir las influencias de Yo La Tengo en Contender, o incluso advertir el poso de los primeros R.E.M. en The Ternure Itch. Añadimos hits de pegada inmediata (This love is fucking right, título indie del año; Everything With You, el single de adelanto, tan cercano al espíritu de los primerísimos Planetas, los de Mi Hermana Pequeña o Pegado a tí, como a los Pastels, otro referente claro) y tenemos el cóctel perfecto para dar el pelotazo indie en 2009.
Y finalemente, desde el propio nombre del grupo estos cuatro casi-niños no engañan y demuestran ser muy conscientes de la jugada estética que nos proponen en su debut (inocencia, juventud eufórica, desparpajo y talento)
Cómpralos

Reseña para menores de 22 qie aún no se han contaminado del enciplopedismo músico-histórico:
Cuatro chavales han sacado un disco de debut para sentirse bien y contagiarlo: melodías redondas, adhesivas, eufóricas pero con un puntazo desganado totalmente cool, canciones sobre el amor envueltas en guitarras sucias, distorisonadas, ruidosas. Young Adult Fiction o Stay Alive entran a la primera, Hey Paul empieza pop pero a los segundos estalla en guitarras distorsionadas (sin abandonar la melodía pegadiza). Este es un discazo que se debe escuchar a toda caña, un disco para saltar, cantar a gritos y salir a comerse el mundo. Y por extensión, The Pains of Bein Pure at Heart son un grupo con un don para las melodías que redondea diez canciones y las lanza en treinta minutos largos, diez temas que nunca bajan la guardia, eufóricos, pop, enormes.
Cómpralos.



2 comentarios:

fnaranjo dijo...

Pues sí suenan bien, sí... Me lo apunto.

Octavio B. (señor punch) dijo...

...y son diez temas, y todos al nivel. sí, está muy bien, no inventan una quinta dimensión, pero muy bien además, el nombre es muy bonito,:)