25 abril 2009

SUPER SPY, de Matt Kindt

Super Spy, de Matt Kindt, es una obra poliédrica, y además una suerte de constructo, de cubo de rubik en forma de tebeo. Fusión de fondo y forma admirable, las diversas micro historias de los avatares de un grupo de espías forma una retícula desordenada, no lineal, que el lector puede, si quiere, ordenar. El método es sencillo: cada capítulo tiene un código numérico que revela el orden cronológico de la historia. No es necesario someterse a ello para entender el relato, quede claro.
El espionaje (al menos como mito moderno) es eso, un artificio constante, una red de vigías ocultos, identidades falsas, métodos encriptados para comunicaciones de tú a tú sin interferencias transversales. La mente del espía debe, a decir de Kindt, ser un laberinto desfigurador, implacable. Pero bajo ese cerebro inevitablemente latirá un corazón. Este cómic-puzzle es reflejo de la esencia del profesional del alto espionaje, pero lo que nos narra, bajo una piel de acción, violencia, ocultamientos y persecuciones, es el corazón, el dolor. Revela, en fin, la tristeza profunda que provoca vivir en una realidad como la del espía, fragmentada, paradójicamente irreal y desapegada necesariamente a lo que realmente importa (amor, familia, felicidad personal). Hay en todas esas pequeñas-grandes historias cruzadas una esencia, que como lector desentrañamos antes que en los hechos y los actos, en las miradas tristes, en los silencios impuestos, en el dolor callado de sus protagonistas.

Todo ello contado con una variedad de recursos y soluciones plásticas envidiable (juegos compositivos, diversos acabados que van del blanco y negro al color o los bitonos…), con unos textos secos y exactos, y con una osadía que, en correspondencia con los resultados, convierte Super Spy en el tebeazo del primer trimestre del año en curso, tebeo que no por exigente con el lector (a estas alturas todos entenderéis que no se trata de un tebeo de fácil lectura) resultará menos gozoso como experiencia lectora.
Como obra que lo pone a huevo, no ilustro con las consabidas portada y viñeta, sino con un anuncio collage bien bonito).

5 comentarios:

Jose Manuel dijo...

Esperaba esta reseña tuya, entonces:

Mes de Mayo, no hay niños pero sí superhipoteca, luego el dinero esta mu'justo. Que adquisición me recomiendan los expertos del siguiente listado:

a)Super Spy
b)All Star Superman
c)Los pasajeros del viento (y su traducción y su precio, que es mayor que el de los otros dos juntos).

Thanks.

Octavio B. (señor punch) dijo...

eh, si metes El Almanaque de mi padre ya me sitúas los cuatro puntos cardinales de la historieta mundial :P
A ver... All Star tardará en salir, descartado, porque ni lo he leido.
De los otros dos, pues, tú mismo. Yo pediría en una bilbio, que ahora entre desideratas y red provincial de bibliotecas esto va muy bien, Los Pasajeros del Viento. Porque si andas apretado de pasta, es un dineral. Por otro lado, como ves Super Spy puede darte para dos (o más) lecturas sin problema, según quieras ordenarla tú mismo. Eso en relación horas de disfrute-precio, da una solución muy interesante, ¿eh? Además es muy buen tebeo... auqneu lo de Bourgeon es Historia fundamental del cómic, eso sí.
Tú mismo.

fnaranjo dijo...

¿El de Superman no salía para el Saló?

Octavio B. (señor punch) dijo...

para el saló, que yo sepa, efectivamente. Es el pijama que todos queremos leer :)

David. dijo...

Aunque me apetecía mucho leerlo, lo descarté, por dinero, como siempre, pero ahora estoy volviendo a considerarlo, tras leer tu reseña. Tal vez caiga, aunque a ver, porque indudablemente hay que seleccionar.

Saludos.