17 mayo 2009

ABE VIGODA, Skeleton

Hardcore, No-Wave, ritmos dislocados y acelerados, fraseos repetitivos, epilepsia. Y en su nuevo largo, un nuevo ingrediente: tropicalismo... la sucesión furiosa de temas que empaqueta el último trabajo de Abe Vigoda podría describirse como la cópula de El Guincho, Animal Collective (los de hace años, los más radicales) y alguna marcianada del sello hardcore Alternative Tentacles. Puede que se me escapen nombres, pero los que están, nos valen como referentes.
No hay mucho más que quiera decir respecto a Skeleton: si manejas y disfrutas las referencias apuntadas, gozarás con el trote desbocado de Animal Ghosts, con las cacofonías vocales de Death city/Waste wilderness o con los ritmos afro de The Garden.
Como Abe Vigoda no son una banda fácil, sino del saco de las cosas chuscas y bastante impenetrables, creo que su disfrute depende del bagaje de cada cual. Si miramos, no obstante, la evolución del grupo, convendremos que más allá de gustos personales, frente a disparos previos (al aire), Skeleton mantiene claro un rumbo y una intención mestiza, caótica e inventiva. Por tanto, crecen. Mejoran.
Personalmente creo que no va a quedar como disco de cabecera en mi añada personal (está fechado en 2008), acaso por andar yo más disperso, prefiriendo estos días cosas más "fáciles", pero sí como una de las propuestas más arriesgadas que he escuchado últimamente y por tanto merecedoras de atención.





No hay comentarios: