23 mayo 2009

bicefacebook

Resulta admirable la capacidad del ser humano para extraer arte de lo más prosáico. O al menos talento en bruto.
Uno pensaba que Facebook apenas era un chiringo para soltar chorradillas, pequeñas notas biográficas y acaso establecer (con mayor o menor grado de exhibicionismo) un diario personal. Además de servir para localizar a amistades desaparecidas, y tal. Vale.

Y enonces, gracias a probertoj (que conste) descubro cómo algún loco maravilloso ha transformado esa plataforma social en un vehículo interactivo de expresión disparatada, gótica, surrealista, divertidísima, sórdida, absurda, inteligente y, a la postre, tan original como magnética (que nunca calle, por favor). Les presento a...


"Odio cuando la gente bicéfala me habla con sus dos cabezas al mismo tiempo"

"¿Por qué llamarlos «hermanos», como si fueran dos individuos canónicos que, por un mero «accidente embriológico» aparecieron unidos entre sí por alguna parte de sus cuerpos que no afecta a la autonomía de sus espíritus? ¿No estamos siendo víctimas del desbordamiento del concepto-clase que circunscribe a los individuos canónicos sobre organismos diferentes? "

Con estas preguntas comienza el periplo de entradas de "Odio cuando...", un remolino de situaciones kafquianas entre el delirio y la pesadilla que, además, se enriquece con comentarios igualmente alucinados. De muestra, un botón: un tal Despropósito completo exclama: "En nombre de la Asociación de Madres Solteras de Niños Bicéfalos os hago llegar que nos parece muy mezquino por vuestra parte que frivolicéis con un problema tan duro como este. No os podéis hacer una idea de los difícil que es sacar adelante a DOS bocas que alimentar."

Y mientras, impertérrito, "Odio cuando..." prosigue su descripción de situaciones de terror dadaista con bicéfalos imposibles, mientras terceros suben fotos de bicéfalos varios al muro (el muro es algo así como la pizarra donde se escriben los comentarios públicos).

El completo delirio, señores.

Pasen un buen rato. Si quieren conocer a Odio cuando la gente bicéfala me habla con sus dos cabezas al mismo tiempo, pinchen aquí. No se arrepentirán.

2 comentarios:

probertoj dijo...

Un delirio lynchiano que ennoblece a algo tan "para perder el tiempo" como Facebook

Joaquín dijo...

Hey amigo. Sé que esta entrada es antigua, pero la acabo de encontrar buscando información sobre la página que creé y que acaban de cerrar por motivos ciertamente obtusos.

Agradezco mucho la atención prestada a mi gamberrada surreal-terrorífica, todo un honor.

Te dejo este enlace:
http://sepulcravo.tumblr.com/post/1250256144/facebook-extermina-sin-contemplaciones-mi-pagina

¡Salud!